Desarrollo Profesional

Por definición, la expectativa es “la esperanza de realizar o conseguir algo. La posibilidad razonable de que algo suceda.” Por ello, no estamos hablando de eliminarlas, sino de aprender a generarlas de manera razonable-efectiva y, sobre todo, basadas en la realidad. Las expectativas son buenas siempre y cuando se producen de una forma coherente y limitada; cuando son incoherentes y excesivas sobre un ámbito de la vida o sobre una persona, como hemos visto, pueden causar mucho sufrimiento, mucha frustración, e incluso puede llevarnos a tomar decisiones equivocadas.

¿Qué dice tu letra sobre ti? ¿Y sobre los demás? La escritura es el relieve visible del pensamiento. Hipólito Michón (Fundador de la Sociedad de Grafología de...

Desde que la palabra crisis se ha popularizado, muchos se han vuelto reactivos y han asumido esta actitud pasiva de esperar “a ver qué pasa”. Otros no. Para muchas personas el escenario cambió y eso es sinónimo de nuevas oportunidades. En vez de quedarse quietos o intentar cambiar la realidad con la crítica, avanzan y se mueven evaluando nuevas alternativas para hacer, o para hacer distinto.

De profesión, abogado. El desempeño profesional de un abogado requiere inexorablemente un óptimo desempeño oral y gestual. Procesos implacables como la defensa de un cliente,...

Vivimos con mucha contradicción y a veces lo que se espera de nosotros no coincide con lo que realmente queremos en primera persona. Así es que con el tiempo nos vamos armando de máscaras que responden más a lo que los demás quieren, que a nuestro yo auténtico, ese que siempre estuvo, pero que lo hemos ido anulando poco a poco (incluso hasta perderlo de vista). La felicidad tiene que ver con la capacidad de autoconocimiento de autodescubrimiento de ese YO y de reconectar con valores reales que no tienen que ver con el tiempo ni con el espacio.  

“Reduje el gasto del móvil y suspendí las salidas" "No entiendo que sólo me quede este resto hasta fin de mes” “Estoy harto de que nunca me alcance para nada”“Si tuviera otro trabajo podría ahorrar más” “Si ganara más, podría vivir mejor” ¿Te suena? ¿Te pasa todo el tiempo? ¿Es como si las palabras hubieran salido de ti? Si recortas gastos un poco por aquí y otro poco por allá sin criterio alguno más que el “tuntún”, no hay estructura y no es posible construir sobre la nada. Necesitas planificación.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies