Constelaciones Familiares

¿Te suelen pasar situaciones en las que, de una manera u otra, sientes que se repite el mismo resultado catastrófico? Por ejemplo, ¿tienes la sensación que todos te traicionan, que todas tus parejas te abandonan, que todos los que quieres se alejan de ti? ¿Qué pasaría si descubres que la mayor parte del sufrimiento es ocasionado por heridas emocionales que traías impresas en forma de aprendizaje? ¿Quieres saber cuáles son esas heridas y qué puedes hacer al respecto? Para ello, nos servirá entender que las emociones, por ejemplo, se procesan a través de nuestro cerebro límbico...

Cuando vivenciamos emociones, es cuando vivimos, más que existimos. Emociones como la rabia, el miedo, la tristeza o el asco, están ahí por algo. Son una respuesta a lo que nos pasó ¿Qué hacer con ellas?

¿Qué tienen que ver las relaciones con la salud? ¿Acaso hay relaciones que sanan y otras que enferman? ¿Cómo reconocer las relaciones que nos hacen daño? ¿Es posible y está en nuestras manos “sanar” relaciones tóxicas o enfermas? Todos nosotros hemos nacido frágiles e indefensos y hemos sobrevivido gracias a las relaciones con quienes nos han cuidado, nos han protegido, nos han alimentado y nos han ayudado a crecer en un entorno de seguridad. Sin relaciones, nos moriríamos. Ahora bien, mientras en algunas de ellas aprendemos, progresamos, disfrutamos y somos felices, en otras nos falta el aire y sentimos que nos enferman. ¿Podemos evitarlas?

Cuando las relaciones de pareja entran en dificultades, se convierten en un poderoso imán que acapara y absorbe gran parte de las energías de ambos. El dolor por lo que les ocurre los obnubila y les imposibilita ver e ir más allá. Pero las relaciones difíciles son sólo el síntoma y no la causa.

A veces estamos dispuestos a hacer de todo por nuestros hijos menos dejarles ser ellos mismos. Lo mejor que puedes hacer por tus hijos, no es enseñarles tus riquezas, sino hacerles ver las suyas propias”. De esta forma, debemos darles el espacio y las herramientas para que ellos mismos diseñen su propio camino. ¿Cómo? Enseñándoles a creer en sí mismos, a conectar con su potencial, a ser responsables, a ponerse metas y objetivos y a superar adversidades.

Cuanto más llenamos el inconsciente de todas esas memorias para autoprotegernos inicialmente, más bombas de efecto retardado acumulamos y más sufrimiento nos genera a lo largo del tiempo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies