QUIERO MÁS INFORMACIÓN

Máster en Psicoterapia
Somática en Biosíntesis.

El cuerpo tiene un lenguaje propio; es lo que nos pone en el mundo; es el lugar donde habitan las emociones, el placer y el displacer; es una fuente de sabiduría; es la base de la identidad del yo, y un puente hacia la profundidad de la persona.

¿Qué es la Psicoterapia Corporal y cómo surge?

La psicoterapia corporal surge como respuesta a la necesidad que ha surgido en esta transición tan grande que ha tenido el mundo de la ciencia, las ciencias humanas y la medicina, en la cual y sobre todo en el último siglo, se empezaron a dar cuenta que todas aquellas teorías que afirmaban que la razón, el cuerpo y las emociones no podían funcionar en armonía estaban equivocadas. Hoy ha quedado demostrado que sí pueden hacerlo y que todas están conectadas entre sí.

Uno de los grandes precursores de esta psicoterapia ha sido Wilhelm Reich, un médico psicoanalista que en el ejercicio de su trabajo fue ampliando su mirada a la participación del cuerpo en el espacio psicoterapéutico. El postulado central de Reich, sobre el cual se asienta la psicoterapia corporal, es la noción de identidad funcional del cuerpo y la mente. Es decir, incluye al cuerpo -también- como forma de desarrollo y crecimiento.

De la Psicoterapia Corporal a la Psicoterapia Somática en Biosíntesis.

Como todas las escuelas en la vida, incluyendo las relacionadas específicamente a la psicoterapia, hay un momento de aprendizaje y desarrollo. Por ello, tomando como base la psicoterapia de Reich, el psicoterapeuta inglés David Boadella desarrolló un método psicoterapéutico somático: la Biosíntesis. Biosíntesis significa integración de vida y señala la importancia de integrar en todo el trabajo terapéutico en todas las dimensiones del Sercorporal-emocional, psicosocial y esencial-espiritual.

La visión que la biosíntesis tiene del ser humano es holística. La mente no es tratada por separado del cuerpo y el tratamiento de uno implica el cuidado del otro. De esta forma, tanto los síntomas, como las herramientas para tratarlos implican el tratamiento total del ser humano.

A nivel corporal, la biosíntesis trabaja en la integración de los patrones de respiración, del tono muscular y de la expresión de los sentimientos a través de los principales canales de contacto. Al incluir el cuerpo como traductor de la historia y expresión de la persona, es posible alcanzar niveles más profundos de conocimiento sobre su experiencia, que aquellos que pueden obtenerse con el enfoque puramente verbal. Lo que se busca es comprender a la persona como unidad psicosomática, desde su proceso formativo hasta las estructuras corporales: de la historia de la vida intrauterina a la morfología dinámica del cuerpo.

La Biosíntesis incluye una serie de bases y principios que la distinguen de otras corrientes:
  • Trabaja desde los recursos de las personas; de su lado saludable, de su energía, de su disponibilidad y no desde el lado patológico o fracturado.
  • Cree profundamente en la capacidad del ser humano de autorregulación y transformación. Efectivamente, cuando las personas ampliamos nuestros recursos internos, cuando alineamos y conectamos pensamiento, sentimiento, acción, recuperamos el contacto con nuestra esencia, con los demás, con el mundo y despertamos nuestras capacidades mentales, emocionales y espirituales más elevadas.
  • La triple presencia que por un lado significa estar conectado con uno y darse cuenta de todo lo que nos ocurre en el cuerpo, en la mente, en las emociones. También significa darnos cuenta de todo lo que le ocurre al otro y de cómo nos afecta todo ello y el entorno. Ahora bien, esto sucede cuando tenemos en cuenta todas las dimensiones: espiritual, energética, orgánica, el lenguaje del cuerpo, etc. 
¿Dónde y a quiénes es posible aplicar la Biosíntesis?

La biosíntesis tiene un espectro muy grande de aplicación porque trabaja con individuos. Es decir, se puede hacer biosíntesis en procesos de uno a uno, en familias, en equipos de trabajo, en empresas, en escuelas, en clínicas y, por supuesto, en todos los procesos de psicoterapia. Podrá adaptarse el lenguaje al trabajar en un entorno u otro, sin embargo, la dinámica de autorregulación, la forma de acercar y separar, de comunicar y la forma de expandir la consciencia puede enseñársele a cualquier persona.

Justamente por el hecho de trabajar con individuos y en una cantidad innumerable de ámbitos, las herramientas también son diversas. Es decir, si entendemos que cada uno de nosotros es dueño de características únicas y particulares, entenderemos que la puerta de entrada para cada uno también lo es. De hecho, lo que efectivamente puede ser obvio o bueno para uno, puede no serlo para alguien más. Esta es una de las razones por las que se entiende que un buen terapeuta es aquel que cuenta con una gran disponibilidad de recursos y de posibilidades capaces de abrir el contacto con los sentidos, con la consciencia, con la memoria o con el arte. ¿Algunas de ellas? La visualización, la meditación, la respiración -fundamental para trabajar la curvas de las emociones-, la alimentación, la música, el movimiento, etc.

Hablemos del Máster en Psicoterapia Somática en Biosíntesis. (1)

María del Mar Cegarra, pionera y visionaria en el área de salud integral del ser humano, cuenta con muchos años de experiencia en la conducción del las personas hacia la realización de su pleno potencial y bienestar. Fue con esta misión en mente que fundó el Centro de Psicoterapia Somática en Biosíntesis, cuya formación es reconocida internacionalmente. Reconocida, porque es parte de una comunidad global de Centros en Biosíntesis que se dedican a desarrollar y construir métodos y pedagogías que facilitan el formación integrada, científica y actual y porque todo ello está basado en el cuerpo teórico de las filosofías occidental y oriental, la medicina natural, la neurociencia, la física cuántica, la epigenética, y la psiconeuroimunología.

Por todo lo dicho, a lo largo del Máster de Psicoterapia Somática en Biosíntesis los alumnos desarrollan los recursos y la experiencia esenciales para acompañar a todo el ser humano en el reencuentro consigo mismo, a través de la integración del cuerpo, la mente, la emoción y el espíritu. Así se desvela el camino hacia el sentido de la vida, la realización personal y la felicidad en general. Con estas consignas, la biosíntesis tiene una amplia base para complementar otras técnicas vinculadas con la salud, relaciones interpersonales en general y el crecimiento personal en particular.

No obstante, también constituye una experiencia enriquecedora que promueve el desarrollo personal, emocional y relacional, por lo que también puede ser útil a quien pretenda aumentar el autoconocimiento y reflexionar acerca de sí mismo, de sus emociones, relaciones y sentido de la vida.


(1) El Máster en Psicoterapia Somática en Biosíntesis es la única formación en el área de la Psicoterapia reconocida por la European Association for Psychotherapy (EAP) en España y Portugal. La Asociación Europea de Psicoterapia (EAP) concede el “Certificado Europeo de Psicoterapia” (ECP), como parte de su iniciativa para ejercer un control de calidad de la Psicoterapia en Europa, reconociendo al CPSB como una (EAPTI) European Accredited Psychotherapy Training Institute, el único instituto reconocido en toda la Península Ibérica. El CPSB está acreditado por (DGERT) Dirección General de Empleo y Trabajo de Portugal.

Está afiliado al IFB, International Foundation for Biosynthesis, con sede en Suiza, que, a su vez, está afiliada a la European Association for Psychotherapy (EAP). También miembro del World Council for Psychotherapy (WCP). La Formación en Biosíntesis está reconocida por la Swiss Charter for Psychotherapy (SCP) y también por la Asociación Suiza de Psicoterapeutas SPV/ASP, entre otras.


QUIERO MÁS INFORMACIÓN