Asistente Montessori: una propuesta pedagógica humanista e innovadora.

Curso Asistente Montessori, etapa 0 a 6 años.

El o la asistente es quien apoya al guía o docente de Educación Básica en las distintas etapas de la preparación del ambiente, aportando sus conocimientos en la elaboración de materiales y en la gestión de los recursos pedagógicos. Es decir, si bien es el/la guía titular quien marca el ritmo del aula, el/la asistente educativa colabora y participa activamente.

Ahora bien, esta formación como Asistente Montessori es una propuesta pedagógica humanista que cuenta con bases científicas y con un amplio reconocimiento a nivel internacional por su perfil innovador. Entre otras cosas, porque ayuda a los niños en el desarrollo holístico de todas sus dimensiones: física(1), cognitiva, emocional y social y en la etapa más importante del desarrollo humano: de los cero a los seis años. También promueve la habilidad de observación en el adulto, para entender el comportamiento de los niños y responder a sus necesidades. Veamos brevemente una descripción de las mismas.

De 0 a 3, la mente absorbente del niño es clave para su desarrollo. En esta etapa son curiosos, exploran, no tienen miedo a equivocarse y conquistan habilidades clave como el movimiento y el lenguaje oral. La mente absorbente es una forma mental exclusiva de la infancia que les permite asimilar sin esforzarse y de manera perfecta; sin embargo, no pueden decidir qué aprender y qué no. De ahí la responsabilidad del adulto de ofrecer un ambiente que permita un óptimo desarrollo.

Entre los 3 y los 6, el interés por percibir los objetos a detalle les ayuda a desarrollar la inteligencia al comparar, seriar, clasificar. En esta etapa aumenta exponencialmente su vocabulario. Aunque el desarrollo del equilibrio sucede básicamente en el primer año de vida, el niño seguirá perfeccionando tanto la coordinación motora gruesa como la fina.

En ambos casos, se diseñan actividades para cubrir todas las áreas de desarrollo de los/as niños/as, a través de materiales atractivos, progresivos y con su propio control del error. La variedad de estos materiales le dan bases sólidas a la diversidad de habilidades e inteligencias. “Seguir al niño es la norma de la educación en cualquier aspecto. El niño tiene sus leyes de desarrollo, y si queremos ayudarle a crecer, debemos seguirle, no imponernos a él”. Dra. María Montessori.

¡Doble titulación! 100% online.

A lo largo de 360 horas se abordan los fundamentos teóricos de la Educación Montessori desde el nacimiento hasta los seis años. Contempla el desarrollo de habilidades personales, entre las que destaca la capacidad de observación, para que el adulto, en este caso el/la asistentes, procure los cuidados necesarios y promuevan la autoconstrucción y la adaptación del niño durante la infancia.

La Doble titulación expedida por el International Montessori Institute tiene reconocimiento y validez internacional:

  • Asistente Montessori IMI 0-3 años.
  • Asistente Montessori IMI 3-6 años

Algunos de los beneficios/competencias al finalizar la formación:

  • Ofrecer herramientas teóricas y  prácticas para la implementación de la Educación Montessori en espacios para niños/as de 0 a 3 años y de 3 a 6 años (escuelas, familias u otros centros educativos).
  • Vivir la práctica educativa posicionando al niño/a en el centro del aprendizaje y respetando sus necesidades individuales de desarrollo físico, intelectual, emocional y social.
  • Facilitar un espacio de reflexión sobre la práctica educativa basada en las evidencias científicas.

Justamente por todos estos beneficios, la formación está diseñada para todas aquellas personas con interés por la primera infancia, ya que se trata de la respuesta a personas de todo el mundo que reclaman una educación diferente y más respetuosa para sus hijos. Por ello, también está dirigida a psicólogos, logopedas, pediatras, terapeutas, babysitters, padres y madres, educadores especialistas en necesidades educativas especiales, etc.

(1) La Educación Montessori considera las aportaciones de Emmi Pikler  y Elinor Goldschmied.

Metodología Belbin: mucho más que 9 Roles de Equipo.

Experto en Belbin.

Meredith Belbin, el creador de esta metodología señala que “un rol de equipo es una particular tendencia a comportarse, contribuir e interrelacionarse con los demás de una determinada manera”. En tal sentido, producto de diversas investigaciones, identificó 9 estilos de comportamiento diferentes (o contribuciones) que las personas muestran en el lugar de trabajo. Estos Roles son:

  1. Coordinador. Maduro, seguro de sí mismo, identifica el talento. Aclara las metas. Delega eficazmente.
  2. Impulsor. Retador, dinámico, trabaja bien bajo presión. Tiene iniciativa para superar obstáculos.
  3. Investigador de recursos. Entusiasta, comunicativo. Busca oportunidades y desarrolla contactos.
  4. Cerebro. Creativo, imaginativo, librepensador. Genera ideas y resuelve problemas difíciles.
  5. Cohesionador. Cooperador, perceptivo, diplomático. Escucha e impide los enfrentamientos.
  6. Implementador. Práctico, de confianza, eficiente. Transforma las ideas en acciones y organiza el trabajo que debe hacerse.
  7. Finalizador. Esmerado, concienzudo, ansioso. Busca los errores. Pule y perfecciona.
  8. Monitor, Evaluador. Serio, perspicaz, estratega. Percibe todas las opciones y juzga con exactitud.
  9. Especialista. Entregado, independiente, con intereses limitados. Aporta conocimientos específicos.

Hemos mencionado sólo una descripción brevísima de las contribuciones de cada Rol, aunque el conocimiento detallado y profundo que facilita este Nivel Experto en la Metodología Belbin de Roles de Equipo en sus muchas vertientes, resulta una fuente inagotable de información que nos ayuda a cambiar de paradigma y dejar de centrarnos en las áreas de mejora para pasar a poner el foco en las fortalezas y en cómo las personas pueden añadir su máximo valor.

Esta Formación de Formadores ha sido diseñada para todos aquellos profesionales que deseen adquirir un conocimiento riguroso y detallado de la Metodología y de su aplicación práctica en una diversidad de contextos.

Mucho más que 9 Roles de Equipo.

En primer lugar, aclarar que de esos 9 Roles todos tenemos dos o tres dentro de los que nos sentimos cómodos; otros que podemos asumir si fuera necesario, y algunos que preferimos no adoptar en absoluto. Por ello, los Informes Belbin constituyen una herramienta potente, fiable y validada que permite obtener una mayor comprensión sobre cómo se comporta realmente una persona en el trabajo. Contiene orientaciones personalizadas y consejos útiles tanto para la persona, como para directivos, líderes de gestión y mandos intermedios, ya que proporciona una visión muy amplia sobre las fortalezas y debilidades de cada uno y sobre cómo contribuirán en el ámbito individual, relacional y de equipo.

Estos informes suponen una herramienta invaluable en procesos de:

  • Selección y promoción de personas.
  • Construcción de equipos de alto rendimiento y de relaciones de trabajo productivas.
  • Resolución de conflictos.
  • Orientación profesional.
  • Autoconocimiento y efectividad personal.
  • Comprensión de fortalezas y debilidades del comportamiento que no aparecen en un CV.

Sobre la Certificación, la modalidad y la metodología.

La estructura contempla una primera y breve fase online que tiene por objetivo, entre otros, cumplimentar un Inventario de Autopercepción Belbin y una visión de los compañeros de trabajo: Evaluación de los Observadores Belbin, que aporta una visión mucho más amplia y certera de las contribuciones de cada persona.

Se trabaja en grupos reducidos de hasta 12 personas y se hacen abordajes individuales, en parejas y en pequeños equipos. Al superar el examen de acreditación se extiende un Certificado firmado por Meredith Belbin. 

Sobre algunas de las competencias al finalizar el curso.

  • Hablar el lenguaje Belbin. El medio de interacción durante el curso y la base ideal para solucionar posibles problemas relacionales entre individuos y en el equipo.
  • Multiplicar las aplicaciones y enriquece tus sesiones. Ideas prácticas sobre cómo interpretar y aplicar los distintos informes en una gran variedad de situaciones y lo que pueden aportar para resolverlas.
  • Compartir tu conocimiento. Serás capaz de responder a las preguntas más exigentes y hacer frente a situaciones complejas que se dan en equipos, departamentos y organizaciones.

Sobre el final que sólo es un comienzo.

Una vez finalizada la Acreditación, cada alumno/a podrá consultar y recibir el feedback de los Expertos Belbin para resolver posibles dudas con respecto a los Informes, para preparar una sesión formativa; para recibir ideas sobre cómo utilizar alguna dinámica, etcétera. Además, formará parte la Comunidad Belbin, cuyo objetivo es mantener actualizado el aprendizaje y enriquecerlo a partir de diferentes casos y artículos.

Por otra parte, cada participante recibirá su Informe individual que podrá atesorar para comprenderse más y mejor en sus debilidades, fortalezas y áreas de mejora; para reforzar positivamente su seguridad, confianza y eficacia personal.

*Se trata de una metodología de referencia en la gestión y desarrollo de las personas y los equipos a nivel mundial. Actualmente, los informes Belbin están disponibles en 22 idiomas y la idea es aumentar este número y responder a las necesidades futuras».

Neurociencia Educativa: el arte de crear verdaderas experiencias de aprendizaje.

¿Cómo procesa la información el cerebro? ¿Cómo gestiona las emociones? ¿Cómo funcionan los procesos atencionales? ¿Cómo incide la motivación en el aprendizaje? ¿El cerebro aprende igual a los 6 que a los 9? ¿Es posible crear experiencias que favorezcan los procesos de enseñanza-aprendizaje?

Para todas esas inquietudes, entre otras, la Neurociencia Educativa tiene una respuesta basada en evidencia científica. Efectivamente, es un campo de conocimiento que nace de la interacción entre la neurobiología, que aporta conocimiento sobre el funcionamiento del sistema nervioso; la psicología, que aporta conocimiento sobre el comportamiento y los procesos mentales; y la educación, que aporta conocimiento sobre los procesos de enseñanza-aprendizaje.

Ahora bien, esta formación va un paso más allá y toma como aportación de alto valor diferencial el detalle riguroso de la Pedagogía creada por la Doctora María Montessori en relación a las etapas y ritmos de aprendizaje de los niños. Cabe aclarar que esta pedagogía ha sido avalada por la evidencia científica muchas décadas después de haber sido creada y contempla una diferenciación sumamente precisa en relación al cerebro del niño, en cuanto a sus potencialidades, intereses y capacidades.

Esa categorización diferencia sub-etapas en la infancia -de 0 a 3 y 3 a 6-, y en la niñez -de 6 a 9 y 9 a 12-. La primera representa un momento de mayor absorción y la segunda de consolidación o perfeccionamiento de las habilidades adquiridas. Por ejemplo, en los tres primeros años de vida la mente absorbente funciona de manera inconsciente, mientras que entre los 3 y los 6 años esa mente se va transformando y, a los 6 años, el niño ya es consciente de sí mismo y de sus aprendizajes. A partir de los 6, el desarrollo intelectual se acelera y aumenta notablemente la capacidad de reflexión.

Aunque sólo hemos hecho una brevísima aproximación al tema, la idea es señalar que este nivel de detalle y conocimiento facilita notablemente la labor educativa. Es decir, además de permitirle a cada profesional saber qué necesitan los niños en cada fase evolutiva, también les enseña cómo facilitarlo, siempre procurando su sano desarrollo socio-emocional y promoviendo estrategias para despertar su motivación, captar su atención, favorecer su memoria y facilitar su aprendizaje.

Sobre la Certificación, la Metodología y el perfil profesional.

Por todo lo mencionado, esta Certificación supone una herramienta invaluable para profesionales de la educación, del  ámbito social, sanitario y para la diversidad de entornos que tengan a niños y niñas como protagonistas. Entre otras cosas porque ofrece, desde un punto de vista científico y riguroso, un marco teórico amplio y detallado sobre cómo funciona y aprende su cerebro, facilitando el cambio y la mejora en las estrategias pedagógicas decada educador/a y para que sepa cómo diseñar y aplicar verdaderas experiencias de enseñanza-aprendizaje.

3 módulos de formación 100% online que invita a la reflexión, al crecimiento, a la discusión, al debate y al desarrollo e intercambio profesional. Al finalizar esta formación, se extiende un Certificado de Especialización en Neurociencia Educativa expedido por International Montessori Institute.

Beneficios para los profesionales:

  • Actualizar sus estrategias pedagógicas con una metodología basada en evidencia científica.
  • Aprender a crear y aplicar experiencias integrales e inclusivas de enseñanza-aprendizaje que respeten los diferentes niveles y ritmos.
  • Favorecer y elevar el bienestar, el desarrollo socio-emocional y la integración de niños y niñas en el entorno que sea.
  • Reconectar con la vitalidad, con la pasión y con la energía de la vocación.

“Todo hombre puede ser, si se lo propone, escultor de su propio cerebro”. Santiago Ramón y Cajal.

La Espiral de la Conciencia Ecológica: despertando nuestro Yo Ecológico.

El pasado 20 de setiembre, decenas de miles de personas en más de 100 países encabezaron marchas en todo el mundo para exigir acciones concretas de gobiernos y corporaciones para enfrentar la crisis climática. Fue la antesala de la cumbre contra el cambio climático en la ONU que comenzaba días después en Nueva York y que tuvo como protagonista a Greta Thunberg, la joven eco-activista sueca que se convirtió en un ícono global de su lucha en relación a este tema sobre el que debate con líderes mundiales.

Entre otras cosas, la adolescente señaló: “los políticos han sabido del cambio climático durante décadas, pero deliberadamente pasaron la responsabilidad de nuestro futuro a manos de especuladores cuya búsqueda de ganancias rápidas amenaza nada menos que nuestra existencia”.

¿Amamos a Greta? Sí, amamos a Greta. No sólo por haber visibilizado aún más esta problemática, sino porque a través de sus palabras y de sus mensajes -junto con el de otros y otras referentes en esta lucha- ha movido a muchísimas personas del letargo implacable de la pasividad y de la indiferencia frente a temas tan críticos y relevantes. En cierta forma, ha ayudado a que más gente empiece a despertar su Inconsciente Ecológico, uno de los conceptos fundamentales de la Teoría Ecopsicológica desarrollado por Theodore Roszak, que además es el eje central de este Training Program: La Espiral de la Conciencia Ecológica.

Del Inconsciente Colectivo de Jung al Inconsciente Ecológico de Roszak.

Según el autor, el Inconsciente Ecológico está en el núcleo de nuestra psique, para que recurramos a él como a un recurso por medio del cual es posible reintegrarnos a la armonía ambiental. Supone la existencia de una fuente de información con la cual estamos conectados y que proviene de toda la Red de la Vida. Ese es, efectivamente, el principal objetivo de la Ecopsicología: llegar a nuestro Yo Ecológico, permitiendo que nuestra conciencia se expanda y que nuestra psiquis puede entrar en contacto con la Naturaleza.

En la Voz de la Tierra, una exploración de Ecopsicología, el autor formula algunos principios generales que podrían orientar a obtener una relación sana con el mundo que nos rodea. Entre otras cosas habla del ego ecológico que se nutre de muchas fuentes, incluyendo las técnicas tradicionales de curación centradas en las personas, la naturaleza mística expresada en la religión y el arte, la experiencia de inmersión en la naturaleza y las ideas de la ecología profunda.

Ego que madura hacia un sentido de responsabilidad ética hacia el planeta, tan vívidamente experimentado como es nuestro sentido de responsabilidad hacia los demás. Su objetivo es tejer esa responsabilidad dentro de la red de relaciones, de la sociedad y las decisiones políticas. Esa evolución estará representada tal y como lo muestra el gráfico a continuación:

La Espiral de la Conciencia Ecológica. Despertando nuestro Yo Ecológico.

La Ecopsicología se ocupa de estudiar y restablecer la conexión entre nosotros y el mundo, a través de reencontrarnos con nosotros mismos, con aquello que somos como seres vivientes, con nuestra esencia siempre cambiante, y como parte del ecosistema de este universo.

Este Intensivo en particular nos facilita el despertar de nuestro inconsciente ecológico. Está dirigido a toda las personas que quieran experimentar una conexión más profunda con la naturaleza, una interconexión con la red de la vida y un profundo cambio interno, ecológico y social. De hecho, se trata de una exploración vivencial de diferentes prácticas y Metodologías Ecopsicológicas, invaluable para los/as profesionales que trabajan en terapias de desarrollo y crecimiento personal, que apuntan a ese despertar en ámbitos como:

  • Escenarios Naturales: prácticas que se llevan a cabo en escenarios de naturaleza viva y que su propósito principal está en expandir los sentidos humanos a los sentidos naturales. Exploración de los 54 sentidos, inmersión en la naturaleza, caminatas de poder, etc.
  • Regeneración Eco-social: modelos y prácticas que siguiendo los patrones de la naturaleza, tienen una intención clara de generar un cambio, una transformación profunda a nivel social. Ecoresiliencia, Ecología Profunda, Enchantivism, etc 
  • Ecoterapia: prácticas que intervienen más directamente la psiquis humana hacia la conciencia de ser naturaleza. Sabidurías ancestrales, arquetipos, ecodance, etc.
  • Armonización con la Naturaleza: prácticas y recursos que nos permiten la sintonización y la armonización con la Naturaleza, aunque no necesariamente dentro de territorios verdes. Trabajo con las 4 direcciones, Arte Orgánico,  etc.

El principal objetivo de la Ecopsicología es reconocer que el estado en el que nos encontramos los seres humanos en la actualidad es un fiel reflejo del estado en que se encuentra nuestro planeta, y que lo que generamos es un espejo del estado psíquico de la humanidad.

¿Qué tal si empezamos a sanarnos para sanar ese reflejo?

Morfopsicología Aplicada: mejora la calidad de tus relaciones personales y profesionales.

“La Morfopsicología nos permite comprender a través de la observación e interpretación del rostro, aumentar nuestra seguridad, confianza, comprender y aceptar sin juzgar”. Así nos lo afirman nuestros especialistas en esta disciplina, Marta Nadal Soler y Andrea Ambrosini.

La vida es relación. Nos relacionamos todo el tiempo con nosotros mismos, con los demás y en todos los ámbitos de la vida. Desde el entorno más íntimo como la familia y los amigos, hasta el más amplio como la comunidad a la que pertenecemos y el entretejido de vínculos que se desarrollan en cualquier entorno laboral y/o profesional. Ahora bien, cuanto mejor nos relacionamos con nosotros, cuanto más nos conocemos, mejor nos relacionamos con los otros, mejores vínculos establecemos y mayor es nuestra seguridad y bienestar. No obstante, hay un nivel superior a todo esto. Es decir, cuando además del autoconocimiento, desarrollamos la capacidad de reconocer a los demás, de comprender su carácter, su personalidad y su tipo de inteligencia, entonces el bienestar de la relación se multiplica.

¿Por qué? Básicamente, el conocimiento de la Morfopsicología nos sitúa en una posición de privilegio desde la que podemos mejorarnos a nosotros y a los otros. Comprendiendo la estructura del cerebro y reconociendo los rasgos faciales de alguien, podemos identificar rápidamente si se trata de una persona más racional, más emocional o más instintivo/activa; es decir, podemos reconocer cómo piensa, cómo siente y cómo actúa. Por ejemplo, si nuestro hijo está atravesando una adversidad, reconocer cuál es su forma de enfrentar la vida nos permitirá orientarlo y ayudarlo mejor a que él mismo pueda encontrar sus propios recursos para gestionarla. Entre otras cosas, sabremos cuáles son sus fortalezas y debilidades y podremos ayudarle a resaltar las primeras para que sean sus sostén. Pero incluso sin hablar de adversidad, este conocimiento nos acerca a comprenderlo mejor, nos da la posibilidad de ayudarlo a mejorar, desarrollar y/o a potenciar, por ejemplo, su adaptabilidad, creatividad, sensibilidad, etc.

Claro que no es la única relación en la que las bondades de esta herramienta son tan útiles. A un educadorel conocimiento de la Morfopsicología le permite facilitar el aprendizaje a sus alumnos. Entre otras cosas, es posible ayudarles a poner el acento en lo que son muy buenos y a encontrar formas creativas para afrontar aquello que les cuesta más. En el ámbito de la salud, reconocer las fortalezas y debilidades de un paciente es un beneficio invaluable y sirve para ayudarlo a gestionar mejor la situación que sea que esté atravesando.

Podríamos seguir enumerando situaciones y ámbitos, aunque para terminar elijo plantear una relación algo más frívola: vendedor-cliente. ¿Imaginamos acaso las ventajas de reconocer con qué tipo de cliente estamos negociando? Quiero decir, si somos capaces de identificar y definir que se trata, por ejemplo, de una personalidad de tipo dispersa e insegura o, por el contrario, se trata de alguien centrado y detallista, sabremos cómo desplegar nuestra versión más adecuada para captar su atención y construir o fidelizar ese vínculo a largo plazo.

No obstante, lo mencionado sólo es una aproximación brevísima del tema, de los ámbitos de aplicación y sólo algunos de los tantos indicadores morfopsicológicos que se contemplan dentro de los contenidos de este Experto en Morfopsicología. Y podría aquí mismo ponerme a enumerar todas las cuestiones que abordan en el curso, aunque prefiero hacer un paréntesis para destacar que los formadores son su mayor valor diferencial. Ciertamente, pocas veces he visto con la profesionalidad, la rigurosidad, la pasión y la conciencia con la que hablan y comparten sus conocimientos sobre esta disciplina.

Esta visión compartida y generosa de nuestros especialistas, tan necesaria para comprender la Morfopsicología, se concreta a través de diversas prácticas que sellan y representan cada teoría explicada. Esto es importante siempre, aunque resulta fundamental para incorporar y capitalizar el aprendizaje de la Morfopsicología.

Dicho de otra forma, para aprender a comprender a las personas, para conocer sus aptitudes innatas, sus habilidades, su predisposición intelectual, emocional, su vocación y un largo etcétera, debemos aprender a observar (y sobre todo practicar) diferentes rostros de forma metódica. Es decir, interpretar su simetrías, asimetrías, expansiones, contracciones, modelado, tonicidad, etc.; recordemos que cada persona tiene características singulares y particulares que la hacen única e irrepetible en su forma de pensar, sentir y actuar.

De esta forma, más allá del primer acercamiento a la Morfopsicología como herramienta de autoconocimiento, los profesionales de Visage nos invitan a capitalizar ese aprendizaje para enriquecer todo el abanico de nuestras relaciones y en todos los ámbitos. Para que todo esto sea posible nos facilitan apuntes, sesiones, casos prácticos y artículos que suponen -también- un valor diferencial.

Este experto, tanto a particulares como a profesionales con necesidades puntuales o generales, les permitirá, entre otras cosas:

  • Acceder a los conocimientos teóricos y prácticos de esta herramienta de forma ordenada y precisa.
  • Comprender la estructura del cerebro, del rostro, de la personalidad y de cómo cada persona es única e irrepetible en su forma de pensar, sentir y actuar.
  • Aprender a observar el comportamiento y el rostro humano y deducir la conducta asociada de la persona.
  • Mejorar la calidad de los vínculos y relaciones en el ámbito personal, social y profesional.

Comienza a transitar por este camino de descubrimiento y conocimiento del ser humano. Puedes hacer el curso presencial u online. Tú decides cómo. Todo lo demás, ya está disponible para compartirlo contigo.

Máster en Educación Montessori: Triple Titulación, Especialidad Primaria.

El International Montessori Institute (IMI) imparte, a través de esta formación, los principios y la práctica pedagógica de la Educación Montessori para la etapa de primaria en colaboración con la Universidad de Barcelona (UB). Desde una perspectiva Montessoriana clásica y junto a las evidencias científicas actuales, su objetivo es contribuir con una propuesta pedagógica global a la calidad de la educación y trato a los niños.

Sobre el Método y su creadora: María Montessori.

La Educación Montessori es una propuesta pedagógica de amplios reconocimiento a nivel internacional. Su creadora desarrolló un método educativo a partir de la observación científica de los niños: sus diversas fases de desarrollo a lo largo de la vida, sus potencialidades, sus intereses y sus capacidades. Una visionaria, ya que aunque todas sus investigaciones fueron desarrolladas a lo largo de la primera mitad del siglo XX, las revelaciones científicas actuales siguen validando este método educativo como un modelo para ayudar a los niños en su desarrollo holístico de mente, cuerpo y emociones.

La pedagogía Montessori tiene cinco principios que se mantienen en las diferentes etapas de desarrollo de los niños:

  1. La libre elección: que puedan elegir entre las actividades o materiales conocidos.
  2. Ofrecer siempre actividades con propósito.
  3. No recurrir a recompensas ni castigos.
  4. Respetar el ritmo personal y la dignidad de cada uno desde el nacimiento.
  5. Considerar la disciplina como un proceso a partir del cual el niño aprende a autorregularse y a encauzar su energía a través de las actividades propuestas.

Sobre la niñez: cómo es el cerebro en esta etapa y cómo aprende.

A partir de los 6 años, el desarrollo intelectual se acelera. Si bien en la infancia necesitaba conocer a través de los sentidos, a los 6 años empieza a desarrollar su capacidad de abstracción, que María Montessori relaciona con el poder de la imaginación: la capacidad del ser humano que le permite crear la cultura y la tecnología, que le ayuda a relacionarse y servir a los demás.

La mente razonadora de los niños les hace enfocarse en el por qué de las cosas, establecer relaciones de causa-efecto e identificar patrones. Por lo tanto, es el momento propicio para ofrecerles múltiples opciones del conocimiento, donde se vean las relaciones entre las diferentes áreas. De esta forma, cada uno profundiza en base a su propio interés. Curiosamente, uno de los recursos pedagógicos más utilizados en las Escuelas Montessori a esta edad es la metáfora, ya que el ejercicio de interpretar y comparar para comprender, representa otro avance a nivel intelectual.

También aumenta notablemente la capacidad de reflexión. Es decir, mientras los más pequeños viven en el aquí y ahora, los niños de la primaria son capaces de plantearse las mismas preguntas de los grandes filósofos: ¿quién soy? ¿De dónde vengo? ¿Cómo se creó el mundo? Estas inquietudes naturales, según su creadora, son un espacio fértil para favorecer la toma de consciencia del ser humano en su relación con la vida en cualquiera de sus manifestaciones.

Después de los 6 años, también empieza a desarrollar su sentido moral: distingue lo bueno, lo justo, lo correcto; a veces se interesa más en que todos sigan las reglas de un juego que en el propio juego.

Antes y después de los 9 años, la diferencia radica en su poder de abstracción. Es decir, mientras entre los 6 y los 8 años necesitan manipular el objeto -material- por un tiempo prolongado, para lograr la representación simbólica y luego elaborar el concepto, entre los 9 y los 12 años -la primaria alta-, sólo se usa el material en el momento de la explicación y hay mucho más trabajo con libretas y libros.

En la primaria alta también se presenta otro aspecto del desarrollo que influye notablemente en el comportamiento: el inicio de la pubertad. En esta etapa, la activación hormonal hace que disminuya su capacidad de concentración, que pierdan interés por el conocimiento y que empiecen a necesitar de largos períodos de sueño. Un poco más adelante, al entrar de lleno a la adolescencia, el cerebro hace una especie de poda, para establecer otras conexiones neuronales.

Sobre la titulación y el alcance.

Una vez completada esta formación, educadores y educadoras obtendrán todas las herramientas para que puedan implementar con éxito la Educación Montessori en las aulas de todo el mundo y en cualquier entorno cuyos protagonistas sean los niños.

Obtendrán además, tres titulaciones:

  • Máster en Educación Montessori.
  • Certificado de Guía Montessori para la etapa de los 6 a los 9 años.
  • Certificado de Guía Montessori para la etapa de los 9 a los 12 años.

Sobre las competencias que obtiene el alumnado.

  • Comprender profundamente las características y el funcionamiento del ambiente preparado idóneo para el aprendizaje.
  • Dominar las estrategias de implementación del Método Montessori: saber cómo diseñar un aula Montessori escolar o cualquier ambiente preparado alternativo.

#Reinvéntate

TU PASIÓN, TU ÉXITO

Suscríbete

¿Quieres estar al día de nuevos cursos y 
recomendaciones en materia de formación?