QUIERO MÁS INFORMACIÓN

Mediación Organizacional.

Liderazgo y gestión de conflictos.
La mirada mediadora del líder.

La vida en los diferentes ámbitos, las relaciones con otras personas e incluso el vínculo con nosotros/as mismos/as trae implícita la existencia de conflictos. Negar su existencia o pretender ignorarla, sobre todo en el ámbito empresarial que es lo que nos ocupa en este artículo, significa costes enormes para hacer frente a las múltiples y diversas consecuencias que acarrea su mala gestión o la falta de ella. Hablábamos de esto concretamente en un artículo anterior

¿De qué hablamos cuando nos referimos a conflictos en la empresa?

Como señalábamos previamente, es difícil concebir un ambiente libre de roces o de malos entendidos que surgen en la convivencia o que se dan por el choque de las diferentes maneras de ver la realidad, juzgarla o actuar. La naturaleza humana nos dice que así somos y así actuamos, aunque si a todo esto le sumamos la tensión, las obligaciones y la presión que implica tomar decisiones dentro del contexto laboral, entonces todas esas actitudes no hacen más que potenciarse y suelen derivar en conflictos que todo líder de equipo necesita atender y saber cómo gestionarlos. 

En tal sentido, desarrollar la mirada mediadora en el liderazgo, además de permitirle al líder atender y gestiona los conflictos, le prepara -sobre todo- para prevenir y a minimizar su aparición. Todo esto, producto de aprender a construir espacios de diálogo saludable y constructivo. Porque la comunicación tiene un enorme poder en el sentido estricto de la expresión; de hecho, cuando es tóxica puede destruir y contagiar al resto de la estructura, pero si es saludable puede sanar el diálogo y llevar a la empresa a otro nivel. No obstante, que sea saludable o tóxica depende en un altísimo porcentaje de las habilidades de comunicación del liderazgo y de la mirada mediadora del líder. 

¿Qué atributos se desarrollan en la mirada mediadora del líder?
  • Visión Integral. 
  • Pensamiento Sistémico. 
  • Presencia, escucha activa y empatía.
  • Diálogo y conversación consciente.
  • Creatividad e Innovación.

Sólo desde estos pilares es posible abordar los conflictos respetando las diferencias, buscando puntos de consenso, promoviendo las responsabilidades individuales, cuidando todas las relaciones y facilitando el diálogo constructivo. Cuando un líder promueve estos principios en un entorno laboral facilita que el tratamiento, el afrontamiento y la resolución de un conflicto transcurra en un espacio de respeto en el que todos tengan voz y dialoguen evitando la confrontación, la extensión y la sobredimensión de un problema de cualquier índole.

Curso de Liderazgo y Gestión de Conflictos. 

Este curso diseñado por nuestras especialistas en gestión de conflictos, Carol Pinilla y Montse Mir, ha sido concebido con el objetivo de facilitar el aprendizaje de líderes y mandos intermedios y de acercarles herramientas mediadoras prácticas que les permitan prevenir, minimizar y gestionar cualquier conflicto. Esta formación tiene como premisa contagiar el espíritu de la mirada mediadora, tan eficaz y saludable para mantener sanos los ecosistemas empresariales. 

Luego de este curso, los/as líderes serán capaces de:

  • Entender por qué se producen los conflictos y adquirir conocimientos, destrezas y habilidades para prevenirlos.
  • Profundizar en las diferentes herramientas de resolución de conflictos.
  • Mejorar sus habilidades sociales.
  • Mejorar el clima interno e incorporar la cultura del diálogo en el equipo en particular y en la empresa en general.
  • Desarrollar una comunicación eficaz y fomentar la negociación colaborativa.
  • Promover la buena salud empresarial.

Pero los beneficios, como hemos mencionado a lo largo del artículo, comienzan en el empoderamiento del liderazgo pero impactan, se expanden y trascienden a toda la estructura organizacional. Además, solo como parte de esa onda expansiva, la empresa entre en un proceso de mejora continua basado en la humanización. Entre otras cosas, esto supone estimular el talento y el potencial de las personas de forma tal que realmente se vean y se sientan como lo que son: el motor, el núcleo y el corazón de la empresa. 

Tim Leberecht, autor de The Business Romantic, entre otras obras, señala que “humano describe lo que somos, humanista lo que queremos ser”; y continúa “un negocio siempre es humano, pero se convierte en humanista cuando busca un propósito que va más allá de sus propias necesidades, como es mejorar la condición y la vida humana”.


Conoce nuestro Curso de Mediación Organizacional.


QUIERO MÁS INFORMACIÓN