Comunicación

Coaching estratégico para la resolución de conflictos. Como empresa, podemos actuar de tres modos posibles: ignorarlos y seguir adelante como sea; demonizarlos y actuar para combatirlos hasta su “desaparición”, o aceptarlos, gestionarlos y capitalizarlos como parte del proceso natural de crecimiento que influye en la cultura de la empresa.

¿Cuántas veces más vas a permitir que los nervios te dejen “en blanco” durante una presentación? ¿Hasta cuándo vas a perder oportunidades de negocio por no saber cómo contar lo que haces? ¿Cuánto dinero estás perdiendo por no atreverte a mejorar tu actitud discursiva? ¿Por qué crees nunca podrás hacerlo mejor que tu competencia? Muchos piensan que el miedo a hablar en público es cosa de principiantes o de unos pocos introvertidos, pero no es así. Hablar en público es segundo miedo más extendido en occidente y es algo que sufrimos la mayoría de los mortales.

¿Cómo son tus líderes y tus equipos? ¿Cómo se comunican? ¿Saben escuchar? ¿Fomentan la participación y la colaboración? ¿Crean espacios para que surja la creatividad? ¿Saben organizarse? ¿Distinguen lo prioritario de lo importante? ¿Cómo se desempeñan bajo presión? ¿Delegan?

Te invitamos a pensar sobre tus relaciones en el trabajo. Dentro de todas las organizaciones se produce una vida social agitada y cambiante, más compleja cuantas más personas estén implicadas en la organización ¿Qué te aportan las relaciones que mantienes en el trabajo? Esta reflexión reforzará tu auto-liderazgo, para hacer tu propio proceso de Self Coaching. En un proceso de Self Coaching, entre otras cosas, te planteas si tu lugar en el trabajo es el que deseas. ¿Qué retos quieres conseguir? ¿Deseas ocupar otro lugar en tu empresa? ¿O “simplemente” deseas mejorar la calidad de tus relaciones en el trabajo?

¿Qué crees que ocurriría si le preguntaran a tu equipo cómo te ven? ¿Y a tus compañeros? ¿Qué opinión crees que podrían dar de tu desempeño profesional? ¿Temes al que exista un “lado b” de tu liderazgo?

El deporte nos enseña mucho. Será por todo ello que, desde hace unas décadas, se está vinculando cada vez con más frecuencia al mundo de la empresa. Son muchas las competencias y muchos los valores positivos que podemos identificar con el deporte.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies