Certifícate como Coach de Equipos de la mano de pioneros del Coaching.

Certificación Internacional Coaching de Equipos ICC.

Daniel Álvarez Lamas(1), director de esta Certificación, nos hace una observación importante desde la que queremos comenzar este artículo: “hacer coaching individual es muy diferente a hacer coaching de equipos. No obstante, para hacer coaching de equipos es necesario conocer las competencias que requiere el ejercicio del coaching individual”. Es por esta coherencia en el diseño de la formación, entre otras, que esta Certificación Internacional ha sido galardonada con el Premio Europeo a la calidad (EQA) por la European Coaching and Mentoring Council (EMCC).

Veamos un poco más de qué hablamos. Por ejemplo, si alguien tiene una formación en coaching individual, incluso aunque sea experto en ello, no tiene asegurado el correcto ejercicio del coaching de equipos. No obstante, sí le facilita ciertas competencias de base como la escucha; las preguntas poderosas; el abordaje de creencias, hábitos y anclas; la conexión con el objetivo y los valores; la capacidad para convertir obstáculos en recursos, etc., que son transferibles a esta disciplina, aunque diferente en su aplicación. Es decir, cuando hacemos coaching de equipos, consideramos a éste como una entidad única, con su identidad y su carácter propio, por lo que el equipo necesita herramientas específicas y distintas del individuo. Por otro lado, al igual que no hay dos personas iguales, tampoco hay un equipo igual a otro, por lo que el coach necesita entrenar estas herramientas para que su aplicación sea muy versátil.

De esta forma, siguiendo esa premisa de coherencia, esta formación incluye un módulo sobre coaching individual para quienes no son expertos en esa materia, con el objetivo de darles la seguridad necesaria para la intervención en equipos, siempre teniendo en cuenta que la máxima de esta disciplina es hacer que todos sientan que su máxima expresión la consiguen funcionando como sistema, juntos, cooperando y aportando lo mejor que cada uno puede aportar. Efectivamente, cuando las personas toman consciencia que son parte de algo más grande, entienden que pueden maximizar sus resultados y su rendimiento funcionando desde la mejor versión de sí mismos y trabajando sincronizada y conjuntamente con el resto de las personas que conforman ese sistema particular.

Sin embargo, todo lo que hemos venido diciendo no ocurre por arte de magia y tampoco de un día para otro. El equipo como tal, es, siente, piensa, tiene un estilo de trabajo, normas que seguir, creencias, motivaciones, valores, etc. Es decir, una serie de aspectos que definen qué y cómo las personas hacen lo que hacen, y que diseñan el recorrido en el que el coach de equipos tendrá que trabajar para conseguir que maximicen su rendimiento y lograr esa ansiada coherencia entre el ser, el sentir y el pensar.

Sobre la Certificación.

En cualquiera de sus dos modalidades -online o presencial-, la Certificación en Coaching de Equipos del Instituto Ben Pensante permite acceder a las pruebas para certificarse como Coach de ICC y, con ello, la posibilidad de ser incorporado en sus ficheros como Coach Internacional. Además, permite el acceso ilimitado al Campus Virtual de ICC y del Instituto. Una particularidad es que -en su modalidad online- se expide el titulo de «Experto en Coaching de Equipos Online” que permite acceder a técnicas y herramientas específicas para intervenir en espacios virtuales.

Por todo lo mencionado, esta Certificación es ideal para Coaches que deseen ampliar sus servicios; para Líderes de gestión que quieran pautas claras y contrastadas para alcanzar el máximo rendimiento de sus equipos; para Responsables de RR.HH. que busquen mejorar sustancialmente su intervención en las organizaciones.

Sobre los beneficios de la formación:

  • Acceder a una Certificación Internacional en coaching de equipos.
  • Incorporar habilidades específicas a partir de una metodología probada 100% práctica.
  • Vivenciar una estructura segura para hacer coaching y liderar equipos nacida de dos de los principales pioneros: Joseph O’Connor y Andrea Lages.
  • Enriquecer el currículum como coach o consultor con una disciplina clave para la implantación de procesos de cambio y/o transformación en cualquier organización.
  • Guiar equipos hacia su mejor versión, potenciando el talento y la motivación y el rendimiento.
  • Aprender a gestionar la dimensión humana y la interacción del equipo, que representa el principal obstáculo para procesos de consultoría como Lean Management, Six Sigma y otras metodologías que mejoran la productividad.

Sobre el final de la Certificación:

Este original y pensadísimo final nos invita a vivir y sentir el Camino de Santiago juntos, a desandar lo aprendido de una forma novedosa para crear una experiencia individual, de equipo, artística, natural, cultural y/o un infinito etcétera. No hay slogan que seguir ni especificaciones sobre qué experimentar. El camino es lo que cada uno quiere que sea; es ver, afrontar, superar y, sobre todo, disfrutar, enriquecer, compartir y capitalizar todo lo aprendido con los compañeros y compañeras de viaje. Por ello, se trata de un final que sólo supone el comienzo de nuestro recorrido. ¡Déjate sorprender!

(1)  Daniel Álvarez Lamas es fundador del Instituto Ben Pensante, Coach, Formador y autor del libros como “Coaching para líderes”, “Cómo pensar bien” y “Coaching de equipos”, entre otros.

Arrowbreaking para empresas: una actividad de alto impacto energético, cognitivo y emocional.

El poder de la metáfora.

El arrowbreaking es una técnica disruptiva que permite que las personas y equipos experimenten su poder individual y conjunto. Consiste en romper una flecha de madera colocando la punta de ésta en el centro de la garganta y, curioso o no, representa una de las técnicas que utilizaban los Sioux para convertirse en guerreros. Lo cierto es que este team building de arrowbreaking, si bien tiene un alto impacto neuronal en los participantes y equipos, no tiene como objetivo exponernos a un riesgo, aunque sí, en algún punto, nos propone convertirnos en guerreros/as. No seamos dramáticos, todo tiene una explicación. Empecemos por mostrar un vídeo muy breve que nos recrea un momentito de la actividad.

Lo ha visto el lector. Todos parecen estar pasándola estupendamente bien. En off, el lenguaje no verbal nos da una buena pauta de ello. Entre otras cosas, de la templanza y profesionalismo del instructor, de la concentración y el compromiso de los/as participantes, y del cálido y emotivo abrazo final. Todo esto es un poco de lo que apreciamos en este compacto compartido aquí. No obstante, tal y como nos señala Manuel de la Rosa, el dinamizador de este team building y experto en técnicas de alto impacto, la actividad inicia con una breve introducción sobre cómo funcionan los miedos y las creencias limitantes en la mente, comparte con los participantes los objetivos a conseguir y, acto seguido, los invita a la acción; a convertir esos conceptos teóricos en realidades prácticas. ¿Cómo? Proponiéndonos dar un paso adelante.

Un paso hacia delante que, como metáfora, tiene un poder extraordinario. Si lo pensamos, un paso adelante es lo que necesitamos en cada decisión que tomamos en la vida tanto para romper con una relación tóxica, como para cambiar de trabajo, comenzar un proyecto y/o un infinito etcétera. Pero eso no es todo. Como señala Manuel, la flecha no se rompe con la garganta, sino con la decisión de dar el paso hacia delante, producto del compromiso y la convicción con nuestro para qué. Y ese paso requiere todo de nosotros; es decir, nos involucra física, mental, energética y emocionalmente; todo eso, al mismo tiempo.

Técnicas de alto impacto y PNL.

“El propósito de la PNL es ser útil, incrementar las opciones y mejorar la calidad de vida”. John Grinder.

Las técnicas de alto impacto son actividades diseñadas para generar cambios en la personas. Entre otras cosas porque les permite tomar conciencia, alcanzar altos niveles de superación personal, mejorar la autoconfianza, romper con limitaciones, creencias y miedos, y proyectar la autorrealización personal y profesional. Además, se basan en los últimos avances y estudios sobre la funcionalidad del cerebro y sobre cómo este procesa la información, genera los pensamientos y realiza los cambios. Principios similares en los que se desarrollan otras técnicas como la PNL  y que son aplicadas en esta jornada de actividad.

El arrowbreaking, a través de PNL, tiene mucho sentido. La PNL es un modelo explícito y poderoso de la experiencia humana y de la comunicación. Utilizando sus principios es posible describir cualquier actividad humana que nos permite efectuar muchos cambios profundos y duraderos de manera efectiva, simple y rápida. Esto es -sobre todo- lo que propone la actividad. A cada participante lo invita a explorar su objetivo, su para qué y, compromiso mediante, dar ese paso con la convicción de todo su poder personal para alcanzarlo.

El abrazo final como metáfora de logro, reconocimiento y cooperación.

“Los abrazos exacerban las celebraciones y alivianan las penas”. Carol Miller.

Porque más allá de la superación personal, como hemos visto en el vídeo, el apoyo, el aliento y la celebración de todos los testigos de nuestro logro, representan la clave de esta actividad. El abrazo es el alivio, la emoción, la alegría, la contención y la empatía. Somos seres sociales. El festejo conjunto supone una fuerza que cuando se descubre se vuelve invencible, porque es el momento en el que por fin entendemos que si todos sumamos con lo mejor que tenemos, entonces el resultado del equipo siempre será infinitamente mejor.

Algunos de los beneficios de esta actividad:

    • Elevar los niveles de confianza y motivación individuales o de equipo.
    • Superar las resistencias a cualquier proceso de cambio personal o colectivo.
    • Enfrentar cualquier objetivo con la máxima convicción en que “sí se puede”.
    • Vivir en primera persona el poder del pensamiento positivo.
    • Descubrir que los pensamientos no siempre dicen la verdad.
    • Experimentar una actividad de alto impacto energético, cognitivo y emocional.
    • Favorecer la comunicación y la cooperación en los procesos de trabajo.

Sobre la metodología y la modalidad.

Hasta aquí hemos descrito brevemente de qué se trata la actividad. No obstante, también es importante mencionar que la misma puede desarrollarse en cualquier lugar del territorio nacional, que no requiere ningún tipo de preparación física previa y que la duración total es de 2 horas.

Además, puede adaptarse a las necesidades y/o propósito concretos de la empresa; es decir, puede focalizarse en la motivación y rendimiento de equipos, plantearse como programa de incentivos, etcétera. Por sus características, este team building está dirigido a CEO’s, mandos intermedios, líderes de gestión, equipos de trabajo y/o áreas o departamentos de negocio.

La vida nos plantea todo el tiempo retos que debemos superar. Algunos de ellos, sino la mayoría, nos requiere un poco “amorosamente guerreros/as”. Y entonces pregunto, ¿están preparados/as?

Aumenta la efectividad de tus reuniones de trabajo (calcula el coste de la NO productividad).

Si todo es prioritario, nada realmente lo es.

¿Cuántas horas se desperdician en las empresas con reuniones que no van a ninguna parte? ¿Cuánto recursos y energías que se gastan convocando encuentros que no definen ningún plan de acción en concreto? ¿Cuántas reuniones malgastamos porque no tenemos idea de cómo convertirlas en herramientas efectivas? Será por estas cuestiones, entre otras, que las reuniones representan a uno de los grandes ladrones de tiempo en la empresa.

Un informe de EAE Business School, señala que España sólo cuenta con un índice de productividad del 31,5%, pese a que los españoles pasan una media de 1.695 horas en la oficina. Entonces podríamos preguntarnos, ¿cuántas de esas horas improductivas podríamos asociarlas con reuniones laborales?

En tal sentido, los datos recogidos por WorkMeter en su estudio anual sobre gestión del tiempo de trabajo, nos da un poco más de detalle y nos muestra que del tiempo total que pasamos en reuniones:

  • El 61% corresponden a reuniones programadas. Tiempo Medio de Actividad (1) (TMA) de 23 minutos.
  • El 39% restante a reuniones imprevistas o improvisadas. TMA de 18 minutos.

Todo subraya la necesidad de cambiar hábitos de forma imperativa en relación a la forma de reunirnos dentro de las organizaciones, empezando por abordar las cuestiones vinculadas a las mismas con herramientas que nos ayuden a concluir en buenas prácticas y buenos resultados. Nos habíamos referido a ello en un artículo anterior cuando destacábamos la importancia de definir la tipología de las reuniones y de identificar los actores clave que tienen que participar en cada una de ellas y en cada etapa; mencionábamos también algunas de las tecnologías específicas para facilitar la mirada sistémica, la acción y la planificación.

Ahora bien, siguiendo con la idea de convertir las reuniones en espacios rentables, productivos y efectivos, la idea es sumar herramientas que nos faciliten resultados visibles y concretos; es decir, para hacer que las cosas realmente sucedan. En tal sentido, más cuestiones son abordadas de forma práctica en el Programa de Reuniones Efectivas y describimos dos de ellas de forma breve a continuación.

1. Entorno de trabajo KANBAN. Perspectiva Agile.

KANBAN es un proceso analítico sofisticado para ayudarnos a seguir el rendimiento en detalle, detectar los cuellos de botella, repensar e implementar los cambios necesarios. Su objetivo fundamental es facilitarnos la gestión a través de visualizar rápidamente cómo se van completando las tareas y, en tal sentido, poder gestionar, definir y controlar el flujo de las mismas en relación a sus estados, seguimiento, limitaciones y prioridades de manera efectiva y flexible. Veamos un gráfico que resume estas cuestiones.

2. Costes y Mermas en las reuniones.

Cuando tenemos que tomar una decisión, ¿tenemos idea del coste de las reuniones que tendremos que llevar adelante para ello?

Es decir, habiendo definido la tipología, las etapas y habiendo identificado los actores participantes de cada encuentro, también es clave determinar el coste que implican cada una de las reuniones que serán necesarias hasta tomar una decisión final. Tomemos el ejemplo de un caso real que muestra el coste de 4 reuniones de trabajo para decidir sobre una compra de 1.600 €.

Es importante señalar que en el ejemplo se computan exclusivamente los costes directos al tiempo de la reunión; no se contemplan preparativos, logística o el coste oportunidad (aquello que podrían estar haciendo estas 5 personas si no hubieran tenido que estar en la reunión).

(1) El TMA es el índice de concentración del tiempo en que se trabaja sin interrupción en una misma actividad.

Metodología Belbin: mucho más que 9 Roles de Equipo.

Meredith Belbin, el creador de esta metodología señala que “un rol de equipo es una particular tendencia a comportarse, contribuir e interrelacionarse con los demás de una determinada manera”. En tal sentido, producto de diversas investigaciones, identificó 9 estilos de comportamiento diferentes (o contribuciones) que las personas muestran en el lugar de trabajo. Estos Roles son:

  1. Coordinador. Maduro, seguro de sí mismo, identifica el talento. Aclara las metas. Delega eficazmente.
  2. Impulsor. Retador, dinámico, trabaja bien bajo presión. Tiene iniciativa para superar obstáculos.
  3. Investigador de recursos. Entusiasta, comunicativo. Busca oportunidades y desarrolla contactos.
  4. Cerebro. Creativo, imaginativo, librepensador. Genera ideas y resuelve problemas difíciles.
  5. Cohesionador. Cooperador, perceptivo, diplomático. Escucha e impide los enfrentamientos.
  6. Implementador. Práctico, de confianza, eficiente. Transforma las ideas en acciones y organiza el trabajo que debe hacerse.
  7. Finalizador. Esmerado, concienzudo, ansioso. Busca los errores. Pule y perfecciona.
  8. Monitor, Evaluador. Serio, perspicaz, estratega. Percibe todas las opciones y juzga con exactitud.
  9. Especialista. Entregado, independiente, con intereses limitados. Aporta conocimientos específicos.

Hemos mencionado sólo una descripción brevísima de las contribuciones de cada Rol, aunque el conocimiento detallado y profundo que facilita este Nivel Experto en la Metodología Belbin de Roles de Equipo en sus muchas vertientes, resulta una fuente inagotable de información que nos ayuda a cambiar de paradigma y dejar de centrarnos en las áreas de mejora para pasar a poner el foco en las fortalezas y en cómo las personas pueden añadir su máximo valor.

Esta Formación de Formadores ha sido diseñada para todos aquellos profesionales que deseen adquirir un conocimiento riguroso y detallado de la Metodología y de su aplicación práctica en una diversidad de contextos.

Mucho más que 9 Roles de Equipo.

En primer lugar, aclarar que de esos 9 Roles todos tenemos dos o tres dentro de los que nos sentimos cómodos; otros que podemos asumir si fuera necesario, y algunos que preferimos no adoptar en absoluto. Por ello, los Informes Belbin constituyen una herramienta potente, fiable y validada que permite obtener una mayor comprensión sobre cómo se comporta realmente una persona en el trabajo. Contiene orientaciones personalizadas y consejos útiles tanto para la persona, como para directivos, líderes de gestión y mandos intermedios, ya que proporciona una visión muy amplia sobre las fortalezas y debilidades de cada uno y sobre cómo contribuirán en el ámbito individual, relacional y de equipo.

Estos informes suponen una herramienta invaluable en procesos de:

  • Selección y promoción de personas.
  • Construcción de equipos de alto rendimiento y de relaciones de trabajo productivas.
  • Resolución de conflictos.
  • Orientación profesional.
  • Autoconocimiento y efectividad personal.
  • Comprensión de fortalezas y debilidades del comportamiento que no aparecen en un CV.

Sobre la Certificación, la modalidad y la metodología.

La estructura contempla una primera y breve fase online que tiene por objetivo, entre otros, cumplimentar un Inventario de Autopercepción Belbin y una visión de los compañeros de trabajo: Evaluación de los Observadores Belbin, que aporta una visión mucho más amplia y certera de las contribuciones de cada persona.

No obstante, la estructura es fundamentalmente presencial con una primera fase teórica y una segunda fase práctica en la que se revisa en profundidad la aplicación concreta de la metodología en procesos de desarrollo y formación, de selección, de trabajo en equipo y de relaciones interpersonales. El objetivo es aplicar todos y cada uno de los conceptos aprendidos para que cada participante pueda capitalizar el aprendizaje y para que pueda transferirlo fácilmente al desarrollo de su actividad profesional.

Se trabaja en grupos reducidos de hasta 12 personas y se hacen abordajes individuales, en parejas y en pequeños equipos. Al superar el examen de acreditación se extiende un Certificado firmado por Meredith Belbin. 

Sobre algunas de las competencias al finalizar el curso.

  • Hablar el lenguaje Belbin. El medio de interacción durante el curso y la base ideal para solucionar posibles problemas relacionales entre individuos y en el equipo.
  • Multiplicar las aplicaciones y enriquece tus sesiones. Ideas prácticas sobre cómo interpretar y aplicar los distintos informes en una gran variedad de situaciones y lo que pueden aportar para resolverlas.
  • Compartir tu conocimiento. Serás capaz de responder a las preguntas más exigentes y hacer frente a situaciones complejas que se dan en equipos, departamentos y organizaciones.

Sobre el final que sólo es un comienzo.

Una vez finalizada la Acreditación, cada alumno/a podrá consultar y recibir el feedback de los Expertos Belbin para resolver posibles dudas con respecto a los Informes, para preparar una sesión formativa; para recibir ideas sobre cómo utilizar alguna dinámica, etcétera. Además, formará parte la Comunidad Belbin, cuyo objetivo es mantener actualizado el aprendizaje y enriquecerlo a partir de diferentes casos y artículos.

Por otra parte, cada participante recibirá su Informe individual que podrá atesorar para comprenderse más y mejor en sus debilidades, fortalezas y áreas de mejora; para reforzar positivamente su seguridad, confianza y eficacia personal.

*Se trata de una metodología de referencia en la gestión y desarrollo de las personas y los equipos a nivel mundial. Actualmente, los informes Belbin están disponibles en 22 idiomas y la idea es aumentar este número y responder a las necesidades futuras».

Team Building de Hiperrealidad Virtual: sin cables, sin obstáculos, sin límites.

¿Quieres ofrecer a tu equipo la actividad más novedosa del mercado? ¿Te preocupas por sacar lo mejor de tu equipo? Atrévete a dejar que lo virtual se vuelva real y descubre las experiencias sin límites ni obstáculos. ¡Descubre la Hiperrealidad!

Cuando la creatividad se junta con la tecnología más nueva y potente del mercado, entonces todo puede pasar: mundos inmersivos, paralelos, alternativos, objetos que flotan y un largo etcétera. Todo ciertamente fascinante para las empresas y los directivos amantes de la gamificación y de las actividades de Team Building originales, vanguardistas, creativas e innovadoras.

La hiperrealidad virtual es una de las opciones más increíbles, poderosas y de más alto impacto que en España es posible vivir dentro del espacio de Red Helmet Experience. Alvaro Gámiz, uno de los creativos y creadores de esta maravillosa propuesta, nos señala que si bien el espacio cuenta con dos salas más, la sala de Hiperrealidad Virtual es la estrella, la más requerida, la más reservada y la más celebrada por todo lo que la experiencia supone desde que empieza y hasta que finaliza.

No obstante, también cabe señalar que a diferencia de muchas otras actividades tradicionales de team building en la que los/as participantes -sobre todo al principio- suelen mostrarse con cierto desgano y escepticismo, en esta en particular ocurre todo lo contrario. Desde el comienzo muestran inquietud, curiosidad, ganas de romper el hielo y los límites para explorar de qué se trata la propuesta. Veamos un poco algunas de las características más destacadas.

Una misión, un equipo comando, mucha estrategia y mucha acción.

Una sala creada específicamente para que los equipos de trabajo puedan, en un entorno distinto, participar de una propuesta lúdica, diferente y colaborativa. Unas gafas, unas mochilas de última generación y la capacidad de desplazarse dentro del espacio virtual igual que en el espacio real; es decir, sin cables, sin obstáculos y sin límites, hacen que esta sea la experiencia más inmersiva, más real y más excitante del momento. No obstante, si bien mencionamos previamente que una de las características para resolver la misión es la colaboración, también existe y es tan importante como aquella, el espíritu competitivo.

No entramos en contradicciones. La colaboración supone que cada miembro participante entregue su mejor hacer al equipo para resolver más rápido y más eficientemente una situación. Es decir, lo primero que tendrá que hacer será encontrar qué es lo mejor que puede aportar al equipo para que sea el mejor. De esta forma, su principal competidor/a será él/ella mismo/a; luego se verá si esa aportación fue la mejor de todas, la más útil, la más oportuna y/o la más eficiente de todas.

Cabeza, cuerpo, brazos y piernas dibujados en 3D. ¿Hay equipo?

Pero para que todo ese comando virtual funcione a la perfección, tendrán que:

  • Coordinar, planificar y asignar roles y funciones.
  • Mejorar la comunicación del equipo con la finalidad de diseñar estrategias dentro de un entorno adverso y hostil.
  • Fortalecer el círculo de confianza y colaboración.
  • Estimular el pensamiento lateral y creativo.
  • Potenciar el liderazgo personal y desempeñar diferentes roles.
  • Desarrollar habilidades psicomotrices.

Sobre la modalidad y sobre las distintas salas de juegos.

La actividad puede transcurrir contemplando entre 6 y 34 jugadores/as que realizan un circuito de juegos en 1 sala (en grupos hasta 17 jugadores), o en 2 salas (en grupos hasta 34 jugadores).


  • Sala A. 40 min de juego de Hiperrealidad Multijugador colaborativo sin cables.
 El juego más innovador del momento donde los jugadores se mueven por una sala real para desplazarse dentro del entorno virtual.

  • Sala B. 40 min de juego VR Arcade competitivo. Divertida competición de minijuegos donde demostraréis vuestras habilidades de puntería, velocidad, concentración y equilibrio. Deberéis demostrar qué equipo es el que se entiende mejor. La buena comunicación bajo presión es clave para ser los mejores en esta prueba.

Reivindicando la gamificación en el aprendizaje.

Hemos recorrido brevemente muchas de las bondades que tiene esta experiencia. Sin embargo, no hemos mencionado hasta ahora que la empresa también podría desarrollar esta actividad de team building con el objetivo concreto de, por ejemplo, dimensionar qué habilidades representan una fortaleza en cada persona y equipo y cuáles podrían mejorarse. Esto es gracias a que, como hemos visto a lo largo del artículo, la actividad invita a trabajar con muchas de las habilidades blandas más demandadas hoy por hoy como la comunicación, el liderazgo, el pensamiento creativo, etc.

A propósito de todo esto, Kapp, el famoso escritor, speaker y tal vez el mayor gurú del aprendizaje a través de videojuegos del mundo, ha puesto especial acento de la influencia positiva de la gamificación en el aprendizaje que ocurre tanto en el ámbito educativo como empresarial. Entre otras cosas, señala que el juego lleva a los/as participantes a un lugar fantástico en el que pueden experimentar situaciones sin ideas preconcebidas, desde la que pueden desarrollar otras perspectivas y miradas que luego pueden ser extrapoladas a su mundo habitual. También  menciona que los juegos promueven como casi ninguna otra cosa, el compromiso, la conexión, la implicancia y la motivación.

“Una vieja estación de tren, armados/as hasta los dientes y con el único objetivo de encontrar a los/as compañeros/as perdidos/as…” 

En la sala de hiperrealidad no hay obstáculos ni límites, ¿preparad@s?

Escape Rooms para Empresas: El Rescate.

“Una niña ha sido secuestrada. La policía ha puesto a sus mejores efectivos a trabajar, pero han llegado a un punto muerto y necesitan la colaboración de un grupo de expertos que les ayude a desbloquear el caso”.

Así comienza la aventura. Es el principio de los 75 minutos que hay por delante para resolver de forma colaborativa cada pista y, finalmente, el caso. Esta es la dinámica que propone este juego: El Rescate que tiene lugar dentro de Escape Khaos -en Madrid- y que entre sus particularidades permite que participen de forma simultánea hasta 100 personas.

Participar en equipos, entre otras cosas, permite a los/as participantes valorar las aportaciones individuales y dimensionar la importancia de cada una de ellas; incluso la propia. Es decir, se sorprenden de sí mismos/as, de los/as otros/as y de todo lo que son capaces de lograr de manera conjunta y colaborativa. Cuando frente a una pista, las habilidades de cada participante son puestas de manifiesto de forma natural, sin egos, sin especular y sin competir, entonces es mucho más factible arribar a una resolución exitosa. Y una resolución exitosa, por pequeña que sea, supone la celebración de un logro y una inyección de adrenalina para el equipo que los motiva a seguir investigando, descubriendo y resolviendo hasta el final.

Ese particular estado de entusiasmo, de concentración y de placer en el que nos encontramos cuando estamos inmersos en una actividad que estimula nuestras pasiones, nuestra curiosidad, nuestros intereses y sentidos se llama Estado de Flow, término introducido por el psicólogo Mihaly Csikszentmihalyi que se relaciona con la creatividad, el talento, la felicidad, y es uno de los pilares básicos de la psicología positiva. Él mismo lo define como un estado subjetivo que las personas experimentan cuando están completamente involucradas en algo hasta el extremo de olvidarse del tiempo, la fatiga y de todo lo demás, excepto de la actividad en sí misma”.

Efectivamente, el origen de las salas de juegos de escape está en Hungría y su creación estuvo basada en esta teoría de Flow o Experiencia Óptima.

No obstante, no todas las Escape Rooms fueron concebidas respetando las premisas que tienen que darse para que ese estado de Flow pueda suceder naturalmente. Por ejemplo, cuando las pistas son imposibles, cuando la meta no es clara, es demasiado simple o -por el contrario- es inalcanzable, entonces el estado de ánimo de los participantes está más cerca de la frustración, el estrés y el desinterés que del entusiasmo. Como señalaba Vince Lombardi, el reconocido entrenador de fútbol americano: “vamos a conseguir muchas cosas si pensamos que nada es imposible”.

Por ello, tanto el juego El Rescate como el resto de las Escape Rooms de Escape Khaos, siguen todos los principios para que ese estado suceda; entre ellos:

  • Una meta clara y alcanzable.
  • Un apoyo (Game Master) que les permita fluir sin detenerse en lo mismo demasiado tiempo.
  • Un tiempo de resolución proporcional a la complejidad del desafío (o al revés).
  • Un equilibrio óptimo entre los desafíos propuestos y las habilidades requeridas.

Una propuesta con muchos valores añadidos tangibles e intangibles.

Por las diferentes dinámicas que plantea, pero sobre todo por su espíritu lúdico, El Rescate tiene múltiples funcionalidades; desde el team building hasta jornadas de incentivos y talleres. No obstante, en ocasiones la utilizan como medio para facilitar la presentación e integración de un perfil nuevo, como estrategia de mejora de comunicación, como un medio para prevenir y/o resolver conflictos, etc. Incluso en muchos casos las organizaciones utilizan esta modalidad para la selección de personal. Por ejemplo, cuando hay varios/as candidatos/as para una misma posición, esta propuesta promueve que emerjan habilidades y roles que pueden resultar de particular interés para los requerimientos del puesto.

¿Cómo piensan en equipo? ¿Cómo toman decisiones bajo presión? ¿Cómo se comunican? ¿Cómo se complementan? ¿Cómo se organizan? ¿Quién lidera según el desafío? 

¡Corren los 75 minutos para descubrirlo!

#Reinvéntate

TU PASIÓN, TU ÉXITO

Suscríbete

¿Quieres estar al día de nuevos cursos y 
recomendaciones en materia de formación?