Liderazgo

John Withmore, uno de los grandes referentes del coaching, afirma: "Somos similares a una bellota que contiene en su interior todo el potencial para convertirse en un majestuoso roble. Necesitamos alimento, estímulo y luz para crecer, pero el roble ya se encuentra en nuestro interior“. Más que una bonita reflexión resulta una atractiva y tentadora invitación a experimentar un proceso de autoconocimiento, autodescubrimiento y de transformación personal. Así de específico y maravilloso es el coaching y por ello, además de una profesión, es una filosofía de vida.

Tomamos decisiones todo el tiempo; unas más simples y otras más complejas. Sin embargo, algunas de ellas son clave en nuestra trayectoria vital y necesitan de nuestro análisis imparcial, objetivo, lógico y racional.  Todo el mundo cree que sus creencias son lógicas y fundadas, cuando lo cierto es que las creencias de la otra persona, así como las nuestras, son infundadas y carecen de análisis objetivo.

Ser es una competencia esencial del liderazgo consciente, pues la identidad que sostenemos para nosotros mismos, determina en qué medida honramos nuestra posición en la red relacional de la Vida. Cuando estamos en contacto con nuestro Ser original y auténtico, reconocemos que somos parte de la Vida, y que formamos parte de esa dinámica de continuas interacciones, ya que sabemos que todo está interconectado. Integramos entonces que no estamos “al mando” y que al mismo tiempo somos agentes co-creadores de la realidad.

El deporte nos enseña mucho. Será por todo ello que, desde hace unas décadas, se está vinculando cada vez con más frecuencia al mundo de la empresa. Son muchas las competencias y muchos los valores positivos que podemos identificar con el deporte.

Un proceso de transformación puede tardar años en completarse. Sin práctica, los cambios de una etapa a la otra no ocurren. Pero curiosamente, cuando se producen, siempre van asociados con la aparición de una nueva capacidad significativa. La investigación también demuestra que la gente pocas veces vuelve a la etapa anterior, porque el nuevo orden de consciencia transciende los límites del viejo orden; está mejor adaptado a las demandas del mundo y funciona mejor.

A lo largo de la historia, las mujeres hemos sido musas inspiradoras de grandes historias. En cualquier caso, siempre intensas, nunca a medias tintas. Casi, como en la realidad. Y digo casi, porque la vida incluye todas las tramas y conciliarlas a lo largo de la trayectoria vital es uno de los mayores retos. En este sentido, Cuca Vinaixa, nuestra especialista en coaching para mujeres que siempre nos muestra su afán por acompañarnos a tomar las mejores decisiones, pone especial acento en las distintas etapas de la trayectoria vital.