QUIERO MÁS INFORMACIÓN

Terapia Floral Integrativa.

¡Fórmate como Terapeuta Floral!

Ana María Santos Vázquez cuenta con 26 años de experiencia en el Sistema Floral del Método Bach. A partir de este conocimiento, más su propia investigación sobre nuevos Elixires -que han dado lugar al Sistema floral “Flora Ibérica”-, más el aprendizaje de otras técnicas de conocimiento del Ser Humano, ha diseñado e imparte a través de Espai Dodecaedre esta formación cuyo objetivo es crear Terapeutas Especializados en Elixires Florales Método Bach y Flora Ibérica(1). La idea es que cada alumno/a aprenda a entender al Ser Humano y su relación con el lenguaje de la naturaleza desde una visión profunda y unificada para la resolución de cualquier conflicto.

Es una formación distinta, con un enfoque mayormente práctico y orientada hacia el camino interior y espiritual. Por ello, en primer lugar nos adentra en el Sistema del Dr. Bach, continua con la Flora Ibérica y termina preparando a los/as alumnos/as para que sepan cómo elaborar sus propias Elixires Florales. Es una invitación al crecimiento personal, a la exploración, al descubrimiento y a la auto-indagación, pues sólo desde ese comienzo es posible a futuro acompañar a los/as demás.

Un poco más sobre Ana: una abuela sabia, mucha curiosidad y una infancia en contacto con la naturaleza.

De alguna manera, ese entorno también supuso un elixir para nuestra especialista. Tanto la tradición y la sabiduría familiar como el propio conocimiento, la inquietud y el escenario perfecto no hicieron más que afianzar su vocación desde pequeña en materia de exploración y descubrimiento. De hecho, ella misma señala que “estamos rodeados de todo lo que necesitamos” y esto supone, sobre todo en su caso, una profecía auto-cumplida.

Con esta sed de curiosidad y exploración, ella experimentó por primera vez el descubrimiento de su primer elixir y esto tan sólo fue el comienzo de muchísimos elixires posteriores.

Un día en medio de la naturaleza, mientras Ana esperaba la apertura del brote del castaño, observaba un montón de ramas y hojas en forma de cojines a su alrededor -que es lo que forma la planta del tomillo- y se percataba del intenso aroma y luz que compartía esa planta en plena floración. Era como si todo la invitara a aprender, a dar un salto, a desviar su atención del brote hacia algo nuevo y explorar. Ahora bien, lo curioso de todo esto es que existe un elixir que es el más espiritual del sistema floral y que nos ayuda más que ningún otro a asimilar y a aprender; hablamos del brote del castaño. Es decir, el brote que mantuvo y supo desviar la atención de Ana para que pueda descubrir y aprender más.

¿Cómo sabemos cuál es la función/efecto de una planta?

Las esencias florales contienen la fuerzas de la vida de las plantas y actúan aliviando los sentimientos y patrones negativos, mientras fomentan el proceso de curación mediante el equilibrio de energía en el cuerpo. Entre otras cosas, todo esto está definido por su asignatura. Es decir, por dónde vive, por cómo crece, por cómo es y por cómo se nueve nos habla de para qué sirve y para qué es. Cuando tomamos el tomillo, por ejemplo todo el lodo que estaba oculto y sedimentado, se empieza a mover. Esto significa que cuando nosotros/as tomamos este elixir, todo lo que estaba escondido y guardado por diferentes causas también empieza a emerger y entonces nos permite tomar consciencia de ello.

La vid, por ejemplo, es una flor embriagadora que se trepa y se hace grande allí donde esté. Funciona con las personas “cabezonas”, manipuladoras, aquellas que siempre quieren tener razón y creen su verdad es la única que vale. Ayudadas por el elixir de la vid, estas personas aprenden a polarizar esa verdad y debido a que poseen una responsabilidad innata y una forma especial y única para mandar y llevar las cosas adelante, son capaces de empezar a mirar por los/as demás y saben perfectamente cómo pueden ayudarlos/as.

Y sólo por poner un ejemplo más de este fascinante mundo de naturaleza y elixires, la amapola es la flor que ayuda en los sueños a indicarnos el camino que tenemos que seguir; es decir, nos permite proyectar los sueños. ¿No es maravilloso?

Sobre el alcance y el público objetivo de la formación.

Por todo lo que hemos venido mencionando, esta formación está dirigida a todos aquellos profesionales que se dedican a las terapias, que son especialistas del bienestar, así como a todas aquellas personas que sientan inquietud e interés en profundizar sobre la evolución del Ser Humano.

Un Terapeuta Floral, entre otras cosas, aprenderá a:

  • Profundizar sobre el Sistema Floral de Bach y de Flora Ibérica y las propiedades de cada Elixir.
  • Diagnosticar las esencias más adecuadas para cada persona y situación según distintas metodologías.
  • Elaborar sus propios Elixires Florales.

(1)Sistema elaborado en la Península Ibérica en lugares especiales de flora y fauna salvaje.


Conoce nuestra formación en Terapia Floral Integrativa.


QUIERO MÁS INFORMACIÓN