Constelaciones Familiares

Duele el perder a un ser querido. El dolor generado por la pérdida toma una tonalidad distinta y evoluciona de forma diferente en el tiempo, según las circunstancias únicas de cada doliente. Todos vivenciamos varios procesos de duelo. Si éstos se complican o se paran, las Constelaciones Familiares pueden ayudar a desatascarlos, a completarlos y a abrirse a la esperanza y a la vida. Nuestros seres queridos lo son porque mantenemos un apego, un vínculo y una relación emocional con ellos. Puede ser de amor, de seguridad, de anhelo, de rechazo y/o de odio. Su pérdida supone una ruptura, un vacío, un dolor.

Cada familia tiene una historia, unos hechos que sucedieron y que hicieron que se creara un sistema de creencias, de leyes, de obligaciones implícitas. Todo ello se reproduce en forma de contratos familiares. De esta forma, intuimos que no ser leales a ellos supondrá no ser queridos y, posiblemente, ser expulsados del clan. Ahora bien, ¿qué sentido tiene esa lealtad si nos mantiene atados a un guión ajeno y nos impide ser felices?

¿Cuántas veces he tratado de alcanzar un sueño, lograr un objetivo o hacer algo, y no lo he conseguido? Es posible que con una cierta distancia temporal y emocional, descubra que muchos de mis “fracasos” se debieron a mi personal manera de actuar. Pero en aquellos precisos momentos, no me di cuenta de que me estaba auto saboteando. Pocas personas saben que lo padecen. ¿Qué me autosabotea? ¿Qué hacer? Cómo hacer?

Solemos hacer lo mismo que con una hipoteca. Resolvemos el presente a costa de hipotecarnos parte o todo nuestro futuro. Nos libramos de la hipoteca cuando devolvemos todo el capital y todos los intereses. Nos libramos de la emoción de ira, miedo, etc., que nos complica la vida cuando logramos soltar su energía de nuestro inconsciente. Las Constelaciones Familiares constituyen una metodología muy eficaz para proceder a este tipo de liberación. Estos hechos importantes y dolorosos nos pueden suceder e impactar en vida.

La depresión está cada vez más presente en nuestra sociedad. En base a sus datos, la Organización Mundial de la Salud, la ha denominado "la mayor epidemia del siglo XXI". Muchos podemos caer o ya hemos caído en las garras de la depresión. El tiempo no cura. Avergonzarnos y esconderla nos esclaviza; sufrirla nos corroe. Hay mejores opciones. Las Constelaciones Familiares es una de ellas.

Aprende a dibujar tu árbol genealógico. Elegimos nuestra familia antes de nacer; no pertenecemos a ella por casualidad. Sabiendo esto, sería extraño no desarrollar la curiosidad sobre quiénes son nuestros ancestros. De ahí que armar el árbol familiar se convierta en una verdadera aventura de descubrimiento y de autodescubrimiento.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies