Gestión del Cambio

Deja de vivir en piloto automático. Aprende a estar presente y fluir. Estamos en todo. Atendemos una llamada, mientras chequeamos el correo, navegamos por las...

La inteligencia emocional en la adolescencia. Ni más ni menos que porque la hemos vivido, sabemos que la adolescencia es un periodo particularmente inestable, producto de...

¿Cómo librarme de mis memorias y programas que me hacen sufrir?   Los ordenadores contienen archivos y programas. Algunos tienen errores y virus. Mediante el...

Por definición, la expectativa es “la esperanza de realizar o conseguir algo. La posibilidad razonable de que algo suceda.” Por ello, no estamos hablando de eliminarlas, sino de aprender a generarlas de manera razonable-efectiva y, sobre todo, basadas en la realidad. Las expectativas son buenas siempre y cuando se producen de una forma coherente y limitada; cuando son incoherentes y excesivas sobre un ámbito de la vida o sobre una persona, como hemos visto, pueden causar mucho sufrimiento, mucha frustración, e incluso puede llevarnos a tomar decisiones equivocadas.

¿Quién construye tu realidad? ¿Tú o tu ego?   ¿Confías en quien no conoces? NO. ¿Cuando llegas a conocer, te resulta más sencillo confiar? SÍ. Depositando la confianza en...

Desde que la palabra crisis se ha popularizado, muchos se han vuelto reactivos y han asumido esta actitud pasiva de esperar “a ver qué pasa”. Otros no. Para muchas personas el escenario cambió y eso es sinónimo de nuevas oportunidades. En vez de quedarse quietos o intentar cambiar la realidad con la crítica, avanzan y se mueven evaluando nuevas alternativas para hacer, o para hacer distinto.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies