QUIERO MÁS INFORMACIÓN

Hiperrealidad Virtual.

Donde lo Virtual se vuelve Real.

¿Quieres ofrecer a tu equipo la actividad más novedosa del mercado? ¿Te preocupas por sacar lo mejor de tu equipo? Atrévete a dejar que lo virtual se vuelva real y descubre las experiencias sin límites ni obstáculos. ¡Descubre la Hiperrealidad!

Cuando la creatividad se junta con la tecnología más nueva y potente del mercado, entonces todo puede pasar: mundos inmersivos, paralelos, alternativos, objetos que flotan y un largo etcétera. Todo ciertamente fascinante para las empresas y los directivos amantes de la gamificación y de las actividades de Team Building originales, vanguardistas, creativas e innovadoras.

La hiperrealidad virtual es una de las opciones más increíbles, poderosas y de más alto impacto que en España es posible vivir dentro del espacio de Red Helmet Experience. Alvaro Gámiz, uno de los creativos y creadores de esta maravillosa propuesta, nos señala que si bien el espacio cuenta con dos salas más, la sala de Hiperrealidad Virtual es la estrella, la más requerida, la más reservada y la más celebrada por todo lo que la experiencia supone desde que empieza y hasta que finaliza.

No obstante, también cabe señalar que a diferencia de muchas otras actividades tradicionales de team building en la que los/as participantes -sobre todo al principio- suelen mostrarse con cierto desgano y escepticismo, en esta en particular ocurre todo lo contrario. Desde el comienzo muestran inquietud, curiosidad, ganas de romper el hielo y los límites para explorar de qué se trata la propuesta. Veamos un poco algunas de las características más destacadas.

Una misión, un equipo comando, mucha estrategia y mucha acción.

Una sala creada específicamente para que los equipos de trabajo puedan, en un entorno distinto, participar de una propuesta lúdica, diferente y colaborativa. Unas gafas, unas mochilas de última generación y la capacidad de desplazarse dentro del espacio virtual igual que en el espacio real; es decir, sin cables, sin obstáculos y sin límites, hacen que esta sea la experiencia más inmersiva, más real y más excitante del momento. No obstante, si bien mencionamos previamente que una de las características para resolver la misión es la colaboración, también existe y es tan importante como aquella, el espíritu competitivo.

No entramos en contradicciones. La colaboración supone que cada miembro participante entregue su mejor hacer al equipo para resolver más rápido y más eficientemente una situación. Es decir, lo primero que tendrá que hacer será encontrar qué es lo mejor que puede aportar al equipo para que sea el mejor. De esta forma, su principal competidor/a será él/ella mismo/a; luego se verá si esa aportación fue la mejor de todas, la más útil, la más oportuna y/o la más eficiente de todas.

Cabeza, cuerpo, brazos y piernas dibujados en 3D. ¿Hay equipo?

Pero para que todo ese comando virtual funcione a la perfección, tendrán que:

  • Coordinar, planificar y asignar roles y funciones.
  • Mejorar la comunicación del equipo con la finalidad de diseñar estrategias dentro de un entorno adverso y hostil.
  • Fortalecer el círculo de confianza y colaboración.
  • Estimular el pensamiento lateral y creativo.
  • Potenciar el liderazgo personal y desempeñar diferentes roles.
  • Desarrollar habilidades psicomotrices.
Sobre la modalidad y sobre las distintas salas de juegos.

La actividad puede transcurrir contemplando entre 6 y 15 jugadores/as. De acuerdo a cuántos sean los/as participantes designados se adecúan también los circuitos que incluyen otras dos salas con el mismo concepto lúdico, aunque con algunas particularidades en los enfoques. Veamos:

  • Sala de juego VR Arcade competitivo. Divertida competición de minijuegos en la que se trabajan habilidades individuales como la puntería, la velocidad, la concentración y el equilibrio.
  • Sala de juego VR Team Building. Trabajo en equipo bajo presión basado -sobre todo- en la comunicación, la colaboración y la estrategia. ¿La misión? Desactivar una bomba que sólo un miembro del equipo puede ver.
Reivindicando la gamificación en el aprendizaje.

Hemos recorrido brevemente muchas de las bondades que tiene esta experiencia. Sin embargo, no hemos mencionado hasta ahora que la empresa también podría desarrollar esta actividad de team building con el objetivo concreto de, por ejemplo, dimensionar qué habilidades representan una fortaleza en cada persona y equipo y cuáles podrían mejorarse. Esto es gracias a que, como hemos visto a lo largo del artículo, la actividad invita a trabajar con muchas de las habilidades blandas más demandadas hoy por hoy como la comunicación, el liderazgo, el pensamiento creativo, etc.

A propósito de todo esto, Kapp, el famoso escritor, speaker y tal vez el mayor gurú del aprendizaje a través de videojuegos del mundo, ha puesto especial acento de la influencia positiva de la gamificación en el aprendizaje que ocurre tanto en el ámbito educativo como empresarial. Entre otras cosas, señala que el juego lleva a los/as participantes a un lugar fantástico en el que pueden experimentar situaciones sin ideas preconcebidas, desde la que pueden desarrollar otras perspectivas y miradas que luego pueden ser extrapoladas a su mundo habitual. También  menciona que los juegos promueven como casi ninguna otra cosa, el compromiso, la conexión, la implicancia y la motivación.

“Una vieja estación de tren, armados/as hasta los dientes y con el único objetivo de encontrar a los/as compañeros/as perdidos/as…” 

En la sala de hiperrealidad no hay obstáculos ni límites, ¿preparad@s?

QUIERO MÁS INFORMACIÓN