QUIERO MÁS INFORMACIÓN

Felicidad en el Trabajo y Rendimiento 10.

La felicidad en el trabajo es algo muy serio.

“El aumento de la felicidad en la empresa impacta directamente en el compromiso, fidelidad y rendimiento de las personas. Esto se traduce en una mejora de los resultados que nos permite continuar y ampliar el propósito de la organización”. Joaquín Viñas, formador, conferenciante y apasionado por promover acciones de felicidad en el trabajo.

Cada uno es responsable de su felicidad. De hecho, nadie ni nada ajeno a nosotros puede dárnosla. De esta manera, las palabras de nuestro especialista no señalan a la empresa como responsable de la felicidad de sus empleados, aunque sí la entiende como partícipe necesaria para promover su cuidado y bienestar, construyendo “puentes” que les permita a ellos mismos descubrir todo su potencial para ser, hacer y estar mejor en la empresa en particular, y en la vida en general. A propósito de esto, Andrew Cohen, filósofo y guía espiritual estadounidense, señalaba que «para cambiar el mundo y para participar en su evolución, cada individuo tiene que abrir sus propias fronteras. Y cuando lo hace se da cuenta que la evolución se está produciendo a través de él; que no es algo que está fuera, sino que tiene que ver con cada uno de nosotros».

Teniendo en cuenta esta responsabilidad individual como premisa máxima, nuestro especialista ha diseñado este programa de desarrollo Felicidad en el Trabajo y Rendimiento 10 que, lejos de suponer una actividad altruista para la organización, es una inversión que tiene un impacto significativo y sostenible sobre todo el ecosistema organizacional; incluso lo trasciende. Es decir, convierte esta intervención en un círculo virtuoso, cuyo punto de partida es invitar y guiar a las personas por un camino progresivo de profundo autoconocimiento para que puedan descubrir la mejor versión de sí mismos, explorarla y potenciarla de todas las formas posibles.

5 sesiones de aprendizaje vivencial, evolutivo e integrador.

“Cuando estás feliz -cuando tu predisposición y estado de ánimo son positivos- somos más inteligentes, estamos más motivados y en consecuencia, tenemos más éxito. La felicidad está en el centro”. Shawn Achor.

En tal sentido, promoviendo y potenciando esa felicidad como centro y como eje, cada una de las sesiones fue diseñada para grupos reducidos y con un espíritu práctico, dinámico y puramente vivencial. Todo esto facilita la interacción, la asimilación y la capitalización del aprendizaje en primera persona y en primer lugar. El contenido, como habíamos mencionado, se construye sobre lo aprendido y está conectado con lo siguiente. Estos 5 abordajes son:

  • Autoconocimiento y empatía. Inteligencia emocional. Flujo e integración saludable de las emociones. Empatía -personal y organizacional-.
  • Gestión emocional y gestión del cambio. Emocionalidad desde el pensamiento y desde la acción. Adaptación, flexibilidad y gestión positiva del cambio.
  • Comunicación positiva. Lograr efectividad a través de la escucha activa, el respeto y la asertividad. Gestión del conflicto y conversaciones difíciles.
  • Automotivación. Tipos de motivación -intrínseca y extrínseca-. Job Crafting para conectar la motivación interior con el puesto de trabajo, potenciando la creatividad y el entusiasmo.
  • Actitud positiva y gratitud. Reconocimiento, autoeficacia y pro-actividad.

Cada título es muy gráfico respecto a qué aborda. Ahora bien, si en vez de separarlo por módulos lo observamos sistémicamente, entendemos que todo está dispuesto para que las personas consigan conectar con sus propios recursos, mejorar sus habilidades y competencias transversales que les permitan maximizar su rendimiento dentro (y fuera) de la organización, recuperar su vitalidad, mejorar la calidad de sus relaciones y conectar  su motivación intrínseca para poder vincularla con su día a día. Un ex alumno de esta formación resumía su experiencia con estas palabras: “la formación es fantástica, se mejora como profesional y como persona. Te hace más feliz en tu vida y más eficiente en el trabajo”. ¿La verdad? Nada que agregar.

Sólo señalar que a esto nos referíamos cuando hablábamos de trascender los límites de la organización. Puede que incluso éste sea un dato poco relevante para la empresa, pero cobra importancia cuando entendemos que nadie cuelga sus problemas personales cuando entra a la oficina, ni deja sus conflictos laborales fuera de su casa. Todo está conectado con todo.

La práctica hace al maestro.

“El que aprende y aprende y no practica lo que sabe, es como el que ara y ara y no siembra”. Platón.

Esto es fundamental para el aprendizaje: sesiones casi estrictamente vivenciales y separadas por uno o dos meses de diferencia una de otra. Este lapso de tiempo entre sesión y sesión les permite aplicar las herramientas aprendidas en su día a día; practicarlas, hacerlas suyas y perfeccionarlas. Además, en cada sesión se hace seguimiento sobre la puesta en práctica de las herramientas de la sesión anterior y de las tareas a desarrollar entre sesiones. Todo para afianzar ese aprendizaje.

Algo de feedback y mucho de feedforward.

Mientras el primero se centra en lo que ya pasó, el segundo alimenta el futuro que queremos construir.

Así finaliza Joaquín cada sesión del Programa. Por supuesto hay un espacio para el  feedback para que cada participante comparta con el resto su punto de vista sobre lo experimentado en la sesión. Sin embargo, la visión con la que nuestro especialista construye tiene más que ver con el feedforward. Se trata de que las personas se focalicen y compartan cómo entienden que lo aprendido les facilitará un bienestar más concreto con relaciones y en situaciones concretas dentro de la empresa. Por ejemplo, si acabamos de aprender técnicas para afrontar conversaciones difíciles, al finalizar ya podemos proyectar con quién/es y en qué situación/es aplicaremos esta herramienta.

Curioso o no, mientras transcurre este intercambio al final de cada sesión, la conclusión que más resuena es la gratitud a la empresa por haberles facilitado ese puente para sentirse mejor. Porque finalmente hacer por invertir en el bienestar de los empleados es procurar que se sientan bien en la empresa y fuera de ella; que sepan que lo que están haciendo tiene un impacto, un sentido en ellos mismos, en la empresa, en la comunidad, en la sociedad y en el mundo.

¿Preparados para empezar a tomarnos en serio la felicidad en el trabajo?

QUIERO MÁS INFORMACIÓN
e08339c517989611fd31a8ce9e0a1f1e - La felicidad en el trabajo es algo muy serio.
Síguenos 😉
e08339c517989611fd31a8ce9e0a1f1e - La felicidad en el trabajo es algo muy serio.
Síguenos 😉

Los últimos artículos de Joaquín Viñas