Fuerza de Ventas

“El teatro es una pieza clave para alternar situaciones reales e hipotéticas con monólogos que nos permiten conocer mejor cómo se comunica el ‘personaje’ real y de ficción de cada uno. Además, la ficción nos enseña a cómo transmitir emoción, seguridad y convicción en lo que decimos; a captar la atención de nuestro interlocutor; a controlar los nervios, y a ser más eficaces para conseguir nuestros objetivos”...

Un cierre de ventas exitoso es producto de un buen proceso de negociación previo; nunca se refiere a una estrategia única y magistral de último momento. Gracias a la neurociencia, hoy sabemos que el que interviene en todos los procesos decisorios es el cerebro y, en tal sentido, resultan fundamentales los mecanismos que permitan conocer el cerebro del consumidor para saber qué piensa, qué quiere y, sobre todo, qué le emociona...

Es verdad que cada persona es un mundo, que cada cliente también lo es y cada una de las personas que tiene relación comercial -cada día- con esos clientes, también lo son. Dicho así, parece bastante complejo encontrar algo en común que facilite a los equipos comerciales o a los equipos de venta la relación con cada cliente. Sin embargo, este artículo pone frente a nosotros una alternativa creativa, original, efectiva, de fácil internalización y sostenible en el tiempo.

Hay líderes comerciales y equipos de ventas que le siguen vendiendo a la gente apelando exclusiva e insistentemente a su lógica y razón. ¿Suena familiar? Son los que se transforman en nuestra sombra apenas entramos en una tienda; que nos llaman al teléfono con un speach monocorde; que nos atiborran de información que no hemos solicitado (y no nos importa), o que se van por las ramas y aburren. Ahora bien, ¿cómo puede ser que esto siga ocurriendo hoy, cuando gracias a la neurociencia sabemos que entre el 85/90% de las decisiones que tomamos son inconscientes?

La realidad nos muestra hoy que muchas empresas se enfrentan al entorno demasiado tarde, cuando la crisis está muy avanzada. En ocasiones, las respuestas suponen cambios radicales que evidencian una falta de anticipación casi inaceptable; en otras, se intenta manejar la empresa mirando el retrovisor y, por lo tanto, manteniendo posturas sumamente conservadoras que destruyen la iniciativa y la innovación.

Liderazgo Broad-way®, la eficacia de un modelo innovador y experiencial.  En una sociedad en la que el cambio es la constante por excelencia, necesitamos más líderes y menos jefes. Pero no cualquier tipo de liderazgo. Necesitamos líderes que sean lo suficientemente flexibles como para responder y adaptarse a cada uno de los cambios en tiempo real y de forma natural.