Actualidad

Cada estudio morfopsicológico es absolutamente único y esto hace, por supuesto, que este artículo sea solo una pequeña muestra de lo poderoso que puede resultar para cada persona. Poderoso y extenso porque, como en este caso, más allá del fin primero de la orientación vocacional y de permitirnos conectar con lo innato y potenciarlo, se trata de un informe para la vida, para mejorar, para sentirnos bien, para apoyarnos en nuestras fortalezas e incluso para sacar provecho de nuestras debilidades.

Los All Blacks se han convertido en el mejor equipo de rugby del mundo. Y permitiéndome una analogía con el mundo de los negocios, planteo una inquietud...¿Cuántos de esos valores se promueven en la empresa y puntualmente en los equipos de trabajo? Más aún, ¿con qué resultados se conforman los empresarios, producto de no fomentar un clima laboral más favorable en el que todos se sientan comprometidos y responsables? Una jornada de Haka puede ser la respuesta y puede marcar una diferencia sustancial en el clima y, por ende, en los resultados.

Como bien nos señala Ana Isabel Delgado Cánovas, creadora de H2O Organizaciones y Personas, muchas veces cuando los directivos deciden tomar acción para promover el bienestar laboral, consideran el plano físico, mental y emocional de las personas, pero suelen omitir la dimensión espiritual. Sin embargo, ella misma suscribe que sólo es cuestión de explicar la importancia, el impacto y la diferencia sustancial que supone incluir el trabajo espiritual en un programa de humanización empresarial. 

Es posible que muchas veces, como pequeños comerciantes o autónomos, lleguemos a pensar que no podemos aspirar a crecer más, que ya hemos llegado al techo de clientes o que un negocio como el nuestro se ha expandido ya todo lo que podía expandirse. También es posible que consideremos que un paso más -si es un paso en falso- podría tirar por la borda el esfuerzo de mucho tiempo y entonces, ¿para qué arriesgar? No obstante, Robert Kiyosaki, el gurú mundial de los negocios, señala en este sentido:“Cuando llegas a los límites de lo que conoces, es momento de cometer algunos errores”.

¿Por dónde empezamos? ¿De qué manera facilitamos a las personas y a los equipos los espacios adecuados para que emerjan todos esos valores? Para dar respuesta a todo esto, el equipo de profesionales multidisciplinares de Music Training Lab ha diseñado una metodología disruptiva, innovadora y de alto impacto para aplicar en programas y talleres de bienestar corporativo; WE ARE ONE: Un ritmo, un equipo, es uno de ellos. ¿Cómo lo hacen? Aplicando transversalmente la música y el espíritu lúdico en el coaching, el Mindfulness, y la PNL. Veamos un poco más...¿Por qué con música?

Las empresas tocan la vida de muchas personas. Sin embargo, y hablando concretamente de los trabajadores, ¿se han preguntado alguna vez cuántos de ellos se han sentido identificados verdaderamente como parte del proyecto? ¿Les han dado motivos para que se sientan orgullosos “embajadores” de la marca? Y hablando de la comunidad dentro de la que la empresa desempeña su actividad, ¿se han preguntado cómo los ven? ¿Se ha preguntado qué tipo de impacto generan en el entorno?