Emprendedores

En el mundo de los negocios hay gente brillante, con ideas interesantes, creativas e innovadoras. ¿Pero saben expresarlas? Seguramente todos tienen claro lo que quieren decir, pero pocos saben cómo hacerlo. Esos pocos son los que triunfan, los que marcan la diferencia, y aquí está la importancia de aprender a comunicar eficazmente. A propósito de ello, Peter Drucker, unos de los grandes referentes del management, señalaba: “El 60% de los problemas empresariales son la consecuencia de una mala comunicación”.

¿Cuántas veces he tratado de alcanzar un sueño, lograr un objetivo o hacer algo, y no lo he conseguido? Es posible que con una cierta distancia temporal y emocional, descubra que muchos de mis “fracasos” se debieron a mi personal manera de actuar. Pero en aquellos precisos momentos, no me di cuenta de que me estaba auto saboteando. Pocas personas saben que lo padecen. ¿Qué me autosabotea? ¿Qué hacer? Cómo hacer?

¿Es lo mismo levantarnos que despertarnos? Claro que no. El primero podríamos reducirlo a un mero acto físico; despertarnos pareciera ser bastante más que eso. En nuestra vida todos tenemos ocupaciones y preocupaciones. La pregunta es: ¿cómo nos posicionamos; cuál es nuestro rol frente a ellas? El hecho es que preocuparse no sirve para nada. Por ello, como nos sugiere Curro, lo más lógico es ampliar nuestro círculo de influencia para ocuparnos, que es lo que realmente cambia el enfoque y el resultado.

Dijo alguna vez Henry Ford: “Tanto si piensas que puedes, como si piensas que no puedes, estás en lo cierto”. Es decir, si quieres tomarte dos meses sabáticos, montar un negocio, viajar en globo o escalar el Everest, pero no confías en que puedas hacerlo, seguramente no lo conseguirás. Ahora bien, si crees que puedes hacerlo, aunque no es suficiente para lograrlo, es un estupendo primer paso. Y un buen primer paso no es poco. Por el contrario, en su máxima expresión, el primer paso es lo que rompe con la postergación.

Cambiar de trabajo, evaluar un cambio de escenario e incluso de actividad económica, puede ser una oportunidad enorme de crecimiento profesional, tanto si la hemos buscado activa e incansablemente, como si alguien nos ha buscado para hacernos la propuesta. Ahora bien, independientemente de cómo ha llegado a nosotros, cuando esa oportunidad se materializa, es inevitable que aparezcan ciertos miedos y que en nuestro entorno se manifiesten defensores y detractores del cambio.

¿Ruido Mental? ¿Pensamientos repetitivos? ¿Automatismos? Según los científicos, tenemos aproximadamente 60000/70000 pensamientos al día; aunque lo más curioso es que de todo ese “ruido mental” sólo somos conscientes de un 5%-10% de ellos. Dicho de otra forma, vivimos todos los días en forma automática, reaccionando a los estímulos, más que eligiendo una vida proactiva en la que podamos elegir de forma consciente cómo sentirnos y cómo comportarnos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies