QUIERO MÁS INFORMACIÓN

Escape Room para Empresas.

Misión: El Rescate.

El uso de la gamificación en la empresa ha llegado para quedarse, no sólo por la cantidad de habilidades que se ponen en juego como el ingenio, la creatividad, el pensamiento lateral, la concentración, la atención, la observación, la colaboración, el liderazgo, la comunicación y la toma de decisiones, sino también porque el acto de jugar contacta a las personas con su lado más genuino, con su estado más puro. Como bien señala el escritor John Katzenbach “el mejor juego es aquel en el que no te das cuenta de que estás jugando”.

Dicho esto, aunque las Escape Room originalmente fueron diseñadas para que un equipo reducido de personas resuelva los enigmas y consiga salir en 60 minutos, actualmente se han desarrollado otros formatos que resultan ideales para trabajar con muchas personas en simultáneo. Es el caso de la Sala El Rescate que tiene lugar dentro de Escape Khaos, actualmente posicionada como una de las firmas precursoras y referentes en Madrid en Escape Rooms, Esta sala permite que participen de forma simultánea muchas personas, que sean 75 en vez de 60 minutos, y que el objetivo no sea salir de la sala sino resolver una misión de forma colaborativa.

Por supuesto, este formato es ideal para todo tipo de organizaciones que quieran planificar actividades de team building, eventos, incentivos, talleres y/o jornadas que les permitan trabajar -siempre con un espíritu lúdico- aspectos puntuales como la comunicación, la motivación, el liderazgo y/o la resolución de conflictos, entre otros. Veamos algunas de las particularidades de hacen de la Sala El Rescate un espacio ideal para vivir esta experiencia.

Una misión, 75 minutos y una caja llena de objetos.

Pero antes de que el tiempo empiece a correr, hay una introducción para explicar las instrucciones, la dinámica del juego y el contexto de la misión que deberán resolver. Luego, organizados en grupos de 3 a 6 participantes, comienza la acción. 

Cada equipo tendrá un material cerrado bajo candado que deberán inspeccionar en busca de pistas y otros datos que les pueden ayudar a continuar con el caso y conseguir el objetivo final. Es cierto que no todos los/las participantes comienzan igual. Mientras algunos se muestran más tímidos y más desorientados, otros desbordan de entusiasmo y curiosidad. Lo cierto es que ese espíritu entusiasta se contagia mucho antes que después, aunque nada se compara con la euforia grupal que se produce al ir resolviendo/descubriendo algunos enigmas.

Cuando esos primeros momentos mágicos ocurren, las personas se distienden, pierden el miedo y empiezan a involucrarse; comienzan a jugar y desaparecen las brechas generacionales, las jerarquías, las culturas, etc. Esto, entre otras cosas, significa que comienzan a comunicarse de manera abierta, a comprometerse con el objetivo, a colaborar y a construir un sistema de estrategias y decisiones propio para avanzar en el juego.

Un tropezón no es caída (y dos tampoco).

El tiempo en el juego vale oro y los/as participantes lo saben. No obstante, a veces los nervios, la ansiedad o un simple bloqueo los detiene en una encrucijada que no les permite avanzar. Para ello, cada vez que un grupo comienza el juego y hasta el final de la mismo, un/a Game Master, estará encargado/a de dinamizar la actividad y de ayudar a los equipos con algunas pistas cuando así lo necesiten.

2 modalidades de trabajo: local o portátil.

Como habíamos mencionado, las instalaciones de Escape Khaos cuenta con dos salas preparadas y equipadas para que jueguen en forma simultánea hasta 40 participantes en una de ellas, y hasta 32 en la otra. Ahora bien, también es posible desplegar y dinamizar la actividad en el lugar que la empresa defina para grupos de hasta 100 personas.

Y el final de la actividad puede no ser el que parece.

Hemos recorrido brevemente y sin revelar demasiado muchas de las bondades que tiene esta experiencia, aunque no es lo único. Como habíamos mencionado previamente, la organización puede llevar adelante esta actividad apuntando a trabajar todas las cuestiones que hemos ido enumerando, o puede definir un aspecto u objetivo particular sobre por qué o para qué hacerla. Por ejemplo para trabajar la comunicación del equipo, para celebrar el cumplimiento de los objetivos y un infinito etcétera.

A propósito de esto, una compañía también podría hacer que un coach o personal de RRHH observen el desarrollo de la actividad o, incluso, que sean parte de ella. Las libertades y las licencias para abordar esta experiencia son muchas y pueden contemplarse siempre que sean previamente planteadas en el cómo a los dinamizadores de la Sala El Rescate.

Además, existe la posibilidad de hacer reuniones/pequeños ágapes previos y posteriores, aprovechando el espíritu lúdico y euforia de las/os participantes. Por ejemplo, podrían encontrarse para terminar la experiencia compartiendo sus puntos de vista sobre qué les ha costado más, qué les ha gustado, de qué y/o de quién/es se ha/n sorprendido. Para tal fin, Escape Khaos pone a disposición un espacio pensado y completamente equipado y algunos servicios útiles que referenciar.

Y ahora sí, el tiempo apremia porque ha llegado a comisaría un caso extremadamente alarmante:

Una niña ha sido secuestrada. La policía ha puesto a sus mejores efectivos a trabajar, pero han llegado a un punto muerto y necesitan la colaboración de un grupo de expertos que les ayude a desbloquear el caso”. Hay que encontrar la forma de liberar a la niña, ¿preparad@s?

QUIERO MÁS INFORMACIÓN
1daba3d2fdc678f38ea3762a139d7173 - Escape Room para Empresas: El Rescate. Consigue equipos efectivos a través del juego.
Síguenos 😉
1daba3d2fdc678f38ea3762a139d7173 - Escape Room para Empresas: El Rescate. Consigue equipos efectivos a través del juego.
Síguenos 😉