Gestión del Cambio

Richard Bandler, uno de los cofundadores de la Programación Neurolingüística (PNL), afirma: “Tus creencias no están hechas de realidades; es tu realidad la que está hecha de tus creencias”. Dicho en otras palabras, cada uno de nosotros ve las cosas de manera diferente, aunque nadie puede asegurar que observa la realidad de forma objetiva. Todos -sin excepción-, aplicamos interpretaciones subjetivas de lo que ocurre. Es decir, nuestra experiencia del mundo está creada por la información que vamos almacenando consciente o inconscientemente, por nuestras experiencias, por la educación recibida y por la cultura.

La atención dirigida, el autocontrol y la autoregulación nos permiten revisar nuestros juicios e interpretaciones, gestionar nuestras reacciones y conductas, mantenernos flexibles frente a la incertidumbre laboral o, incluso, frente al duelo por la pérdida de una relación o el miedo a estar solos. “El movimiento es de dentro hacia fuera; es hacer para Ser; es un pulso vital sencillo; es el fluir del Ser en relación con la vida. Tu postura es el reflejo de tu movimiento por la vida”.

No voy a hablar de estadísticas. Todas ellas están a disposición y no es donde quiero poner el acento en este artículo. Tampoco voy a hablar de techo de cristal; una metáfora que se ha repetido hasta el cansancio y que aunque tiene su valor simbólico, nos detiene a reflexionar siempre en el mismo bucle. Queremos ir un paso más allá. Sabiendo nuestra historia, aunque poniendo especial acento en cómo empoderarnos; en cómo hacernos responsables en lo individual más que en lo colectivo, y en el sello personal más que en la expectativa del género.

¿Cuántas veces he tratado de alcanzar un sueño, lograr un objetivo o hacer algo, y no lo he conseguido? Es posible que con una cierta distancia temporal y emocional, descubra que muchos de mis “fracasos” se debieron a mi personal manera de actuar. Pero en aquellos precisos momentos, no me di cuenta de que me estaba auto saboteando. Pocas personas saben que lo padecen. ¿Qué me autosabotea? ¿Qué hacer? Cómo hacer?

“Vivir una vida con significado, es hacer lo que nos apasiona, es sentir que eso a lo que nos dedicamos aporta un valor único a nuestra sociedad y al mundo”. Y es en este sentido que esta metodología que lleva el nombre de su creador, John Demartini, nos permite tomar consciencia de aquellas percepciones desequilibradas que tenemos sobre la realidad y, a partir de allí, ser capaces de restablecer el equilibrio.

¿Es lo mismo levantarnos que despertarnos? Claro que no. El primero podríamos reducirlo a un mero acto físico; despertarnos pareciera ser bastante más que eso. En nuestra vida todos tenemos ocupaciones y preocupaciones. La pregunta es: ¿cómo nos posicionamos; cuál es nuestro rol frente a ellas? El hecho es que preocuparse no sirve para nada. Por ello, como nos sugiere Curro, lo más lógico es ampliar nuestro círculo de influencia para ocuparnos, que es lo que realmente cambia el enfoque y el resultado.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies