Inteligencia Emocional

Los creadores del Talento Afectivo han desarrollado siete facultades que nos permiten mantener relaciones/vínculos saludables ya sea en el ámbito sentimental, social y/o profesional. Si bien en principio puede resultar curioso que estas facultades sean aplicables a todas las áreas, pues en general se abordan separadamente, una vez contemos brevemente de qué se trata, desaparecerá el escepticismo casi mágicamente...

Hemos tomado algunos ámbitos diversos y distintos con la finalidad de exponer brevísimamente el alcance, el impacto y la importancia de esta inteligencia aplicada en la práctica. Lo que queda claro, y así lo mencionábamos al comienzo de este artículo, es que, independientemente de la especialización y el marco de actividad, el desarrollo de la IE es fundamental para acercarnos al éxito en la vida en cualquiera de sus formas...

Muchos son los problemas ante los que se encuentra un docente en la escuela, en el instituto y en las aulas. La carga de trabajo y la falta de tiempo para formarse son uno de ellos. A pesar de todo, los docentes siguen hacia delante, muchas veces careciendo de instrumentos, herramientas, técnicas o conocimientos. A lo largo de muchos años, la formación docente no ha contemplado la educación emocional con profundidad y continuidad y, de esta forma, aunque los educadores ponen lo mejor de sí para resolver situaciones, pareciera no ser suficiente...

“Para hacer aflorar el talento hay que tomar conciencia de nuestro estado personal y profesional o, lo que es lo mismo, dónde estoy y hacia dónde voy”. Porque si no sabemos eso tan básico, si no sabemos con qué contamos y qué nos falta; si no sabemos cómo gestionar la alegría, la sorpresa, la tristeza, el asco, el enfado y el miedo; es decir, nuestras emociones básicas, ¿hasta dónde podremos llegar? Más aún, ¿Sabemos cuáles son nuestros valores internos y externos? ¿Les hemos puesto nombre alguna vez?

El Instituto de Talento Afectivo aporta un giro sustancial a la forma de interpretar y gestionar las relaciones interpersonales. Por ello, aportan un método único, exclusivo y novedoso que combina equilibradamente teoría y experiencia para que nos sea posible vivir un apasionante camino de autodescubrimiento personal a nivel afectivo que sumará pasión, realidad y afectividad a la relación con nosotros, con los demás y en cada uno de los entornos de nuestra vida.

Los All Blacks se han convertido en el mejor equipo de rugby del mundo. Y permitiéndome una analogía con el mundo de los negocios, planteo una inquietud...¿Cuántos de esos valores se promueven en la empresa y puntualmente en los equipos de trabajo? Más aún, ¿con qué resultados se conforman los empresarios, producto de no fomentar un clima laboral más favorable en el que todos se sientan comprometidos y responsables? Una jornada de Haka puede ser la respuesta y puede marcar una diferencia sustancial en el clima y, por ende, en los resultados.