Rituales Chamánicos®: crea la realidad en la que quieres estar.

Los chamanes, sacerdotes y magos, así como los reyes y conquistadores han utilizado desde siempre el ritual como un camino para despertar la conciencia, para conseguir objetivos y manifestar lo que deseaban. A propósito de esto, Ana Pérez Domínguez y Martín Ribes, directores de Epopteia y formadores en Chamanismo Práctico Contemporáneo®, señalan que los rituales chamánicos son un camino hacia uno mismo, hacia la conciencia creadora que somos”.

Lo cierto es que la mayoría de nosotros no tiene conciencia de esa conciencia. A menudo entendemos lo que nos pasa como una buena o no tan buena jugada del destino y nos vemos un poco como víctimas más que como protagonistas de nuestras vidas. De esta forma, vivimos en una especie de piloto automático que nos hace reaccionar, resolver y seguir adelante sin reparar siquiera en la posibilidad de intervenir para cambiar el rumbo. No somos conscientes de que cada uno de nosotros puede desear, pedir y crear su realidad independientemente de si hablamos de dinero, de salud, de un buen trabajo y/o de buenas relaciones.

Una de las formas para crear esa realidad que deseamos es a través de los rituales chamánicos. Ahora bien, ¿qué es un ritual?

Los rituales son un lenguaje para comunicarnos con el hemisferio derecho del cerebro. Es decir, nos permiten darle a nuestro inconsciente una instrucción clara de lo que queremos mediante el uso de símbolos y metáforas que éste acepta como reales, y que incluso tienen mucho más poder que las palabras. A través de un ritual podemos, entre otras cosas, reprogramar creencias, conectarnos con planos de sabiduría superiores y manifestar nuevas realidades.

No obstante, ¿por qué hablamos de cambiar creencias? Veamos. Podemos hacer un ritual, por ejemplo, si lo que deseamos es conseguir pareja y construir una relación sana; sin embargo no podemos empezar a focalizar la intención sobre ello y mucho menos a construir si en nuestras creencias sostenemos que el amor no es algo para nosotros, que la vida en pareja es tóxica o que la mayoría de las personas son infieles. Dicho así, parece algo obvio, pero muchos de nosotros en el día a día proyectamos cosas sin cuestionar esas creencias inconscientes y arraigadas y eso es lo que, mucho antes que después, nos conduce a no conseguir lo que deseamos, a auto-sabotearnos y a frustrarnos al final.

Entonces, ¿qué podemos pedir y qué no?

Desear o querer algo, ya sea material, un cambio de circunstancias de vida, salud, es totalmente legítimo, incluso aunque -en el caso de las cosas materiales- sea el Ego el que lo desea. Ciertamente, más allá de la connotación negativa que tiene el Ego, es necesario y funcional si le damos el lugar que corresponde y lo ponemos a “trabajar” para nosotros. Como señala Martín: “lo que nos evoluciona no es poseer y depender de lo que hemos creado, sino la integración y aceptación de nuestra capacidad creadora, de hacer funcionar la fuente de energía que está dentro de nosotros, expandirnos y permitir que evolucione nuestra conciencia”.

Esto significa que necesitamos distinguir, sobre todo, desde dónde deseamos aquello que queremos materializar; si desde la necesidad o desde el crecimiento. Si lo hacemos desde la necesidad existe una alta probabilidad de que no se materialice lo deseado y acabemos con gran sentimiento de frustración. Pero si en cambio lo hacemos con la intención lograr crecimiento, bienestar y añadimos que es para el beneficio de todos -seres queridos, comunidad, Tierra-, los Espíritus que nos acompañan en la tierra y en otros planos, entonces el éxito está asegurado.

Ahora bien, para asegurarnos de que nuestro deseo es en beneficio de todos, debemos preguntarnos: ¿de qué forma conseguir mi deseo es bueno para las personas, la comunidad, la Tierra y las divinidades? Por supuesto que las respuestas no son parte de un estándar, ya que cada persona es única y encontrará las suyas (o no). Lo curioso es que cuando cada una de ellas consigue dar con las respuestas experimentan una gran sensación de legitimidad en su deseo, entran en coherencia consigo mismas y logran lo que se proponen. Esta es, entre otras, una clara señal de que el Creador está dentro de cada uno/a de nosotros.

Desear, pedir y crear está bien, pero ¿por dónde empezamos?

Claramente necesitamos herramientas, conocimientos y protocolos para condensar lo que queremos. Necesitaremos aprender ritual y oración que es lo que han aprendido y practicado desde siempre los chamanes, curas, masones, templarios y místicos. Todo esto es lo que se comparte en este Curso de Rituales Chamánicos®.

Entre otras cosas, la finalidad es facilitarnos técnicas, códigos y prácticas para aplicar en la vida cotidiana que nos ayudan a generar los fenómenos internos necesarios para potenciar nuestra fuerza creadora y para evolucionar nuestra conciencia, alineando cuerpo, mente y espíritu. Porque al final, los rituales chamánicos son una forma de vida, un camino que nos ayuda a descubrir el verdadero poder que tenemos los seres humanos de afectar nuestra realidad e ir recuperando nuestra verdadera identidad.

Ahora bien, para que todo esto pueda ocurrir, este curso ha sido diseñado con un enfoque fundamentalmente vivencial, experiencial e intensivo a lo largo de 4 días. Siempre con el aval, la rigurosidad, el compromiso y la congruencia de Ana y Martín, nuestros instructores de tan sólida y larga experiencia que además, brindan un asesoramiento post curso para acompañarnos en las inquietudes que naturalmente puedan surgir.

¿Qué es eso que tanto deseas? ¿Cuál es ese sueño que te quita el sueño? ¿Te animas a crear esa realidad?

Chamanismo Práctico Contemporáneo®: un Viaje hacia tu Poder Personal y Espiritual.

Sabiduría ancestral para encontrar respuestas en tu vida actual.

“El chamanismo no es una moda ni una rebeldía, no es una pose. Es una conciencia. Se puede ser chamán en la oficina, en la fábrica, en el supermercado, en casa y en la escuela. En bata, con corbata y con zapatos de tacón. No confundamos el fondo con las formas”. Así nos lo señalan Ana Pérez y Martin Ribes, ambos directores de Epopteia(1) y formadores en Chamanismo Práctico Contemporáneo®.

Nos queda claro entonces que de formas no se trata. Sin embargo, ¿a qué nos referimos cuando hablamos de “fondo”? Veamos. Hablamos de que la lucha para transformarnos y transformar no está fuera de nosotros, en los lugares donde nos movemos ni en las personas con las que nos relacionamos a diario. La lucha es interna. Todo ha sido creado con el atributo de la dualidad: todos somos luz y oscuridad y todos gozamos del libre albedrío para escoger cuál de esas dos energías potenciamos, con cuál de las dos nos proyectamos e impactamos en el mundo. Conectados con su sabiduría ancestral, los chamanes eligen la luz; eligen la integridad a la avaricia, las posibilidades a las limitaciones y el amor antes que el miedo.

Pero claro, nosotros no somos chamanes, y aunque tenemos distintas formas, somos occidentales, urbanos, contemporáneos y no vivimos en tribus. Aún así, y como bien citábamos las palabras de nuestros especialistas al comienzo, independientemente de cuál sea nuestra forma y nuestras circunstancias podemos acceder a un chamanismo práctico®, un método para obtener curación, empoderamiento personal y espiritual interior, a partir del cual es posible construir lo que realmente somos, vivir en plenitud y en coherencia con todas las dimensiones del Ser: Mente-Cuerpo-Espíritu.

A propósito de esto, el famoso novelista galés Roald Dahl señalaba que “el siglo XXI será espiritual o no será”. Creo que muchos ya lo han entendido. Son aquellos que sienten que viven una vida que no decidieron, que no son felices y que anhelan, persiguen y buscan algo más; algo que les permita vivir una vida con más sentido y más trascendencia.

Esto es, entre otras cosas, lo que facilita esta Formación en Chamanismo Práctico®. Se trata de un programa puramente vivencial y de alto impacto emocional que además de permitirnos aprender técnicas de sanación de diversas culturas indígenas, comienza por invitarnos a nuestro primer viaje chamánico. ¿Vértigo? ¿Curiosidad? ¿Nerviosismo? ¿Escepticismo? ¿O más bien todo eso junto y un poco mezclado? Pues imaginad que en este artículo sólo estoy contando el comienzo de los 7 días intensivos que dura esta formación. No obstante, antes de continuar debo señalar que en este curso no se utiliza ninguna sustancia psicoativa. Para realizar esos viajes, que seguida y brevemente explicaremos de qué se tratan, se utiliza sobre todo el tambor, maracas y técnicas de movimiento.

Despertando nuestro propio Chamán. ¿Por qué a través del tambor?

Una verdadera aventura de autodescubrimiento hacia nuestra sabiduría interior.

Y decimos “despertar” porque ya habita un chamán en el interior en cada uno de nosotros y ha estado allí desde el principio. Por ello, uno de los objetivos del viaje chamánico es tomar conciencia de su existencia y permitir que se manifieste en nuestra vida. El tambor en particular nos ayuda a comprender la sabiduría y la magia que vive en nosotros, nos conecta con el Universo y nos permite sentir la vibración de nuestros ancestros y de toda la vida que hay en nuestro planeta y en otras dimensiones.

Fue el físico Erwin Neher el que demostró científicamente que el sonido del tambor estimula muchas zonas sensoriales y motoras del cerebro que no son habitualmente afectadas. Además, este sonido contiene diversas frecuencias que transmiten impulsos al cerebro, provocando un estado de ampliación de conciencia, un estado de percepción ampliada que difiere de la realidad cotidiana. Porque al final, un chamán trabaja con lo que no se ve y está en contacto con otras fuerzas y energías. En esos estados de apertura de conciencia una persona puede contactar con espíritus de amor y compasión; que pueden ser Animales de Poder, Guías o Maestros de la realidad no ordinaria. No obstante, profundizaremos sobre esto en un próximo artículo.

7 días para reconectar con nuestra luz y poder personal.

Una formación puramente experiencial que pone a los participantes como protagonistas y principales beneficiarios de los trabajos curativos, ya que sólo a través de la propia sanación y transformación -en primer lugar- es posible adquirir las habilidades y el empoderamiento que nos permitirá -posteriormente- facilitar y transferir este mismo proceso a otros. Entre otras cosas, las personas que participen de este intensivo obtendrán:

  • Amplios conocimientos sobre las prácticas chamánicas para conseguir poder y sanación.
  • El poder de conectar y activar tu Chamán Interior; tu parte sabia, ilimitada y poderosa.
  • Un liderazgo superior con impacto directo y profundo en la vida personal y profesional.
  • Una mayor inteligencia espiritual y una mirada de vida con más corazón, más llena de sentido y de trascendencia.

El chamanismo práctico® también resulta una herramienta invaluable y poderosa para terapeutas, coaches y facilitadores que deseen conseguir una mayor eficacia en las sesiones profesionales; para directivos que necesiten adquirir habilidades para optimizar la toma de decisiones estratégicas y gestionar la presión y la soledad del liderazgo. Y, por supuesto, un curso único para quienes quieran responder a la vocación genuina y profunda de ayudar a los demás, conectando y desarrollando todas sus capacidades sanadoras.

Experiencia, Rigurosidad, Compromiso y Congruencia: las cuatro premisas de trabajo de todo el equipo profesional de Epopteia que entiende que el chamanismo es una forma de vida.

(1) Pioneros en España en introducir el chamanismo al mundo de la empresa, la terapia y el coaching, fusionando psicología, desarrollo personal y espiritualidad.

#Reinvéntate

TU PASIÓN, TU ÉXITO

Suscríbete

¿Quieres estar al día de nuevos cursos y 
recomendaciones en materia de formación?