Inteligencia Financiera

Necesitamos atraer prosperidad y, en tal sentido, necesitamos cambiar los paradigmas que dificultan ese camino personal para llegar a ella. Al efecto, Montse Baró nos ayuda a explorar nuestra relación con el dinero, con la abundancia y nuestro vínculo con la riqueza espiritual. Nos permitirá tomar conciencia de nuestros pensamientos, creencias y emociones para que aprendamos a alinear y complementar todos los aspectos que nos conducen a Ser y Tener." Todo lo que tienes en tu vida lo has atraído por la forma en que piensas y la persona que eres. Puedes cambiar tu vida porque puedes cambiar tu forma de pensar y la persona que eres".

Alguien decía que los viejos esquemas de trabajo siempre fueron más útiles que los nuevos; me refiero a eso de que “la libretita nunca falla”. Estoy convencida que la misma gente que mantiene esa convicción es la misma que cree que su clientela le será fiel toda la vida, o que la competencia nunca podrá hacerle sombra. Veamos algunas de esas creencias que aún hoy tienen vigencia, pero que frente al volumen de operaciones que maneja una empresa/negocio y la complejidad natural añadida por el mercado de consumo, han dejado de ser la mejor opción...

¿Ya lo has probado todo? ¿Has intentando recortar gastos un poco por aquí y un poco por allí? ¿Has reducido al mínimo las salidas y los pequeños gustos? ¿Acabas previendo ahorrar lo que al final de mes, una vez más y como siempre, se ha ido y no tienes claro ni en qué ni en para qué? Nadie te pide que te conviertas en un experto en economía, ni en un matemático, ni en un contable; simplemente se trata de aprender e incorporar algunos pequeños tips que, convertidos en hábito, pueden hacer más inteligente tu relación con el dinero.

¡Cuánto bien le quedaría a nuestras finanzas un poquito de toda esa minuciosa planificación, con alguna criteriosa frecuencia! Y no sólo obtendríamos una estabilidad financiera aceptable, sino también estabilidad emocional. Imaginemos cuánto menos estrés padeceríamos si lográramos establecer un fondo, una reserva, una pequeña “dosis financiera de tranquilidad” para esos imprevistos que pasan siempre, con mayor o menor frecuencia, en la vida de todos los mortales. Además ¿por qué somos tan rigurosos en algo concreto como un viaje y tan “veletas” el resto del año?

“Reduje el gasto del móvil y suspendí las salidas" "No entiendo que sólo me quede este resto hasta fin de mes” “Estoy harto de que nunca me alcance para nada”“Si tuviera otro trabajo podría ahorrar más” “Si ganara más, podría vivir mejor” ¿Te suena? ¿Te pasa todo el tiempo? ¿Es como si las palabras hubieran salido de ti? Si recortas gastos un poco por aquí y otro poco por allá sin criterio alguno más que el “tuntún”, no hay estructura y no es posible construir sobre la nada. Necesitas planificación.

Todos aquellos que se encuentren sumidos en ese círculo vicioso de aspiración eterna y consumo mediato no podrían considerar, salvo por milagro o casualidad, ningún tipo de logro económico simplemente, porque desconocen cómo hacer una gestión inteligente del dinero. ¿Dónde está el equilibrio?¿Cómo hacemos para dejar siempre al borde del colapso económico y lograr una estabilidad? ¿Qué nos falta aprender y/o entender para dejar de caer una y otra vez en el mismo circuito? Algo de números, algo de lógica y mucho de emoción.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies