QUIERO MÁS INFORMACIÓN

Haka Team Building.

Dale a tus equipos la potencia de los All Blacks.

Podríamos haber empezado el artículo con palabras, pero coincidirán conmigo en que lo que transmite el video es casi indescriptible. Aún así, y tratando de adjetivar las sensaciones sin pecar de escasez o de opulencia, podríamos concluir en que lo que transmiten los quince jugadores de los All Blacks con esta danza ciertamente intimidatoria es fuerza, unión, orgullo, pasión e identidad colectiva. Probablemente, todo lo que hace casi invencible a un equipo.

Y no es casualidad que hayan elegido la Haka(*) para expresarse como equipo ante el adversario. Efectivamente, se trata de una danza tradicional Maorí utilizada históricamente como desafío a rivales en la guerra, aunque también se utiliza como signo de hospitalidad. En cualquier caso,  como hemos visto en el video, consiste en una danza llena de carácter y actitud que incluye percusión corporal, canto y que se realiza al unísono por todos los miembros del equipo.

Es a partir de todo esto que podemos suponer que, gracias a la combinación de su excelencia deportiva y al poder de unidad e identidad que han sabido sentir y transmitir, los All Blacks se han convertido en el mejor equipo de rugby del mundo. Y permitiéndome una analogía con el mundo de los negocios, planteo una inquietud..

¿Cuántos de esos valores se promueven en la empresa y puntualmente en los equipos de trabajo?

Más aún, ¿con qué resultados se conforman los empresarios, producto de no fomentar un clima laboral más favorable en el que todos se sientan comprometidos y responsables? Una jornada de Haka puede ser la respuesta y puede marcar una diferencia sustancial en el clima y, por ende, en los resultados.

Ahora bien, ¿hace falta medir 1,90 y tener un peso corporal importante para poder hacer un Haka sin quedar en ridículo? Por supuesto que no. No escribiríamos este artículo si esa fuera la condición y tampoco los profesionales de Kaizen hubieran diseñado esta actividad de Haka Team Building pensando en el mundo de la empresa. Lo que sí está claro es que en principio no se trata de una propuesta más, justamente porque las dinámicas y el sentido de la misma están inspirados en los valores que transmite esta danza Maorí y que se consiguen, sobre todo, a través de un intenso trabajo corporal y emocional.

Un trabajo que según nos señala Luis Alberto López, uno de los creadores de esta actividad, va de lo general a lo particular. Es decir, no se puede partir de la base que a todos les costará lo mismo “romper el hielo” al representar la Haka. Hay personas más tímidas, más introvertidas y más pudorosas que incluso cuesta imaginarlas en esta situación. Sin embargo, cuando la actividad es masiva y nadie se siente expuesto directamente, salir de la zona de confort es más fácil. Y entonces la magia sucede, se contagia, se expande y se retroalimenta. Sólo son necesarios unos minutos para ver como todos se liberan de la presión, sueltan sus anclas y se animan a jugar.

Este estado de animosidad general supone un nuevo comienzo. Un nuevo principio dentro de la misma actividad en el cual las personas se sienten más empoderadas y, desde allí, mucho más abiertas a crear, a comunicar, a colaborar, a cooperar y a superar retos.

De hecho, lo que sigue es dividir al gran grupo en pequeños equipos y, sin que se pierda ese espíritu lúdico, se propone una competición entre ellos que consiste en construir y hacer propia una Haka. Y no, no voy a revelar más. Sólo mencionar que todo esto, por supuesto, se lleva a cabo bajo la observación profesional que está centrada mucho más en el desarrollo que en los resultados.

Y de esta lectura profesional surgen aspectos reveladores sobre la participación de los miembros, sobre los roles que desempeñan y sobre sus aportaciones al equipo. Esto es interesante porque muchas veces en la empresa las personas desempeñan roles que dejan de lado sus capacidades naturales y esto también las llena de frustración. De todas formas, hablaremos de esto en un próximo artículo.

Haka Team Building. Tres horas para empoderar al equipo.

Estos valores que hemos ido viendo a lo largo del artículo son invaluables en un equipo de trabajo y se traducen en fuerza porque unen, porque los hace sentir parte de y porque experimentan cómo su aportación es importante para alcanzar los resultados. En la empresa, y sobre todo en nuestros puestos de trabajo, muchas veces olvidamos estas cuestiones y nos vemos separados del resto y faltos de compromiso con los proyectos, producto de una mala comunicación, de la individualidad o de la falta de una visión compartida. Los directivos quieren respuestas pero, a menudo, no se hacen las preguntas adecuadas para llegar a ellas.

La filosofía de esta jornada es que todos ganan. Además, comprueban por ellos mismos que si aúnan sus esfuerzos el trabajo resulta más fácil y los resultados se multiplican. Y esta filosofía, una vez vueltos a sus roles habituales, viaja con ellos. Por eso el mensaje es tan potente. A propósito de esto, Wade Boggs, el ex beisbolista americano de las grandes ligas, decía que “una actitud positiva provoca una reacción en cadena de pensamientos, eventos y resultados. Es un catalizador y desata resultados extraordinarios”. La verdad, y sobre todo después de lo visto, no es difícil darle crédito a estas palabras.

Esta actividad, entre otras cosas, permitirá que las personas y los equipos:
  • Crear nuevas sinergias.
  • Desarrollar su sentido de la pertenencia.
  • Fortalecer la identidad del equipo.
  • Mejorar el clima y el rendimiento laboral.
  • Construir una nueva confianza.
  • Favorecer la comunicación, la cooperación y la colaboración en los proceso de trabajo.

Para la empresa los beneficios también son múltiples. Además de facilitar el clima laboral positivo y mejorar cualitativa y cuantitativamente los resultados, la imagen de marca se ve fortalecida. Esto sucede cuando los trabajadores valoran positivamente las acciones que promueven valores profundos que ayudan a su bienestar laboral.

¿Empezamos? ¡Ka mate! ¡Ka mate! ¡Kora!

(*) Los All Blacks han sido recientemente galardonados con el Premio Princesa de Asturias de los Deportes 2017, y son los actuales campeones del mundo.

QUIERO MÁS INFORMACIÓN
36aae887b0785940dc9ce92724df7bf6 - Dale a tus equipos la potencia de los All Blacks.
Síguenos 😉
36aae887b0785940dc9ce92724df7bf6 - Dale a tus equipos la potencia de los All Blacks.
Síguenos 😉

Los últimos artículos de Kaizen Team Bulding