• +34 937 683 635
  • direccion@namagazine.es
  • Lunes a Viernes · de 9,00 a 19,00 horas

Formación Guía Montessori de 0 a 3 años. Titulación y reconocimiento internacional.

Este programa formativo aborda en profundidad el desarrollo de los primeros años de vida, los principios, la pedagogía y práctica Montessoriana, y la actualidad científica desde la concepción hasta los 3 años de edad. También incluye otros enfoques complementarios, como las prácticas de Emmi Pikler en el área del movimiento y las de Elinor Goldschmied. Durante las 950 horas de formación 100% online, los alumnos/as aprenden a preparar el ambiente para la Comunidad Infantil, buscando nutrir su búsqueda de independencia, la conformación de su autoestima y la construcción de su personalidad.

Por todo ello, la función y el conocimiento del guía es vital en esta etapa, sobre todo teniendo en cuenta que durante los primeros años de vida los niños desarrollan aspectos fundamentales: pasan de la inmovilidad al nacer a andar, pueden comunicarse con exactitud en una o varias lenguas, establecen las bases del intelecto y de su personalidad. En tal sentido, es necesario preparar cuidadosamente el ambiente, primero en el hogar y después en la escuela, para eliminar obstáculos y favorecer el aprendizaje.

Sobre el ambiente.

El ambiente preparado para niños menores de 3 años permite la libertad de movimiento. De esta forma, tanto el mobiliario, como los objetos y los materiales, están proporcionados a su tamaño. El orden es una sensibilidad específica en esta etapa y por ello el acomodo de los objetos y el establecimiento de rutinas son fundamentales y tiene repercusiones físicas, emocionales y mentales.

Recordemos que los niños en esta etapa de desarrollo manifiestan sensibilidades especiales que lo llevan a recoger del ambiente lo que necesita para construirse, como el lenguaje o el movimiento. En este sentido, también es importante considerar en el diseño la presencia de tonos neutros y elementos naturales, una adecuada iluminación y ventilación. Un entorno con estímulos regulados y con un sentido estético, favorecen la concentración.

Sobre las áreas de trabajo.

Todas las actividades que se plantean apuntan a contribuir al desarrollo motor y al desarrollo del lenguaje oral de los niños e incluye experiencias sensoriales variadas y la oportunidad de que ellos adquieran autonomía para empezar a cuidar de su propia persona y del entorno. También hay prácticas con la música y la expresión artística.

Sobre el rol del guía.

El adulto tiene una gran responsabilidad. Para afrontarla cuenta con el conocimiento del desarrollo infantil, de los cuidados relacionados con la alimentación, la higiene y con la habilidad para observar las necesidades, sensibilidades e intereses de cada uno de los pequeños. También debe tener una serie de cualidades personales, sobre todo para no perder de vista que el protagonista del aprendizaje es el niño y que la función del guía, efectivamente, consiste en facilitar los procesos naturales y acompañar desde un profundo respeto.

Entre otras cosas, esta formación permitirá a los alumnos/as:

  • Comprender profundamente las características y el funcionamiento del Ambiente Preparado idóneo para que el aprendizaje de los niños/as sea una experiencia activa que pueda seguir sus tiempos y ritmos personales.
  • Dominar las estrategias de implementación para diseñar un Espacio Montessori en casa, en la escuela o cualquier ambiente preparado alternativo.
  • Conocer las potencialidades de aprendizaje del cerebro y las bases científicas y neurocientíficas que validan la Educación Montessori.
  • Vivir la práctica educativa desde la armonía y la satisfacción en el día a día, posicionando al niño/a en el centro del aprendizaje y respetando sus necesidades individuales de desarrollo físico, intelectual y emocional.

Asistente Montessori: una propuesta pedagógica humanista e innovadora.

Curso Asistente Montessori, etapa 0 a 6 años.

El o la asistente es quien apoya al guía o docente de Educación Básica en las distintas etapas de la preparación del ambiente, aportando sus conocimientos en la elaboración de materiales y en la gestión de los recursos pedagógicos. Es decir, si bien es el/la guía titular quien marca el ritmo del aula, el/la asistente educativa colabora y participa activamente.

Ahora bien, esta formación como Asistente Montessori es una propuesta pedagógica humanista que cuenta con bases científicas y con un amplio reconocimiento a nivel internacional por su perfil innovador. Entre otras cosas, porque ayuda a los niños en el desarrollo holístico de todas sus dimensiones: física(1), cognitiva, emocional y social y en la etapa más importante del desarrollo humano: de los cero a los seis años. También promueve la habilidad de observación en el adulto, para entender el comportamiento de los niños y responder a sus necesidades. Veamos brevemente una descripción de las mismas.

De 0 a 3, la mente absorbente del niño es clave para su desarrollo. En esta etapa son curiosos, exploran, no tienen miedo a equivocarse y conquistan habilidades clave como el movimiento y el lenguaje oral. La mente absorbente es una forma mental exclusiva de la infancia que les permite asimilar sin esforzarse y de manera perfecta; sin embargo, no pueden decidir qué aprender y qué no. De ahí la responsabilidad del adulto de ofrecer un ambiente que permita un óptimo desarrollo.

Entre los 3 y los 6, el interés por percibir los objetos a detalle les ayuda a desarrollar la inteligencia al comparar, seriar, clasificar. En esta etapa aumenta exponencialmente su vocabulario. Aunque el desarrollo del equilibrio sucede básicamente en el primer año de vida, el niño seguirá perfeccionando tanto la coordinación motora gruesa como la fina.

En ambos casos, se diseñan actividades para cubrir todas las áreas de desarrollo de los/as niños/as, a través de materiales atractivos, progresivos y con su propio control del error. La variedad de estos materiales le dan bases sólidas a la diversidad de habilidades e inteligencias. “Seguir al niño es la norma de la educación en cualquier aspecto. El niño tiene sus leyes de desarrollo, y si queremos ayudarle a crecer, debemos seguirle, no imponernos a él”. Dra. María Montessori.

¡Doble titulación! 100% online.

A lo largo de 360 horas se abordan los fundamentos teóricos de la Educación Montessori desde el nacimiento hasta los seis años. Contempla el desarrollo de habilidades personales, entre las que destaca la capacidad de observación, para que el adulto, en este caso el/la asistentes, procure los cuidados necesarios y promuevan la autoconstrucción y la adaptación del niño durante la infancia.

La Doble titulación expedida por el International Montessori Institute tiene reconocimiento y validez internacional:

  • Asistente Montessori IMI 0-3 años.
  • Asistente Montessori IMI 3-6 años

Algunos de los beneficios/competencias al finalizar la formación:

  • Ofrecer herramientas teóricas y  prácticas para la implementación de la Educación Montessori en espacios para niños/as de 0 a 3 años y de 3 a 6 años (escuelas, familias u otros centros educativos).
  • Vivir la práctica educativa posicionando al niño/a en el centro del aprendizaje y respetando sus necesidades individuales de desarrollo físico, intelectual, emocional y social.
  • Facilitar un espacio de reflexión sobre la práctica educativa basada en las evidencias científicas.

Justamente por todos estos beneficios, la formación está diseñada para todas aquellas personas con interés por la primera infancia, ya que se trata de la respuesta a personas de todo el mundo que reclaman una educación diferente y más respetuosa para sus hijos. Por ello, también está dirigida a psicólogos, logopedas, pediatras, terapeutas, babysitters, padres y madres, educadores especialistas en necesidades educativas especiales, etc.

(1) La Educación Montessori considera las aportaciones de Emmi Pikler  y Elinor Goldschmied.

Neurociencia Educativa: el arte de crear verdaderas experiencias de aprendizaje.

¿Cómo procesa la información el cerebro? ¿Cómo gestiona las emociones? ¿Cómo funcionan los procesos atencionales? ¿Cómo incide la motivación en el aprendizaje? ¿El cerebro aprende igual a los 6 que a los 9? ¿Es posible crear experiencias que favorezcan los procesos de enseñanza-aprendizaje?

Para todas esas inquietudes, entre otras, la Neurociencia Educativa tiene una respuesta basada en evidencia científica. Efectivamente, es un campo de conocimiento que nace de la interacción entre la neurobiología, que aporta conocimiento sobre el funcionamiento del sistema nervioso; la psicología, que aporta conocimiento sobre el comportamiento y los procesos mentales; y la educación, que aporta conocimiento sobre los procesos de enseñanza-aprendizaje.

Ahora bien, esta formación va un paso más allá y toma como aportación de alto valor diferencial el detalle riguroso de la Pedagogía creada por la Doctora María Montessori en relación a las etapas y ritmos de aprendizaje de los niños. Cabe aclarar que esta pedagogía ha sido avalada por la evidencia científica muchas décadas después de haber sido creada y contempla una diferenciación sumamente precisa en relación al cerebro del niño, en cuanto a sus potencialidades, intereses y capacidades.

Esa categorización diferencia sub-etapas en la infancia -de 0 a 3 y 3 a 6-, y en la niñez -de 6 a 9 y 9 a 12-. La primera representa un momento de mayor absorción y la segunda de consolidación o perfeccionamiento de las habilidades adquiridas. Por ejemplo, en los tres primeros años de vida la mente absorbente funciona de manera inconsciente, mientras que entre los 3 y los 6 años esa mente se va transformando y, a los 6 años, el niño ya es consciente de sí mismo y de sus aprendizajes. A partir de los 6, el desarrollo intelectual se acelera y aumenta notablemente la capacidad de reflexión.

Aunque sólo hemos hecho una brevísima aproximación al tema, la idea es señalar que este nivel de detalle y conocimiento facilita notablemente la labor educativa. Es decir, además de permitirle a cada profesional saber qué necesitan los niños en cada fase evolutiva, también les enseña cómo facilitarlo, siempre procurando su sano desarrollo socio-emocional y promoviendo estrategias para despertar su motivación, captar su atención, favorecer su memoria y facilitar su aprendizaje.

Sobre la Certificación, la Metodología y el perfil profesional.

Por todo lo mencionado, esta Certificación supone una herramienta invaluable para profesionales de la educación, del  ámbito social, sanitario y para la diversidad de entornos que tengan a niños y niñas como protagonistas. Entre otras cosas porque ofrece, desde un punto de vista científico y riguroso, un marco teórico amplio y detallado sobre cómo funciona y aprende su cerebro, facilitando el cambio y la mejora en las estrategias pedagógicas decada educador/a y para que sepa cómo diseñar y aplicar verdaderas experiencias de enseñanza-aprendizaje.

3 módulos de formación 100% online que invita a la reflexión, al crecimiento, a la discusión, al debate y al desarrollo e intercambio profesional. Al finalizar esta formación, se extiende un Certificado de Especialización en Neurociencia Educativa expedido por International Montessori Institute.

Beneficios para los profesionales:

  • Actualizar sus estrategias pedagógicas con una metodología basada en evidencia científica.
  • Aprender a crear y aplicar experiencias integrales e inclusivas de enseñanza-aprendizaje que respeten los diferentes niveles y ritmos.
  • Favorecer y elevar el bienestar, el desarrollo socio-emocional y la integración de niños y niñas en el entorno que sea.
  • Reconectar con la vitalidad, con la pasión y con la energía de la vocación.

“Todo hombre puede ser, si se lo propone, escultor de su propio cerebro”. Santiago Ramón y Cajal.

Máster en Educación Montessori: Triple Titulación, Especialidad Primaria.

El International Montessori Institute (IMI) imparte, a través de esta formación, los principios y la práctica pedagógica de la Educación Montessori para la etapa de primaria en colaboración con la Universidad de Barcelona (UB). Desde una perspectiva Montessoriana clásica y junto a las evidencias científicas actuales, su objetivo es contribuir con una propuesta pedagógica global a la calidad de la educación y trato a los niños.

Sobre el Método y su creadora: María Montessori.

La Educación Montessori es una propuesta pedagógica de amplios reconocimiento a nivel internacional. Su creadora desarrolló un método educativo a partir de la observación científica de los niños: sus diversas fases de desarrollo a lo largo de la vida, sus potencialidades, sus intereses y sus capacidades. Una visionaria, ya que aunque todas sus investigaciones fueron desarrolladas a lo largo de la primera mitad del siglo XX, las revelaciones científicas actuales siguen validando este método educativo como un modelo para ayudar a los niños en su desarrollo holístico de mente, cuerpo y emociones.

La pedagogía Montessori tiene cinco principios que se mantienen en las diferentes etapas de desarrollo de los niños:

  1. La libre elección: que puedan elegir entre las actividades o materiales conocidos.
  2. Ofrecer siempre actividades con propósito.
  3. No recurrir a recompensas ni castigos.
  4. Respetar el ritmo personal y la dignidad de cada uno desde el nacimiento.
  5. Considerar la disciplina como un proceso a partir del cual el niño aprende a autorregularse y a encauzar su energía a través de las actividades propuestas.

Sobre la niñez: cómo es el cerebro en esta etapa y cómo aprende.

A partir de los 6 años, el desarrollo intelectual se acelera. Si bien en la infancia necesitaba conocer a través de los sentidos, a los 6 años empieza a desarrollar su capacidad de abstracción, que María Montessori relaciona con el poder de la imaginación: la capacidad del ser humano que le permite crear la cultura y la tecnología, que le ayuda a relacionarse y servir a los demás.

La mente razonadora de los niños les hace enfocarse en el por qué de las cosas, establecer relaciones de causa-efecto e identificar patrones. Por lo tanto, es el momento propicio para ofrecerles múltiples opciones del conocimiento, donde se vean las relaciones entre las diferentes áreas. De esta forma, cada uno profundiza en base a su propio interés. Curiosamente, uno de los recursos pedagógicos más utilizados en las Escuelas Montessori a esta edad es la metáfora, ya que el ejercicio de interpretar y comparar para comprender, representa otro avance a nivel intelectual.

También aumenta notablemente la capacidad de reflexión. Es decir, mientras los más pequeños viven en el aquí y ahora, los niños de la primaria son capaces de plantearse las mismas preguntas de los grandes filósofos: ¿quién soy? ¿De dónde vengo? ¿Cómo se creó el mundo? Estas inquietudes naturales, según su creadora, son un espacio fértil para favorecer la toma de consciencia del ser humano en su relación con la vida en cualquiera de sus manifestaciones.

Después de los 6 años, también empieza a desarrollar su sentido moral: distingue lo bueno, lo justo, lo correcto; a veces se interesa más en que todos sigan las reglas de un juego que en el propio juego.

Antes y después de los 9 años, la diferencia radica en su poder de abstracción. Es decir, mientras entre los 6 y los 8 años necesitan manipular el objeto -material- por un tiempo prolongado, para lograr la representación simbólica y luego elaborar el concepto, entre los 9 y los 12 años -la primaria alta-, sólo se usa el material en el momento de la explicación y hay mucho más trabajo con libretas y libros.

En la primaria alta también se presenta otro aspecto del desarrollo que influye notablemente en el comportamiento: el inicio de la pubertad. En esta etapa, la activación hormonal hace que disminuya su capacidad de concentración, que pierdan interés por el conocimiento y que empiecen a necesitar de largos períodos de sueño. Un poco más adelante, al entrar de lleno a la adolescencia, el cerebro hace una especie de poda, para establecer otras conexiones neuronales.

Sobre la titulación y el alcance.

Una vez completada esta formación, educadores y educadoras obtendrán todas las herramientas para que puedan implementar con éxito la Educación Montessori en las aulas de todo el mundo y en cualquier entorno cuyos protagonistas sean los niños.

Obtendrán además, tres titulaciones:

  • Máster en Educación Montessori.
  • Certificado de Guía Montessori para la etapa de los 6 a los 9 años.
  • Certificado de Guía Montessori para la etapa de los 9 a los 12 años.

Sobre las competencias que obtiene el alumnado.

  • Comprender profundamente las características y el funcionamiento del ambiente preparado idóneo para el aprendizaje.
  • Dominar las estrategias de implementación del Método Montessori: saber cómo diseñar un aula Montessori escolar o cualquier ambiente preparado alternativo.

Máster en Educación Montessori: Triple Titulación, Especialidad Infantil.

El International Montessori Institute (IMI) imparte, a través de esta formación, los principios y la práctica pedagógica de la Educación Montessori para la etapa infantil en colaboración con la Universidad de Barcelona (UB). Desde una perspectiva Montessoriana clásica y junto a las evidencias científicas actuales, su objetivo es contribuir con una propuesta pedagógica global a la calidad de la educación y trato a los niños.

Sobre el Método y su creadora: María Montessori.

La Educación Montessori es una propuesta pedagógica de amplios reconocimiento a nivel internacional. Su creadora desarrolló un método educativo a partir de la observación científica de los niños: sus diversas fases de desarrollo a lo largo de la vida, sus potencialidades, sus intereses y sus capacidades. Una visionaria, ya que aunque todas sus investigaciones fueron desarrolladas a lo largo de la primera mitad del siglo XX, las revelaciones científicas actuales siguen validando este método educativo como un modelo para ayudar a los niños en su desarrollo holístico de mente, cuerpo y emociones.

La pedagogía Montessori tiene cinco principios que se mantienen en las diferentes etapas de desarrollo de los niños:

  1. La libre elección: que puedan elegir entre las actividades o materiales conocidos.
  2. Ofrecer siempre actividades con propósito.
  3. No recurrir a recompensas ni castigos.
  4. Respetar el ritmo personal y la dignidad de cada uno/a desde el nacimiento.
  5. Considerar la disciplina como un proceso a partir del cual el/la niño/a aprende a autorregularse y a encauzar su energía a través de las actividades propuestas.

Sobre la infancia: cómo es el cerebro en esta etapa y cómo aprende.

Las dos principales leyes que regulan el desarrollo infantil y sus sub etapas (de 0 a 3 y de 3 a 6) son: La mente absorbente y los períodos sensitivos.

La mente absorbente es una forma mental exclusiva de la infancia, que permite que el niño asimile sin esforzarse y de manera perfecta. Además, no es selectiva, es decir, aprende y aprecia lo que su entorno le ofrece; no puede decidir qué aprender y qué no. Por ejemplo, en los 3 primeros años de vida, esta mente absorbente funciona de manera inconsciente (ésta es una de las razones por las que casi no tenemos recuerdos antes de los 3 años). Entre los 3 y los 6 años, la mente se va transformando y a los 6 años, los niños ya son conscientes de sí y de sus aprendizajes.

Los períodos sensitivos son sensibilidades especiales que dirigen a los niños a recoger del ambiente lo que necesitan para construirse: el lenguaje, el movimiento. El ejemplo más evidente de cómo aprende el niño es la adquisición del lenguaje: el ser humano tiene la potencialidad de aprender cualquier idioma si lo absorbe en los primeros 3 años de vida. Para ello, sigue el mismo esquema: reproduce y practica sólo los sonidos del idioma que escucha en los primeros meses de vida; antes de los 2 años será capaz de expresarse de manera adecuada. No obstante, entre los 3 y los 6 años aumenta exponencialmente su vocabulario y llega a utilizar todas las partes del discurso.

Lo mismo pasa con el movimiento: el desarrollo del equilibrio sucede básicamente en el primer año de vida, pero el niño adquirirá otras destrezas después de caminar, como subir y bajar escalones, saltar, trepar, etc. Estos son ejemplos de habilidades que perfecciona entre los 3 y 6 años, además del dominio de la coordinación motora fina.

El cerebro del recién nacido viene provisto con unos 16 billones de células cerebrales, pero la importancia del desarrollo cerebral no depende tanto del número de neuronas, sino de las conexiones cerebrales que el niño logre establecer. Para esto, es indispensable permitirle experiencias de exploración del entorno y de movimiento. Su tendencia natural hacia la repetición, le permite establecer esas conexiones y eventualmente, crear mapas en su cerebro. Lo que no se repite o no se usa, se olvida, por lo tanto la permanencia del aprendizaje va ligada a la repetición.

Sobre la titulación y el alcance.

Una vez completada esta formación, educadores y educadoras obtendrán todas las herramientas para que puedan implementar con éxito la Educación Montessori en las aulas de todo el mundo y en cualquier entorno cuyos protagonistas sean niños y niñas.

Obtendrán además, tres titulaciones:

  • Máster en Educación Montessori.
  • Certificado de Guía Montessori para la etapa de los 0 a los 3 años.
  • Certificado de Guía Montessori para la etapa de los 3 a los 6 años.

Sobre las competencias que obtiene el alumnado.

  • Comprender profundamente las características y el funcionamiento del ambiente preparado idóneo para el aprendizaje.
  • Dominar las estrategias de implementación del Método Montessori: saber cómo diseñar un aula Montessori escolar o cualquier ambiente preparado alternativo.
  • Asumir la importancia de la educación emocional y dominar las técnicas necesarias para fomentarla.
  • Manipular los Materiales Montessori comprendiendo sus objetivos en profundidad.
  • Conocer las potencialidades de aprendizaje del cerebro y las bases neurocientíficas que validan la Educación Montessori.

La Dra. Montessori basó su método en preparar un ambiente con materiales que permitan el trabajo del niño y un adulto que facilite el aprendizaje. Así, “la escuela no es un lugar donde el maestro transmite conocimientos, sino un lugar donde la inteligencia y la parte psíquica de los niños se desarrollará a través de un trabajo libre con material didáctico especializado”.

#Reinvéntate

TU PASIÓN, TU ÉXITO

Suscríbete

¿Quieres estar al día de nuevos cursos y 
recomendaciones en materia de formación?