Metodología Belbin: mucho más que 9 Roles de Equipo.

Meredith Belbin, el creador de esta metodología señala que “un rol de equipo es una particular tendencia a comportarse, contribuir e interrelacionarse con los demás de una determinada manera”. En tal sentido, producto de diversas investigaciones, identificó 9 estilos de comportamiento diferentes (o contribuciones) que las personas muestran en el lugar de trabajo. Estos Roles son:

  1. Coordinador. Maduro, seguro de sí mismo, identifica el talento. Aclara las metas. Delega eficazmente.
  2. Impulsor. Retador, dinámico, trabaja bien bajo presión. Tiene iniciativa para superar obstáculos.
  3. Investigador de recursos. Entusiasta, comunicativo. Busca oportunidades y desarrolla contactos.
  4. Cerebro. Creativo, imaginativo, librepensador. Genera ideas y resuelve problemas difíciles.
  5. Cohesionador. Cooperador, perceptivo, diplomático. Escucha e impide los enfrentamientos.
  6. Implementador. Práctico, de confianza, eficiente. Transforma las ideas en acciones y organiza el trabajo que debe hacerse.
  7. Finalizador. Esmerado, concienzudo, ansioso. Busca los errores. Pule y perfecciona.
  8. Monitor, Evaluador. Serio, perspicaz, estratega. Percibe todas las opciones y juzga con exactitud.
  9. Especialista. Entregado, independiente, con intereses limitados. Aporta conocimientos específicos.

Hemos mencionado sólo una descripción brevísima de las contribuciones de cada Rol, aunque el conocimiento detallado y profundo que facilita este Nivel Experto en la Metodología Belbin de Roles de Equipo en sus muchas vertientes, resulta una fuente inagotable de información que nos ayuda a cambiar de paradigma y dejar de centrarnos en las áreas de mejora para pasar a poner el foco en las fortalezas y en cómo las personas pueden añadir su máximo valor.

Esta Formación de Formadores ha sido diseñada para todos aquellos profesionales que deseen adquirir un conocimiento riguroso y detallado de la Metodología y de su aplicación práctica en una diversidad de contextos.

Mucho más que 9 Roles de Equipo.

En primer lugar, aclarar que de esos 9 Roles todos tenemos dos o tres dentro de los que nos sentimos cómodos; otros que podemos asumir si fuera necesario, y algunos que preferimos no adoptar en absoluto. Por ello, los Informes Belbin constituyen una herramienta potente, fiable y validada que permite obtener una mayor comprensión sobre cómo se comporta realmente una persona en el trabajo. Contiene orientaciones personalizadas y consejos útiles tanto para la persona, como para directivos, líderes de gestión y mandos intermedios, ya que proporciona una visión muy amplia sobre las fortalezas y debilidades de cada uno y sobre cómo contribuirán en el ámbito individual, relacional y de equipo.

Estos informes suponen una herramienta invaluable en procesos de:

  • Selección y promoción de personas.
  • Construcción de equipos de alto rendimiento y de relaciones de trabajo productivas.
  • Resolución de conflictos.
  • Orientación profesional.
  • Autoconocimiento y efectividad personal.
  • Comprensión de fortalezas y debilidades del comportamiento que no aparecen en un CV.

Sobre la Certificación, la modalidad y la metodología.

La estructura contempla una primera y breve fase online que tiene por objetivo, entre otros, cumplimentar un Inventario de Autopercepción Belbin y una visión de los compañeros de trabajo: Evaluación de los Observadores Belbin, que aporta una visión mucho más amplia y certera de las contribuciones de cada persona.

No obstante, la estructura es fundamentalmente presencial con una primera fase teórica y una segunda fase práctica en la que se revisa en profundidad la aplicación concreta de la metodología en procesos de desarrollo y formación, de selección, de trabajo en equipo y de relaciones interpersonales. El objetivo es aplicar todos y cada uno de los conceptos aprendidos para que cada participante pueda capitalizar el aprendizaje y para que pueda transferirlo fácilmente al desarrollo de su actividad profesional.

Se trabaja en grupos reducidos de hasta 12 personas y se hacen abordajes individuales, en parejas y en pequeños equipos. Al superar el examen de acreditación se extiende un Certificado firmado por Meredith Belbin. 

Sobre algunas de las competencias al finalizar el curso.

  • Hablar el lenguaje Belbin. El medio de interacción durante el curso y la base ideal para solucionar posibles problemas relacionales entre individuos y en el equipo.
  • Multiplicar las aplicaciones y enriquece tus sesiones. Ideas prácticas sobre cómo interpretar y aplicar los distintos informes en una gran variedad de situaciones y lo que pueden aportar para resolverlas.
  • Compartir tu conocimiento. Serás capaz de responder a las preguntas más exigentes y hacer frente a situaciones complejas que se dan en equipos, departamentos y organizaciones.

Sobre el final que sólo es un comienzo.

Una vez finalizada la Acreditación, cada alumno/a podrá consultar y recibir el feedback de los Expertos Belbin para resolver posibles dudas con respecto a los Informes, para preparar una sesión formativa; para recibir ideas sobre cómo utilizar alguna dinámica, etcétera. Además, formará parte la Comunidad Belbin, cuyo objetivo es mantener actualizado el aprendizaje y enriquecerlo a partir de diferentes casos y artículos.

Por otra parte, cada participante recibirá su Informe individual que podrá atesorar para comprenderse más y mejor en sus debilidades, fortalezas y áreas de mejora; para reforzar positivamente su seguridad, confianza y eficacia personal.

*Se trata de una metodología de referencia en la gestión y desarrollo de las personas y los equipos a nivel mundial. Actualmente, los informes Belbin están disponibles en 22 idiomas y la idea es aumentar este número y responder a las necesidades futuras».

Productividad 4.0: más foco, más control y menos estrés.

Para sumar competitividad dentro del entorno VUCA, existen una diversidad de programas que abordan sobre todo conceptos asociados al liderazgo como la Inteligencia Emocional, el Mindfulness, etc. Ahora bien, tan importantes como esas técnicas de autogestión profesional, resultan las herramientas prácticas y concretas que facilitan la gestión operativa medible y efectiva de cada día.

Por ejemplo, cada negocio sabe perfectamente cuál es su Core Business, sin embargo, muchos no saben los cómo para ponerlo en práctica. Retomando el ejemplo que dábamos con antelación, muchas veces hacemos una formación que suele explicarnos qué tenemos que hacer, aunquedespués, la mayoría de las veces no tenemos idea por dónde empezar y/o cómo organizarnos para que pueda comenzar a ocurrir. Esto último, la dimensión de lo concreto, de hacer que las cosas sucedan operativamente, es el objetivo clave al que apunta este Programa de Efectividad Personal diseñado por Torres Associades, quienes también se autodenominan -de forma simpática- como la Consultoría Metodológica de los Cómos.

En tal sentido, esta jornadas están destinadas a todos aquellos perfiles profesionales que deseen mejorar su efectividad y productividad; que quieran hacer más y mejor con menos esfuerzo. ¿Suena abstracto? Pues a continuación, mencionamos algunas de las herramientas (los cómo) que esta formación facilita llave en mano y sobre las que brindan soporte para resolver consultas de forma indefinida.

Lean Mail, gestión efectiva del correo electrónico (también del Outlook 365).

La perspectiva Lean Mail nos permite gestionar el correo de forma efectiva para poder focalizar nuestra atención a aquellas actividades que aportan valor, en cualquier solución aunque hacemos esta especial mención al Outlook 365 por su alto impacto en la productividad según hábitos de GTD y Agile.

Ahora bien, la idea es que además de estar en la vanguardia de las tecnologías, aprendamos a utilizarlas de forma tal que nos permita desarrollar mejores hábitos de gestión. Es decir, saber de qué manera podemos ser más efectivos y productivos en la gestión del correo electrónico para tener más foco, para categorizar mejor la información que emitimos y que recibimos, entre otras cosas.

SCRUM, gestión de la planificación estratégica.

Sobre todo en los entornos VUCA que mencionábamos al comienzo del artículo, necesitamos abandonar la planificación tradicional. Ciertamente, no podemos dar soluciones cerradas o estándares a problemas desconocidos, ya que esto lo único que multiplica es la conflictividad, las desviaciones, el presupuesto y, lo peor, la insatisfacción del cliente con el resultado. Por ello, hoy es requisito primordial gestionar la planificación con la premisa de la flexibilidad. Aprender a sprintar semanalmente lotificando nuestras actividades nos permite tener un mayor control y perspectiva, re-orientar, adaptar, identificar y resolver rápidamente, sobre todo en proyectos de gran complejidad o bien la gestión del trabajo delegado.

Un apunte más.

Justamente por la importancia que hemos puesto en esto de poder medir el impacto de lo aprendido, señalamos que los profesionales formados en el Programa de Efectividad Personal -que incluye mucho más de las herramientas que hemos descrito brevemente-, consiguen una media de más del 85% de las actividades planificadas semanalmente.

Formato In Company. Modalidad learning by doing para que cada participante pueda capitalizar e incorporar las herramientas de forma fácil e inmediata en su cotidianeidad.

Visual Thinking: alcance, beneficios y aplicaciones.

De alguna forma, dos de las competencias profesionales más demandadas del siglo XXI son la innovación y la creatividad. De hecho, suponen uno de los mayores desafíos a los que se enfrentan profesionales del mundo de la consultoría y el coaching, personal educativo y líderes de gestión dentro de la empresa y fuera de ella. No obstante, aunque no existe el ADN creativo o innovador, existen herramientas que favorecen el desarrollo de ambas competencias.

Algunas de ellas como el Visual Thinking nos permite ampliar nuestra capacidad para mirar, escuchar e interpretar y contemplar cuestiones que naturalmente pasarían desapercibidas; nos permite comunicar lo complejo de forma sencilla y comprensible; nos permite crear e innovar sobre todos los procesos de trabajo para encontrar nuevas y mejores maneras de hacer que resulten más eficientes y efectivas.

Sobre el Visual Thinking; mucho más que dibujar.

Es habitual asociar -equívocamente- esta herramienta al simple hecho de hacer dibujos. ¿Cuál es la consecuencia de pensar de esta forma? Entre otras cosas, que nos genere cierta inhibición adulta, tan lejana al espíritu lúdico que nos inspiraba a dibujar libremente cuando éramos pequeños. Lo cierto es que el Pensamiento Visual, mucho más que dibujar, supone una interpretación de la realidad sintetizada, organizada y estructurada que nos permite ver la información de forma global, asimilando la complejidad de la misma y permitiendo un aprendizaje y/o una interiorización más rápida y eficiente.

Por ello, no nos referimos a la capacidad de dibujar como talento artístico, sino como la capacidad de hacer líneas, cuadrados, círculos y otras figuras geométricas de poquísima complejidad, cuya finalidad es hacer común algo, generar  alineación, compromiso y/o visualizar nuevas soluciones o escenarios posibles.

Sobre el alcance de la herramienta y el impacto.

Gracias a su simpleza, es aplicable a diversas situaciones y procesos que pueden ser resueltos de forma inmejorablemente diferente, creativa y eficaz. Durante los procesos de brainstorming, por ejemplo, nos ayuda a agilizar la generación de ideas sin necesidad de hablar o de explicarlas y, a su vez, ayuda a nuestro cerebro a pensar más rápido y a ser capaz de generar nuevas ideas a partir de las ya expuestas. Otros procesos habituales podrían ser:

  • Planificación y toma de decisiones estratégica.
  • Innovación en productos y/o servicios.
  • Presentación de modelos de negocio.
  • Exploración de nuevos mercados.
  • Estrategia de fidelización de clientes.
  • Identificación de áreas de mejora.
  • Selección de Personal.

En procesos de coaching puede ser una propuesta sumamente práctica cuando existen bloqueos para la definición, para la acción, o bien cuando se evalúan nuevas soluciones a intentar. En cualquier caso, cuando vemos nuestras palabras y nuestros pensamientos expresados frente a nosotros/as y plasmados sobre el papel en el momento presente, tomamos mayor conciencia de lo que está ocurriendo; entendemos un poco mejor, somos capaces de ver un poco más allá y, eventualmente, ajustar el proyecto y evaluar otras posibilidades.

Sobre las bases del Pensamiento Visual.

Actualmente es un recurso muy utilizado en procesos de creación e innovación en las empresas, numerosas compañías de éxito han implantado esta herramienta en los procesos creativos con excelentes resultados. Además, está basado en algunas de las revelaciones de la neurociencia; por ejemplo:

  • El cerebro piensa mejor en imágenes. Efectivamente, procesa información visual 60.000 veces más rápido que texto y, en consecuencia, requiere mucho menos esfuerzo mental interpretar un dibujo que entender un texto.
  • Las imágenes ayudan a descubrir relaciones entre objetos. Sobre todo esas que de otro modo quizá no seríamos capaces de ver y que pueden dan lugar a nuevas ideas y soluciones que nos permitan innovar.

Sobre el curso, la modalidad y la metodología.

Este curso de Visual Thinking creado por Emana y Muxote Potolo Bat, nos conecta con esta capacidad para desarrollar una lectura que va más allá de lo dicho y de cómo dibujar la escena; nos conecta con aquellas claves invisibles que hacen que cada encuentro, cada reunión, cada conversación sean únicas y nos da herramientas para que así lo plasmemos a través del lenguaje visual.

Teniendo en cuenta esas premisas, la formación en cualquiera de sus modalidades, aplica una metodología basada en el learning by doing que apunta a que cada participante pueda rápidamente capitalizar e incorporar todo lo aprendido. Entre otras cosas, también les permite entrenar habilidades prácticas para el desarrollo de las competencias como la escucha, la sistematización de la información y la visualización de conversaciones significativas.

Por último, cito parte de las palabras de Nerea Burgoa, Dra de RR.HH. y comunicación, que resume exquisitamente la experiencia de esta formación: “ha sido para mi muy interesante descubrir un nuevo lenguaje; tomar contacto, atreverme, descubrir y ver la utilidad de manera práctica y también divertida. La maestría y profesionalidad de Miryam Artola, que sabe hacer fácil lo difícil, te ayuda a lanzarte y ha sido determinante”.

Coaching con Caballos: consigue un liderazgo auténtico en tu empresa.

Ahora bien, ¿de qué hablamos cuando hablamos de liderazgo auténtico? Los creadores del concepto, Gardner y Avolio, señalan que los líderes auténticos se conocen bien a sí mismos, favorecen la transparencia en las relaciones, muestran un eficaz procesamiento de la información para la toma de decisiones y mantienen una línea de comportamiento coherente con un conjunto de valores y principios personales. En tal sentido, cuando las personas perciben a sus líderes como auténticos consiguen niveles más altos de compromiso, de satisfacción y de felicidad en el trabajo. Pero claro, todo esto es teoría y sólo leyéndola nadie va a convertirse en un líder auténtico.

No obstante, el desarrollo de todas las dinámicas que contempla esta formación outdoor de alto impacto sensorial apuntan a que cada participante pueda desarrollar su liderazgo auténtico consciente y transformacional de una forma absolutamente vivencial. “Los caballos son animales altamente sensibles y auténticos y tienen la facilidad de abrir nuestros canales sensoriales, de sacarnos del piloto automático, del ruido mental, tecnológico y artificial en el que estamos sumergidos cada día. Relacionarnos con el caballo evidencia nuestra capacidad de confiar en nosotros/as mismos/as”. Así nos lo señala Eliane Bernard, creadora de esta formación.

De esta forma, y en medio de un encantador entorno natural, la actividad nos permite reconectarnos con nuestra propia naturaleza y obtener un feedback inmediato y honesto del caballo, teniendo en cuenta que ellos cooperan o no cooperan con nosotros; nada se fuerza y nada se manipula y todo fluye en coherencia a como tiene que fluir. De hecho, cada dinámica está diseñada con absoluta rigurosidad y respeto por nuestra especialista.

Sobre la interacción equina-humana y sobre la presencia.

Como habíamos mencionado, el liderazgo no puede adquirirse a través de la sola lectura o del acceso a una posición jerárquica. El verdadero liderazgo se compone de la identidad e integridad que viene con la fuerza que transmite la auténtica presencia del líder. La presencia está asociada con sentirse vivo, en estado de creatividad, conexión, satisfacción; con el hecho se sentirse fluir en coherencia.

Todo eso se contagia e impacta en todos los ecosistemas de los que las personas son parte. En el rol del liderazgo, la autenticidad y la presencia hacen que la conexión con cada uno de los miembros del equipo en particular y con todos ellos en general sea más resonante, más íntegra y más contemplativa. El líder auténtico los/as conoce, se acerca y les facilita espacios para que puedan ser lo mejor que pueden ser; para que puedan hacer su aportación y desplegar su talento. Luego, naturalmente, la cooperación, la fluidez, el sentido de pertenencia y la cohesión se vuelven sellos de identidad del equipo.

Sobre la modalidad, la flexibilidad y el alcance.

La actividad se desarrolla contemplando grupos reducidos de 6 a 10 participantes. De esta forma, es posible desplegar dinámicas individuales y grupales con la debida atención y respeto  que requiere cada una de ellas.

Sin revelar demasiado, hemos enumerado muchas de las bondades que tiene esta experiencia para facilitar el desarrollo del liderazgo auténtico. Ahora bien, tal y como habíamos mencionado previamente, Eliane puede dinamizar esta actividad para trabajar este abordaje específico o puede adaptarla sobre un objetivo particular que defina la empresa.

Es decir, es posible desarrollar una jornada centrada en trabajar aspectos puntuales como la comunicación del equipo, la resolución de conflictos, la identificación de talentos, la asignación de roles, etc. Y esto no es lo único. También podría dinamizarse una actividad para un evento en particular como podría ser la presentación/incorporación de un nuevo director, para celebrar el cumplimiento de los objetivos, y un infinito etcétera. Como vemos, las libertades y las licencias para abordar esta experiencia son muchas y pueden contemplarse siempre que sean previamente planteadas.

Sobre los beneficios de esta formación para la organización.

  • Consolidar el liderazgo auténtico como una cualidad transversal en la empresa.
  • Entrar en un proceso continuo de mejora.
  • Aumentar el sentido de la pertenencia, el compromiso y la colaboración grupal.
  • Conseguir equipos de trabajo más integrados, motivados y proactivos.
  • Mejorar la calidad de la comunicación y, en consecuencia, mejorar el clima interno y las relaciones laborales.

Sobre todo, mejorar la salud organizacional entendiendo que las empresas son entidades vivas que aprenden, crecen y se transforman.

Liderazgo por Influencia: potencia y desarrolla técnicas específicas de influencia.

La influencia es muy sutil, es como estar tumbado en una colchoneta hinchable en el mar. Crees que flotas y permaneces en la misma posición, hasta que miras y te das cuenta de que una corriente moderada te ha desplazado 800 metros de la costa”. El efecto compuesto, de Darren Hardy.

Sí, es importante ver hacia dónde nos han desplazado, pero esto tiene que ver con la moralidad de la influencia y lo cierto es que en este artículo partimos de inclinar el mundo hacia el lado más bonito; hacia el lado del bien. Desde este punto de partida entendemos que podemos liderar de manera influyente en todos los ámbitos y relaciones de la vida en general y en el entorno laboral y/o profesional en particular, que es a lo que nos referiremos en este artículo.

Veamos. Toda las organizaciones necesitan liderazgo en todos los niveles, pero no sólo las grandes empresas como suele asociar el imaginario colectivo. Las pymes, las micro-pymes y quienes trabajan de forma autónoma necesitan desarrollar un liderazgo que les permita adaptarse e influir positivamente en todas las direcciones y circunstancias. Por ejemplo, las grandes empresas suelen tener espalda para soportar y/o revertir sin mayor impacto una mala negociación, un cliente que se va, un conflicto, etc. No obstante, las consecuencias de estos mismos eventos para las empresas más pequeñas pueden llegar a ser devastadoras. Recordemos que en España las pymes representan el 99,98% de las empresas y suponen el 74% del trabajo de todo el país.

Ahora bien, el Liderazgo por Influencia pone el acento -sobre todo- en las competencias emocionales del líder que son las que condicionan el desarrollo de los distintos estilos de liderazgo. A su vez, los estilos de liderazgo tienen un gran impacto -cerca del 70% según distintos informes- sobre el clima laboral y este supone un 30-40% de mejora en los resultados, en la productividad y en el rendimiento. Tomando como base estos tres engranajes de éxito, Curro Duarte ha diseñado e imparte junto a un equipo multidisciplinar de Despierta, este Programa de Desarrollo del Liderazgo por Influencia, cuya estructura repasamos a continuación:

1. Despertadores Científicos. ¿Cuál es nuestro punto de partida?

Como siempre, lo primero es entender que cada persona es única y, en consecuencia, partirá de una realidad exclusiva y particular. Esa toma de conciencia que permite identificar desde dónde partimos es posible gracias a los Diagnósticos 360. Con ellos se realiza una “foto” respecto a la situación actual de la persona; es decir, sus competencias emocionales, sus estilos de liderazgo (participativo, orientativo, directivo, capacitador, imitativo, relacional) y sobre el clima laboral que genera en su unidad de negocio.

2. Mejorar/potenciar las competencias: 7 módulos de vivencia pura.

Vivencia pura porque cada módulo ha sido diseñado con el espíritu lúdico y provocador que invita a los participantes a vivir la experiencia siendo parte de distintas dinámicas y juegos, como los role plays y las escenas reales de liderazgo.

Por ejemplo, en varios momentos del programa utiliza el cine como recurso didáctico. Master & Commander, entre otros, es un magnífico ejemplo sobre el ejercicio de liderazgo a través de la figura del capitán Jack Aubrey -interpretado por Russell Crowe-. Una película bélica, que transcurre durante las Guerras Napoleónicas, que tiene al mar como principal escenario de batalla y a un capitán dispuesto a dar lo mejor de sí mismo junto a sus hombres. Lo cierto es que hay escenas que son una inmejorable muestra de liderazgo, comunicación, estrategia, cohesión, confianza, motivación, delegación, etc.

3. Del aprendizaje a la aplicación de lo aprendido. De la vivencia a la práctica real.

Porque lo más importante es trasladar el aprendizaje y las herramientas adquiridas en el propio desempeño profesional y con el foco puesto en los demás. Además, en esta etapa -al igual que a lo largo de toda la formación- los especialistas no nos dejan solos y nos dan la opción de acceder a sesiones de coaching, shadow coaching o coaching grupal. Como menciona Curro, “no somos formadores, somos facilitadores de aprendizaje. Nos limitamos a provocar el autodescubrimiento de los participantes”.

4. Cerrando el círculo. Despertadores científicos para visualizar cómo hemos evolucionado.

Al finalizar tu participación en este Programa, entre otras cosas, serás capaz de:

  • Potenciar y desarrollar técnicas específicas de influencia.
  • Adquirir herramientas innovadoras relacionadas con el lenguaje y las emociones, para auto-gestionarte mejor.
  • Desarrollar una serie de competencias críticas para potenciar tu influencia y los resultados de tu negocio.

Ahora bien, sería fantasioso quedarnos sólo en mencionar los beneficios sin poder cotejarlos realmente. Por ello, con la misma herramienta con la que nos ayudan a definir nuestro punto de partida, nos ayudan a medir el impacto del aprendizaje, visualizando nuestra evolución en diferentes aspectos sobre todo en las competencias emocionales y en los estilos de liderazgo y en cómo ambos han impactado en la mejora del clima laboral y en los resultados del negocio.

Por todo lo dicho, este programa no está dirigido exclusivamente a las grandes empresas. Por el contrario, como mencionábamos al comienzo, aprender a liderar por influencia y adaptar el estilo de liderazgo en función de las circunstancias y las personas en las unidades de negocios más pequeñas, resulta imprescindible en la gestión interna del día a día y clave en la relación con clientes, proveedores, comunidades y otros grupos de interés.

La soledad del líder ¿mito o realidad?

Leader Mindfulness.

Es difícil imaginar un líder solo; cuanto menos en su día a día. Ciertamente, la mayoría de los líderes en cualquier empresa responden a agendas agotadoras que incluyen reuniones de todo tipo con superiores, pares, equipos, clientes, proveedores y un largo etcétera. Incluso dentro de su oficina, en cualquier momento del día, son fuente de consulta para resolver o redirigir proyectos, situaciones y/o conflictos.

Entonces, ¿a qué nos referimos cuando hablamos de la soledad del líder? Veamos. Más allá de la diversidad de enfoques que le han dado a este concepto una cantidad de autores, en este artículo en particular nos referimos a la soledad del líder en el afrontamiento de una cantidad de procesos complejos, y de la cantidad de decisiones estratégicas que tiene que tomar solo y, tantas veces, a contrarreloj. 

Lo cierto es que el líder puede cambiarlo todo con una decisión. De hecho, más de una vez, el impacto de estas decisiones pueden despertar algún conflicto de intereses; recordemos que todas ellas suelen tener influencia sobre personas, equipos, proyectos y pueden ser determinantes para el futuro de una organización. La decisión es necesaria, es ahora y en soledad, incluso a pesar del propio ruido mental, las dudas, los miedos, las preocupaciones, las elucubraciones, las certezas o la falta de ellas. Y el tiempo se sigue escapando.

Por ello, para que esa decisión sea la mejor que un líder pueda tomar, es necesario enfoque, serenidad, prudencia, responsabilidad, convicción, intuición, cabeza y corazón. Todo esto. Todo junto y al mismo tiempo.

Pensemos que el ruido, el miedo, las dudas o la falta de enfoque y concentración para tomar la mejor decisión puede generar un alto nivel de estrés emocional. Y es verdad que hay una y mil formas para gestionar la emocionalidad, aunque hay una que incluso está por encima de todas ellas en cuanto a su efectividad: la Inteligencia Espiritual. Y, en este caso en particular, de la Inteligencia Espiritual del líder. Esa que en los momentos de soledad le permite acceder a su sabiduría interior y a conectar la mente con el corazón.

Y no es que lo diga yo, pero en el mundo de los negocios, la mente y corazón parecieran no ir (casi nunca) de la mano. Es decir, está claro que podemos tomar una decisión únicamente con aplicando la lógica y la razón de acuerdo a la información disponible, pero no somos robots. Quiero decir, podemos decidir automatizar un proceso de producción porque eso resultará más rentable para la empresa, pero sin un plan que contemple qué hacer con las personas que serán desafectadas de ese puesto, ¿de qué valores estamos hablando?, ¿dónde está el corazón en este caso?

Evidentemente, para sumar verdadero valor a los entornos de los que somos parte y para inspirar a los demás, sobre todo en posiciones de privilegio como la del liderazgo, hace falta corazón. A propósito de esto, Ronald Stern, creador del concepto Inteligencia Espiritual, señala: “si alguien que se hace llamar ‘líder’ no eleva el espíritu de quienes le rodean, no es un verdadero líder porque esa es su principal función”.

Desarrollar la Inteligencia espiritual en el liderazgo no es garantía de que las cosas salgan siempre bien, aunque promete que las decisiones serán coherentes con la persona que es el líder y con sus valores fundamentales; es decir, serán las mejores decisiones que el líder pueda tomar.

Ahora bien, y yendo a la práctica específicamente, ¿qué le aporta al líder el desarrollo de su Inteligencia Espiritual? ¿Qué es lo que cambia si los procesos son iguales, las personas las mismas y la soledad del líder sigue intacta? Vayamos por partes.

La inteligencia espiritual aporta al líder:

  • Cambio, transformación y evolución y trascendencia, producto de una mayor conciencia de sí mismo.
  • Inspiración, visión y valores.
  • Desarrollo de una mirada más holística sobre los procesos y las personas.
  • Energía, coraje y convicción.
  • Contagio, inspiración e influencia positiva en los demás.

Y con respecto a la segunda inquietud, probablemente ya no sea tan necesaria una respuesta. El cambio no ocurre en lo que sucede fuera, sino en el interior del líder. Esta transformación personal tiene una incidencia directa sobre todo lo que lo rodea. Incluso como nos menciona Ana Isabel Delgado Cánovas, creadora de este curso de Liderazgo Consciente «Leader Mindfulness», transforma su soledad en un lugar deseado y necesario en el que, por fin, puede sentirse más seguro, más enfocado, con más conciencia, visión y corazón.

Entre otras cosas, esto es parte de lo que nos propone nuestra especialista. Todo ello a través de un proceso de aprendizaje cálido, cercano, profundo y dinámico para que cada líder descubra su espiritualidad y desarrolle todo su potencial interior.

#Reinvéntate

TU PASIÓN, TU ÉXITO

Suscríbete

¿Quieres estar al día de nuevos cursos y 
recomendaciones en materia de formación?