Arrowbreaking para empresas: una actividad de alto impacto energético, cognitivo y emocional.

El poder de la metáfora.

El arrowbreaking es una técnica disruptiva que permite que las personas y equipos experimenten su poder individual y conjunto. Consiste en romper una flecha de madera colocando la punta de ésta en el centro de la garganta y, curioso o no, representa una de las técnicas que utilizaban los Sioux para convertirse en guerreros. Lo cierto es que este team building de arrowbreaking, si bien tiene un alto impacto neuronal en los participantes y equipos, no tiene como objetivo exponernos a un riesgo, aunque sí, en algún punto, nos propone convertirnos en guerreros/as. No seamos dramáticos, todo tiene una explicación. Empecemos por mostrar un vídeo muy breve que nos recrea un momentito de la actividad.

Lo ha visto el lector. Todos parecen estar pasándola estupendamente bien. En off, el lenguaje no verbal nos da una buena pauta de ello. Entre otras cosas, de la templanza y profesionalismo del instructor, de la concentración y el compromiso de los/as participantes, y del cálido y emotivo abrazo final. Todo esto es un poco de lo que apreciamos en este compacto compartido aquí. No obstante, tal y como nos señala Manuel de la Rosa, el dinamizador de este team building y experto en técnicas de alto impacto, la actividad inicia con una breve introducción sobre cómo funcionan los miedos y las creencias limitantes en la mente, comparte con los participantes los objetivos a conseguir y, acto seguido, los invita a la acción; a convertir esos conceptos teóricos en realidades prácticas. ¿Cómo? Proponiéndonos dar un paso adelante.

Un paso hacia delante que, como metáfora, tiene un poder extraordinario. Si lo pensamos, un paso adelante es lo que necesitamos en cada decisión que tomamos en la vida tanto para romper con una relación tóxica, como para cambiar de trabajo, comenzar un proyecto y/o un infinito etcétera. Pero eso no es todo. Como señala Manuel, la flecha no se rompe con la garganta, sino con la decisión de dar el paso hacia delante, producto del compromiso y la convicción con nuestro para qué. Y ese paso requiere todo de nosotros; es decir, nos involucra física, mental, energética y emocionalmente; todo eso, al mismo tiempo.

Técnicas de alto impacto y PNL.

“El propósito de la PNL es ser útil, incrementar las opciones y mejorar la calidad de vida”. John Grinder.

Las técnicas de alto impacto son actividades diseñadas para generar cambios en la personas. Entre otras cosas porque les permite tomar conciencia, alcanzar altos niveles de superación personal, mejorar la autoconfianza, romper con limitaciones, creencias y miedos, y proyectar la autorrealización personal y profesional. Además, se basan en los últimos avances y estudios sobre la funcionalidad del cerebro y sobre cómo este procesa la información, genera los pensamientos y realiza los cambios. Principios similares en los que se desarrollan otras técnicas como la PNL  y que son aplicadas en esta jornada de actividad.

El arrowbreaking, a través de PNL, tiene mucho sentido. La PNL es un modelo explícito y poderoso de la experiencia humana y de la comunicación. Utilizando sus principios es posible describir cualquier actividad humana que nos permite efectuar muchos cambios profundos y duraderos de manera efectiva, simple y rápida. Esto es -sobre todo- lo que propone la actividad. A cada participante lo invita a explorar su objetivo, su para qué y, compromiso mediante, dar ese paso con la convicción de todo su poder personal para alcanzarlo.

El abrazo final como metáfora de logro, reconocimiento y cooperación.

“Los abrazos exacerban las celebraciones y alivianan las penas”. Carol Miller.

Porque más allá de la superación personal, como hemos visto en el vídeo, el apoyo, el aliento y la celebración de todos los testigos de nuestro logro, representan la clave de esta actividad. El abrazo es el alivio, la emoción, la alegría, la contención y la empatía. Somos seres sociales. El festejo conjunto supone una fuerza que cuando se descubre se vuelve invencible, porque es el momento en el que por fin entendemos que si todos sumamos con lo mejor que tenemos, entonces el resultado del equipo siempre será infinitamente mejor.

Algunos de los beneficios de esta actividad:

    • Elevar los niveles de confianza y motivación individuales o de equipo.
    • Superar las resistencias a cualquier proceso de cambio personal o colectivo.
    • Enfrentar cualquier objetivo con la máxima convicción en que “sí se puede”.
    • Vivir en primera persona el poder del pensamiento positivo.
    • Descubrir que los pensamientos no siempre dicen la verdad.
    • Experimentar una actividad de alto impacto energético, cognitivo y emocional.
    • Favorecer la comunicación y la cooperación en los procesos de trabajo.

Sobre la metodología y la modalidad.

Hasta aquí hemos descrito brevemente de qué se trata la actividad. No obstante, también es importante mencionar que la misma puede desarrollarse en cualquier lugar del territorio nacional, que no requiere ningún tipo de preparación física previa y que la duración total es de 2 horas.

Además, puede adaptarse a las necesidades y/o propósito concretos de la empresa; es decir, puede focalizarse en la motivación y rendimiento de equipos, plantearse como programa de incentivos, etcétera. Por sus características, este team building está dirigido a CEO’s, mandos intermedios, líderes de gestión, equipos de trabajo y/o áreas o departamentos de negocio.

La vida nos plantea todo el tiempo retos que debemos superar. Algunos de ellos, sino la mayoría, nos requiere un poco “amorosamente guerreros/as”. Y entonces pregunto, ¿están preparados/as?

Escape Room para Empresas: El Rescate. Consigue equipos efectivos a través del juego.

Misión: El Rescate.

El uso de la gamificación en la empresa ha llegado para quedarse, no sólo por la cantidad de habilidades que se ponen en juego como el ingenio, la creatividad, el pensamiento lateral, la concentración, la atención, la observación, la colaboración, el liderazgo, la comunicación y la toma de decisiones, sino también porque el acto de jugar contacta a las personas con su lado más genuino, con su estado más puro. Como bien señala el escritor John Katzenbach “el mejor juego es aquel en el que no te das cuenta de que estás jugando”.

Dicho esto, aunque las Escape Room originalmente fueron diseñadas para que un equipo reducido de personas resuelva los enigmas y consiga salir en 60 minutos, actualmente se han desarrollado otros formatos que resultan ideales para trabajar con muchas personas en simultáneo. Es el caso de la Sala El Rescate que tiene lugar dentro de Escape Khaos, actualmente posicionada como una de las firmas precursoras y referentes en Madrid en Escape Rooms, Esta sala permite que participen de forma simultánea muchas personas, que sean 75 en vez de 60 minutos, y que el objetivo no sea salir de la sala sino resolver una misión de forma colaborativa.

Por supuesto, este formato es ideal para todo tipo de organizaciones que quieran planificar actividades de team building, eventos, incentivos, talleres y/o jornadas que les permitan trabajar -siempre con un espíritu lúdico- aspectos puntuales como la comunicación, la motivación, el liderazgo y/o la resolución de conflictos, entre otros. Veamos algunas de las particularidades de hacen de la Sala El Rescate un espacio ideal para vivir esta experiencia.

Una misión, 75 minutos y una caja llena de objetos.

Pero antes de que el tiempo empiece a correr, hay una introducción para explicar las instrucciones, la dinámica del juego y el contexto de la misión que deberán resolver. Luego, organizados en grupos de 3 a 6 participantes, comienza la acción. 

Cada equipo tendrá un material cerrado bajo candado que deberán inspeccionar en busca de pistas y otros datos que les pueden ayudar a continuar con el caso y conseguir el objetivo final. Es cierto que no todos los/las participantes comienzan igual. Mientras algunos se muestran más tímidos y más desorientados, otros desbordan de entusiasmo y curiosidad. Lo cierto es que ese espíritu entusiasta se contagia mucho antes que después, aunque nada se compara con la euforia grupal que se produce al ir resolviendo/descubriendo algunos enigmas.

Cuando esos primeros momentos mágicos ocurren, las personas se distienden, pierden el miedo y empiezan a involucrarse; comienzan a jugar y desaparecen las brechas generacionales, las jerarquías, las culturas, etc. Esto, entre otras cosas, significa que comienzan a comunicarse de manera abierta, a comprometerse con el objetivo, a colaborar y a construir un sistema de estrategias y decisiones propio para avanzar en el juego.

Un tropezón no es caída (y dos tampoco).

El tiempo en el juego vale oro y los/as participantes lo saben. No obstante, a veces los nervios, la ansiedad o un simple bloqueo los detiene en una encrucijada que no les permite avanzar. Para ello, cada vez que un grupo comienza el juego y hasta el final de la mismo, un/a Game Master, estará encargado/a de dinamizar la actividad y de ayudar a los equipos con algunas pistas cuando así lo necesiten.

2 modalidades de trabajo: local o portátil.

Como habíamos mencionado, las instalaciones de Escape Khaos cuenta con dos salas preparadas y equipadas para que jueguen en forma simultánea hasta 40 participantes en una de ellas, y hasta 32 en la otra. Ahora bien, también es posible desplegar y dinamizar la actividad en el lugar que la empresa defina para grupos de hasta 100 personas.

Y el final de la actividad puede no ser el que parece.

Hemos recorrido brevemente y sin revelar demasiado muchas de las bondades que tiene esta experiencia, aunque no es lo único. Como habíamos mencionado previamente, la organización puede llevar adelante esta actividad apuntando a trabajar todas las cuestiones que hemos ido enumerando, o puede definir un aspecto u objetivo particular sobre por qué o para qué hacerla. Por ejemplo para trabajar la comunicación del equipo, para celebrar el cumplimiento de los objetivos y un infinito etcétera.

A propósito de esto, una compañía también podría hacer que un coach o personal de RRHH observen el desarrollo de la actividad o, incluso, que sean parte de ella. Las libertades y las licencias para abordar esta experiencia son muchas y pueden contemplarse siempre que sean previamente planteadas en el cómo a los dinamizadores de la Sala El Rescate.

Además, existe la posibilidad de hacer reuniones/pequeños ágapes previos y posteriores, aprovechando el espíritu lúdico y euforia de las/os participantes. Por ejemplo, podrían encontrarse para terminar la experiencia compartiendo sus puntos de vista sobre qué les ha costado más, qué les ha gustado, de qué y/o de quién/es se ha/n sorprendido. 

Y ahora sí, el tiempo apremia porque ha llegado a comisaría un caso extremadamente alarmante:

Una niña ha sido secuestrada. La policía ha puesto a sus mejores efectivos a trabajar, pero han llegado a un punto muerto y necesitan la colaboración de un grupo de expertos que les ayude a desbloquear el caso”. Hay que encontrar la forma de liberar a la niña, ¿preparad@s?

#Reinvéntate

TU PASIÓN, TU ÉXITO

Suscríbete

¿Quieres estar al día de nuevos cursos y 
recomendaciones en materia de formación?