QUIERO MÁS INFORMACIÓN

Coaching, Inteligencia Emocional y PNL Educativa.

Conviértete en “Coach Educativo Profesional”.

Todos nosotros estamos -todo el tiempo- sintiendo algo. La neutralidad emocional, por ende, es una utopía. Sin embargo, los que hemos recibido nuestra formación profesional durante el siglo pasado y/o a principios de éste, no hemos recibido educación emocional. De esta forma, estamos más bien acostumbrados a pasar por alto las emociones, a ignorar la información que nos dan e, incluso, a luchar contra ellas. ¿Es hora de cambiar el paradigma? Absolutamente sí.

Y no exactamente porque lo diga este artículo. Los que hemos pertenecido a la generación que veía destacados sus errores con el “lápiz rojo”, sabemos de sobra que esas pedagogías han quedado obsoletas. Hoy por hoy, las sociedades son mucho más diversas, la información está al alcance de la mano y la tecnología ya nos ha reglado un par de generaciones de nativos digitales que son los que hoy llenan las aulas. No podemos -como docentes- pararnos frente a ellos solo haciéndolo bien; no es suficiente. Tenemos que procurar hacerlo mejor de lo que hicieron con nosotros, tenemos que prepararlos para los retos futuros, y estamos, ciertamente, en un lugar de privilegio para todo ello.

No obstante, a pesar de todos los cambios que hemos señalado, el cerebro humano no ha cambiado. La diferencia es que hoy, gracias a las aportaciones de la neurociencia, sabemos mucho más sobre él (y sobre nosotros).

Sabemos -por ejemplo- un poco sobre la relación que existe entre el cerebro y el aprendizaje, otro poco acerca de las inteligencias múltiples, y otro tanto sobre importancia de las emociones a la hora de relacionarnos con nosotros mismos y con los demás; no obstante, sobre todo y un poco más “tocamos de oído”. Profundizar en estas cuestiones -entre otras-, experimentarlas en primera persona e incorporar nuevas estrategias pedagógicas que faciliten el aprendizaje dentro del aula es la propuesta y el objetivo de este Curso Experto en Coaching, IE y PNL para educadores (1), diseñado por los profesionales multidisciplinares de WeCoach Madrid.

Ahora bien, con este propósito final, esta formación de educadores-facilitadores contempla las premisas de aprendizaje que mencionábamos con antelación. Es decir, para que los alumnos incorporen lo aprendido esta formación es casi estrictamente vivencial y se lleva adelante en grupos reducidos y muy heterogéneos para capitalizar la riqueza de la diversidad. Pero además porque este es el único orden posible para que la transferencia de lo aprendido pueda ocurrir en el aula después y trascenderla a todo el ecosistema de la escuela y en todas las direcciones: alumno-alumno; alumno-docente; docente-docente.

De esta forma, aunque a continuación haré una pequeña clasificación de las tres grandes disciplinas que aborda este curso, debo señalar que todo el aprendizaje está integrado, se retroalimenta de lo viejo y de lo nuevo, se mezcla, se enriquece y se transforma mientras evoluciona.

  • Coaching Educativo:

¿Podemos hablar de profesor-Coach? Sí, sobre todo si entendemos que esta definición supone integrar las competencias del coaching, en este caso, al rol del educador. El coaching es una gran herramienta de adaptación y funciona como motor de cambio. Por ello, cuando hablamos de las competencias del coach nos referimos, entre otras cosas, a darle al docente habilidades concretas y una metodología que le ayude a mejorar su comunicación, su escucha, su presencia, su empatía, etc. Que sea capaz, además, de crear entornos apropiados de aprendizaje en los que los contenidos curriculares “vayan de la mano” del desarrollo de habilidades socioemocionales y valores.

  • Inteligencia Emocional (IE).

Humberto Maturana, el reconocido biólogo chileno, decía a propósito de esto: es el flujo permanente de las emociones, lo que modela nuestra cotidianidad y nuestro vivir y convivir que constituyen el fundamento de todo lo que realizamos”. Una pauta que nos habla del alcance y del impacto de las emociones en la vida en general, más allá del sistema educativo en particular.

Educar emocionalmente significa aprender a sentir, valorar, identificar, reconocer y gestionar lo que nos pasa para integrarlo; para darle un significado a la experiencia vivida. Cuando todo esto ocurre en primera persona, sucede que naturalmente sintonizamos con los demás, somos capaces de sentir lo que siente el otro, validarlo y ayudarlo a integrar esa emoción de forma saludable.

  • PNL Educativa.

La Programación Neurolingüística es una metodología centrada en la comprensión de cómo funciona nuestra mente y nuestra percepción y la de los otros. Es decir, cómo se procesa la información y la experiencia a través de los sentidos que es, en definitiva, la estructura en la que se sostiene la conducta.

La PNL aporta a los educadores herramientas y técnicas muy sencillas de comunicación eficaz para articularlas oportunamente y así facilitar el cambio de hábitos, conductas y creencias limitantes que puedan entorpecer el proceso de enseñanza-aprendizaje. Es, además, un instrumento eficaz para actuar sobre los conflictos escolares, fomentar la creatividad y permitir que emerjan naturalmente talentos, capacidades o habilidades específicas que, incluso hoy, el mismo sistema educativo no sabe cómo fomentarlo, atenderlo o “darle alas”.

Entre otras cosas, este curso experto les permitirá:
  • Conocer y aplicar las bases del coaching, la IE y la PNL educativa.
  • Crear ecosistemas emocionalmente saludables de enseñanza-aprendizaje.
  • Incorporar herramientas, estrategias y recursos que mejoran las habilidades sociales y emocionales propias y de nuestros alumnos/as.
  • Facilitar espacios y dinámicas para empoderar a los alumnos, reafirmar su autoestima, su autoconfianza y fomentar su pensamiento propio.

Y, sobre todo, algo sobre lo que una de las formadoras, Ángela Arias Valcarce, ha puesto especial acento “lograr que los educadores puedan reconectarse con la pasión de su vocación”, con esa ilusión tan genuina que les hizo y les hace poner el corazón incansablemente en cada alumno, en cada curso, cada día y cada año lectivo”.


(1) Formación acreditada por la Asociación Internacional de Coaching y Psicología y la Escuela Integrativa de Coaching y Psicología.


QUIERO MÁS INFORMACIÓN