QUIERO MÁS INFORMACIÓN

Mastercook.

Vive la experiencia Mastercook.
Un evento único de Team Building Gastronómico.

Presión, rapidez, precisión, imaginación, creatividad, diversión y colaboración son sólo algunas de las competencias que se abordan en este evento de Team Building Gastronómico, diseñado y dinamizado por los expertos de The Playcook. La cocina siempre es un punto de encuentro; es como si alrededor de los fuegos ocurriera una magia que nos acerca a conversar, a compartir anécdotas, sensaciones, risas y saberes. Nos invita a construir aquello que nos proponemos transmitir.

Claro que no siempre ese objetivo está del todo bien logrado; pero incluso así, siempre se transmite algo. Como señala Ferrán Adrià “la cocina es un lenguaje mediante el cual se puede expresar armonía, felicidad, belleza, poesía, complejidad, magia, humor, provocación y cultura”. Ahora bien, y lo hemos visto en cantidad de oportunidades en el famoso concurso de TV, también puede transmitir confusión, excesos, falta de claridad, de organización o de ideas contundentes.

En cualquier caso, más allá del resultado, la idea es invitar a los equipos a este desafío Mastercook para que, en medio de una ambientación espectacularmente lograda y similar a la del plató de TV de Masterchef, desarrollen esta experiencia vivencial de competición. A continuación, mencionamos algunos de todos los aspectos que se ponen en juego durante esta actividad.

Espíritu lúdico y trabajo en equipo. Del caos al orden.

“La cocina es para divertirse: un hecho cultural y, también, un espacio lúdico donde jugar e interpretar”. Joan  Roca.

Como vemos, para disfrutar de este evento de Team Building no importa si hay o no conocimientos gastronómicos previos, ya que la intención final de la actividad no es convertir en chefs a los/as participantes, sino invitarlos/as a salir de su zona de confort habitual, para trabajar algunas competencias -como la creatividad, la delegación, la improvisación y la toma de decisiones- que son tan importantes para las personas en su vida particular y laboral.

¿Por dónde empezamos? ¿Quién lo hace? ¿Quién lo ayuda? ¿Qué hacemos primero? ¿Qué necesita más tiempo de cocción? ¿Cómo reemplazamos este ingrediente que nos falta? ¿Cómo hacemos una buena decoración del plato?

Todas estas son preguntas que se mezclan entre los equipos y las/os participantes durante los primeros de los 60 minutos de tiempo que tienen para cocinar. ¿El objetivo? ordenar, planificar, delegar y priorizar el trabajo y las tareas. Porque lo maravilloso de cocinar es que las recetas tienen una base, pero siempre es bienvenido un cambio, un ajuste, una vuelta más y un toque de originalidad.

Alto impacto sensorial. Una fiesta para todos los sentidos.

“La cocina es multisensorial. En el instante en el que pruebas un plato, la información que llega al cerebro es impresionante”. Ferrán Adrià.

Porque la comida es mucho más que sabores; la comida son olores, texturas, colores y emociones. Para explicar esto brevemente podemos recrear la escena del rígido crítico gastronómico de la película Ratatouille, Anton Ego. ¿Lo recuerdan? Un sólo instante, un sólo segundo en el que el olor y el sabor del plato lo remontó a uno de los pocos momentos felices de su infancia. Así de simple y así de claro las sensaciones suelen convertirse en emociones.

Chefs y nutricionistas. Comer rico y saludable es posible.

Y como hemos ido viendo en cada ítem que desarrollamos brevemente, se trata de cocinar, pero no sólo de eso. Por ello, expertos en gastronomía y en alimentación saludable supervisan de cerca, asesoran y guían a los equipos y participantes a que puedan explorar y descubrir nuevos recursos, para que puedan reemplazarlos por otros más sanos y nutritivos y/o para que sepan cómo combinarlos y lograr resultados innovadores y sorprendentes. Es decir, para que en ese tiempo limitado de realización sean capaces de construir una idea, volcarla en un plato y transmitirle a los comensales lo que se han propuesto transmitir. 

El premio final que fomenta la sana competición.

Luego de unas tres horas de esta actividad hay un cierre a cargo de los expertos gastronómicos que han dinamizado el desarrollo del evento. Es decir, continuando con el espíritu lúdico, y luego de haber observado de cerca el trabajo de cada equipo, repartirán premios y feedbacks en función a cómo han llevado adelante la construcción, la organización, la asignación de roles, la comunicación, la colaboración y otros puntos importantes hasta conseguir el resultado final.

Sobre las modalidades, el alcance y un poco más.

Mastercook puede realizarse en las instalaciones de la compañía (en Madrid y Barcelona), o bien bajo la modalidad In Company. En cualquier caso, la logística (los dinamizadores, la totalidad del material para realizar la actividad) está a cargo de The Playcook. La particularidad de este evento es que puede ser dinamizado tanto en un espacio abierto como cerrado, tanto el campo en la ciudad o en la montaña, y tanto para 10 como para 400 personas

Por último, adjunto el video que recorta ese momento maravilloso de la película Ratatouille del que hablábamos previamente, que nos deja en poco más de un minuto una clara evidencia de la relación que existe entre la comida y las emociones.

QUIERO MÁS INFORMACIÓN