QUIERO MÁS INFORMACIÓN

Finanzas Personales.

5 pasos para hacer realidad tus proyectos.

Al igual que nuestras relaciones, ideologías políticas, credo y/o profesión, el dinero también es el reflejo del vínculo que tenemos con él. Sin embargo, aunque hablamos con libertad de casi todos los temas, incluso de los conflictos, los cuestionamientos, las fortunas o las frustraciones, poco nos referimos a los temas relacionados con el dinero.

Curioso o no, incluso si nos referimos a nuestras finanzas personales, no lo hacemos directamente. Por ejemplo, podemos escuchar como alguien más se lamenta de haber tenido que cambiar un destino vacacional porque se le iba del presupuesto o porque ha tenido que hacer frente a un imprevisto. Sin embargo, incluso con estas palabras y con más de un oyente, es probable que muchos pregunten sobre su nuevo destino, las excursiones u alojamientos y nunca, nunca, le pregunten si realmente tenía hecho un presupuesto; si no tenía un fondo creado para imprevistos, o si ese imprevisto era realmente imprevisible. En fin.

Ahora bien, ¿por qué siempre nos vamos por las ramas o desviamos el tema? Veamos. Ciertamente, hablar de dinero sigue siendo tabú y casi siempre es incómodo. Aun así, está presente todo el tiempo en nuestra vida y en nuestra mente y hacemos muchísimas transacciones mentales a lo largo del día y en distintos plazos, independientemente de que se hagan efectivas o no.

Lo que tenemos que entender es que el dinero no es un objetivo ni un fin. Es una consecuencia, es energía y tiene que ver, como decíamos al comienzo, con el vínculo que tenemos con él.

No podemos culpar al azar o a la casualidad de nuestra situación económica ya que como cualquier otra área de la vida, también está regida por nuestros pensamientos, creencias y emociones. Todas ellas, como hemos visto en un artículo anterior, aprendidas en el ámbito familiar y recibidas del inconsciente familiar.

Todo esto forma parte de la educación financiera. En sí, se trata de un conjunto de habilidades y conocimientos que nos facilitan tomar buenas decisiones sobre nuestros recursos económicos. Ahora bien, aunque esto suene estrictamente a definición, nuestra especialista Montse Baró y como ya nos tiene acostumbrados, nos lo baja a tierra, nos permite acceder a una metodología práctica sobre el ahorro que funciona en casos opuestos y diversos, y que es simple para quienes se plantean seriamente construir su tranquilidad y libertad financiera

Veamos brevemente un par de supuestos que ella misma ha compartido conmigo. Digo supuestos porque aunque se parecen a casos reales, la confidencialidad es lo primero.

1.- Joven de unos 40 años, soltero, propietario de su vivienda, profesional y con un ingreso mensual de unos €4.000. Sí, lo sé, ahora mismo te has sonreído –al igual que me ha pasado a mi-, preguntándote qué problema puede tener para llegar a fin de mes. Pues curiosamente, esta persona tiene un ingreso suculento, incluso puede generar más, pero tiene gastos por unos €3500 al mes en regalos para su padre y eso lo hace sentir querido. ¿Recuerdas que un par de párrafos atrás nos referíamos a la familia y al inconsciente familiar? Pues bien, aquí tenemos un buen ejemplo para entender que tener dinero no nos da, necesariamente, tranquilidad financiera.

2.- El segundo caso involucra a una joven de unos 30 años, soltera, vive con son sus padres, trabaja como freelance, obtiene un ingreso mensual promedio de €450 y gasta €70. Sí, es verdad, suena minimalista. No se arriesga y se siente cómoda con su estilo de vida. ¿Sus padres? Lejos de cuestionarla o de promover su independencia, favorecen ese estado de aparente confort. De esta forma, la joven ha desarrollado un profundo miedo al dinero, y aunque en su discurso manifiesta que le gustaría tener más independencia en todos los sentidos, en realidad no se siente suficiente para conseguirla.

Como vemos, para entender el comportamiento económico de cada uno es necesario contemplar todas las características personales, familiares, sociales y culturales. Aun así, lo verdaderamente interesante es que el Taller sobre Finanzas Personales, nos acerca a la Teoría del Ahorro de una forma práctica y nos ayuda a desdemonizar la relación con el dinero. Por ejemplo, en el primer supuesto que hemos comentado, el joven podría generar más; no obstante, si lo hace sin resolver esa especie de compensación o herida emocional, el destino de ese dinero adicional sería el mismo. En el segundo, el trabajo tendrá que ver más con la autoestima y la falta de ambición o deseo.

El dinero es una de las principales causas de estrés y angustia. Es cierto que no da la felicidad, pero si nos acercamos a algunas prácticas financieras, nos puede dar tranquilidad y libertad para cumplir sueños, objetivos a corto, mediano y largo plazo.

Esa es la finalidad primera de la Teoría del Ahorro. Se trata de una herramienta que nos facilita el grounding (realidad) y el foco para concretar nuestros proyectos y para generar más tranquilidad y satisfacción con nosotros mismos, independientemente de cual sea nuestra situación económica.

Adelantamos que necesitaremos de la ayuda de la matemática básica para determinar cuánto nos “sobra” por mes, luego de todos los gastos. Es el 10% de ese excedente el que será distribuido en partes iguales en las 5 huchas que nombramos a continuación:

  • Para cumplir mis sueños. Objetivo libertad financiera.
  • Para inversiones a L/P. Objetivo entre 1 y 5 años.
  • Para viajes, formaciones, etc. Objetivo entre 6 meses y 1 año.
  • Para mis caprichos. Objetivo entre 1 y 3 meses.
  • Para solidaridad. Dar y recibir.

Podría entrar más en detalle de las resistencias y/o creencias que se disparan en cada Taller de Finanzas Personales en la etapa concreta de las huchas, pero esto nunca es igual y cada evento supone una caja de sorpresas y revelaciones diferentes. No obstante, he aproximado bastante el tema para que cada uno entienda que la teoría del ahorro es un proceso personal, una tarea de transformación interna que nos facilita visibilizar muchos aspectos que bloquean nuestra conexión con la abundancia.

QUIERO MÁS INFORMACIÓN