Crecimiento Personal

La inteligencia emocional en la adolescencia. Ni más ni menos que porque la hemos vivido, sabemos que la adolescencia es un periodo particularmente inestable, producto de...

¡Cuánto bien le quedaría a nuestras finanzas un poquito de toda esa minuciosa planificación, con alguna criteriosa frecuencia! Y no sólo obtendríamos una estabilidad financiera aceptable, sino también estabilidad emocional. Imaginemos cuánto menos estrés padeceríamos si lográramos establecer un fondo, una reserva, una pequeña “dosis financiera de tranquilidad” para esos imprevistos que pasan siempre, con mayor o menor frecuencia, en la vida de todos los mortales. Además ¿por qué somos tan rigurosos en algo concreto como un viaje y tan “veletas” el resto del año?

¿Cómo librarme de mis memorias y programas que me hacen sufrir?   Los ordenadores contienen archivos y programas. Algunos tienen errores y virus. Mediante el...

Por definición, la expectativa es “la esperanza de realizar o conseguir algo. La posibilidad razonable de que algo suceda.” Por ello, no estamos hablando de eliminarlas, sino de aprender a generarlas de manera razonable-efectiva y, sobre todo, basadas en la realidad. Las expectativas son buenas siempre y cuando se producen de una forma coherente y limitada; cuando son incoherentes y excesivas sobre un ámbito de la vida o sobre una persona, como hemos visto, pueden causar mucho sufrimiento, mucha frustración, e incluso puede llevarnos a tomar decisiones equivocadas.

¿Quién construye tu realidad? ¿Tú o tu ego?   ¿Confías en quien no conoces? NO. ¿Cuando llegas a conocer, te resulta más sencillo confiar? SÍ. Depositando la confianza en...

Cuando el alcohol hace tu vida ingobernable. Con un consumo social y moderado los principales efectos son la sensación de relajación, de liberación y aumento de confianza en uno mismo, locuacidad, disminución de la atención y euforia. Conforme se va aumentando la cantidad, todos estos síntomas se acentúan negativamente, deviniendo en comportamientos errantes como incongruencia en el habla, falta de coordinación en los movimientos, pérdida del equilibrio, de reflejos, e incluso del conocimiento, etc. Todo deja de ser divertido cuando se transforma en exceso.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies