QUIERO MÁS INFORMACIÓN

Constelaciones Familiares

Auto-referentes con bases en Biodescodificación.

“Asentir al pasado tal como fue y darle un lugar en el corazón nos ayuda a disfrutar del ahora. Todo lo que pasó tuvo un sentido, al tomarlo como fue y sin juicio, podemos resignificar la experiencia y tomarla como potencial para la vida”. Así nos lo señala María Martínez, fundadora del Instituto de Constelaciones Familiares y Directora de Espai Dodecaedre.

Las Constelaciones Familiares creadas por Bert Hellinger representan un modelo que nos muestra el escenario donde poder observar los desórdenes sistémicos en los que estamos implicados y que son el resultado de lealtades invisibles que perpetuamos en el tiempo y que dan lugar a una determinada forma de actuar. En cierta forma, este modelo nos enseña a ver la vida, a comprender el pasado, a vencer creencias limitantes, miedos y patrones que causan dolor y nos condicionan en la vida. Es decir, a dilucidar esos eventos que han podido causar un profundo impacto limitante y, sobre todo, a sanarlo y liberarlo.

Por su simpleza, su rapidez y su alta efectividad, las constelaciones son una herramienta aplicada en los más diversos ámbitos para resolver infinidad de cuestiones. Por ello, respetando estas premisas, también permite incorporar otras técnicas y conocimientos que facilitan una mayor y más rápida comprensión de lo que transcurre. Veamos un poco más.

Sobre la Auto-Referencia y sobre las aportaciones de la Biodescodificación.

La Auto-Referencia está asociada al estado más fundamental de la inteligencia humana, llamado también conciencia pura o conciencia trascendental, el conocedor, lo conocido y el proceso de conocer están unidos en una sola estructura auto-interactiva de experiencia. La Auto-Referencia nos sitúa en la posición de observadores de nuestra propia realidad. En tal sentido, nos facilita la capacidad de reconocer, asumir y desarrollar nuestro propio poder personal y nos permite incorporar en nuestra vida esa mirada sistémica que incluye todo lo que somos. Sólo desde este punto de partida podemos cambiar la mirada y transformar nuestra realidad. 

Por otra parte, la Biodescodificación nos da las claves para encontrar las causas que originan tanto síntomas físicos, como conflictos en nuestras relaciones: de familia de origen, pareja, hijos, laborales, económicas, profesionales, etc. Efectivamente, el síntoma resulta una guía para saber por dónde comenzar y por dónde seguir. Por ejemplo, un problema en el hígado podría asociarse a un tema de dinero o de ruina económica dentro del sistema, mientras que un síntoma en la cabeza podría referenciar a un padre o un cabeza de familia que es clave dentro de ese sistema.

En otras palabras, la biodescodificación nos aporta mucha información y nos permite un código de lectura y un mapa más amplio. Pero esto no es todo. Además, también desarrollar la mirada transgeneracional en las constelaciones, a través de la cual es posible materializar información inconsciente, ya sea sobre las “emociones adoptadas” de otros miembros del sistema familiar, sobre los mandatos incorporados, sobre las historias que estamos repitiendo y/o sobre la lealtad/solidaridad con ese orden familiar.

10 módulos. 10 meses. Enfoque, alcance y aplicaciones.
Una formación vivencial para el empoderamiento personal.

Aunque con contenido teórico, esta Formación en Constelaciones Familiares Auto-Referentes con base en Biodescodificación ha sido concebida y diseñada con un enfoque puramente vivencial que facilita una sólida y más rápida capitalización del aprendizaje. Dinámicas, constelaciones personales y ejercicios que apuntan a que alumnos y alumnas comprendan las interrelaciones de su sistema familiar y el de los demás. Esta forma de trabajar que toma como punto de partida el proceso personal de cada participante, enriquece y facilita que cada uno/a pueda vislumbrar nuevas imágenes y enfocarse en la solución.

Por todo lo que supone y permite abordar, la formación está especialmente dirigida a profesionales de la salud, terapeutas, psicólogos, coaches, mediadores, educadores, padres, trabajadores sociales y para todas aquellas personas interesadas en el crecimiento personal, en la resolución de conflictos y en la adquisición de herramientas relacionales para la vida personal y laboral.

Ahora bien, cualquier profesional interesado, incluso quienes ya son consteladores, pueden acceder a cualquiera de los módulos de forma independiente e indistinta para fortalecer, profundizar y/o ampliar sus conocimientos. Por ejemplo, para quienes ya aplican las constelaciones familiares en su actividad profesional, puede resultar enriquecedor adquirir las bases de la biodescodificación y, entre otras cosas, desarrollar la mirada transgeneracional.


(1) Al finalizar la formación el/la alumno/a obtendrá un Diploma acreditativo correspondiente a las horas asistidas y necesarias para incorporar y desarrollar la práctica del Método.


QUIERO MÁS INFORMACIÓN