Constelaciones Familiares

¿Qué tienen que ver las relaciones con la salud? ¿Acaso hay relaciones que sanan y otras que enferman? ¿Cómo reconocer las relaciones que nos hacen daño? ¿Es posible y está en nuestras manos “sanar” relaciones tóxicas o enfermas?

Cuando las relaciones de pareja entran en dificultades, se convierten en un poderoso imán que acapara y absorbe gran parte de las energías de ambos. El dolor por lo que les ocurre los obnubila y les imposibilita ver e ir más allá. Pero las relaciones difíciles son sólo el síntoma y no la causa.

“A veces estamos dispuestos a hacer de todo por nuestros hijos menos dejarles ser ellos mismos. Lo mejor que puedes hacer por tus hijos, no es enseñarles tus riquezas, sino hacerles ver las suyas propias”. Disfruta del privilegio de ser padre y/o madre.

Cuanto más llenamos el inconsciente de todas esas memorias para autoprotegernos inicialmente, más bombas de efecto retardado acumulamos y más sufrimiento nos genera a lo largo del tiempo.

a es hora de cambiar, de dejar de victimizarnos, de boicotearnos y de propiciar ese cambio personal interior para ser protagonistas de nuestras vidas y con ello, responsables absolutos de nuestros éxitos y fracasos. Necesitamos dirigir la propia vida y desarrollar la capacidad de crear los resultados que deseamos. Y para hacerlo es importante ser congruentes.

La cantidad de caricias necesarias para cada uno variará según el desarrollo y las características psicológicas; pero de cualquier manera, podemos aprender a buscar formas más sanas de dar y obtener caricias, lo cual nos permitirá mejorar nuestras relaciones interpersonales y dejar guiones de vida predeterminados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies