Gestión del Cambio

¿Cómo podemos exigir conciencia ecosistémica a los líderes mundiales si no la tenemos en lo individual, en lo grupal, en lo social y en lo cotidiano? Necesitamos trabajar en la transformación hacia estados más integrales, trascendentes y sostenibles, que despierten y expandan una conciencia ecosistémica. De nada sirve que nos impongan un cuidado de la naturaleza y del planeta si pensamos que desde nuestro pequeño lugar “da igual” lo que hagamos.

“Permanecer en la presencia de su Ser es la cualidad más poderosa y transformadora que puede encarnar un líder, pues en esto se basa su capacidad de despertar en otros la memoria de su verdadera naturaleza y potencialidades. No obstante, nadie puede inspirar o despertar auténticamente en otros lo que no ha despertado antes en sí mismo”. Daniel Taroppio.

Aprende a dibujar tu árbol genealógico. Elegimos nuestra familia antes de nacer; no pertenecemos a ella por casualidad. Sabiendo esto, sería extraño no desarrollar la curiosidad sobre quiénes son nuestros ancestros. De ahí que armar el árbol familiar se convierta en una verdadera aventura de descubrimiento y de autodescubrimiento.

"Movimiento, sensación, emoción y pensamiento son aspectos de una misma constelación. Cuando uno de ellos se mueve, se mueven también los demás. Si cambias la manera de moverte, cambias la manera de pensar." Moshé Feldenkrais. A esta altura, no caben dudas acerca de que todo está conectado en nosotros y que el cambio en uno de los aspectos afecta a todos los demás.

La manipulación obedece a muchos factores y casi todos hemos sido (o seremos) manipulados en algún momento de nuestra vida. Ahora bien, ¿siempre somos víctimas de los manipuladores expertos o muchas veces entramos y nos quedamos en el juego porque nos conviene?

Séneca decía: “No es porque las cosas sean difíciles que no nos atrevemos, es porque no nos atrevemos que son difíciles”. Parece un juego de palabras, pero si lo releemos con atención es bastante más que eso. Ya sabemos por experiencia que el hecho de tener que tomar decisiones difíciles, vitales, cruciales, no es algo que se nos dé de maravillas. La mayoría de nosotros hemos generado un sinfín de excusas para justificar la falta de decisión. ¿Cuáles?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies