QUIERO MÁS INFORMACIÓN

Ecopsicología.

Formación oficial en Ecopsicología de la International Ecopsychology Society: IES Training.

“Desde la Ecopsicología diseñamos modelos para hacer frente a los aspectos espirituales y psicológicos de la transición hacia una vida sostenible. Es un enfoque comprometido con las futuras generaciones y respetuoso de la sabiduría de la naturaleza, a la que podemos acceder por observación directa y rescatando los saberes ancestrales de los pueblos originarios que durante miles de años vivieron en un estado de equilibrio y armonía con los ciclos naturales.” Así nos lo describen Marian Ríos y Claudio Pereira Salazar, ambos formadores de IES Training.

Sin embargo, antes de profundizar en el concepto Ecopsicología, pongamos un poco de perspectiva a esta actualidad que nos toca. Efectivamente, las cosas no marchan bien en el mundo: conflictos bélicos basados en dogmas obsoletos, ambiciones de poder, explotación irracional de los recursos naturales, extinción de especies animales y plantas, deterioro medioambiental, calentamiento global, desigualdad en la distribución de los recursos, discriminación y exclusión de minorías sociales, crisis en educación, salud, alimentos y un largo etcétera que escuchamos y vivimos todos los días y todo el tiempo.

Un largo etcétera que parece un plan macabro de los sectores de concentración de poder, como políticos, economistas, empresarios y líderes mundiales que hacen la “vista gorda” sobre la dimensión los daños directos y colaterales de sus decisiones.

Ahora bien, ¿cómo hemos llegado a estos niveles de omnipotencia? ¿Acaso es ignorancia? ¿Negación? ¿Negligencia? ¿Poder? ¿Tal vez un poco de todo?

Entre otras tantas cosas, por ejemplo, ¿cómo es posible que hayamos llegado a regar plantaciones con agrotóxicos cuando cerca de ellas hay familias enteras viviendo y sabiendo lo perjudiciales -incluso mortales- consecuencias que conlleva? Si, lo sé, seguramente, mientras leemos, otras tantas preguntas similares podrían surgir…

Paradójicamente, todos somos producto de la evolución (cuesta utilizar este término en este contexto) y tanto nuestro cerebro racional como la civilización nos han hecho sentir que estamos separados de la naturaleza, que somos más grandes y más potentes que toda ella. Y en ese sentir, la dañamos sin importar, sin medir y sin ser conscientes de que ese daño que estamos provocando actúa como un boomerang; vuelve a nosotros -simplemente- porque somos esa misma naturaleza.

Todo fue creado en perfecto equilibrio, pero hemos interferido en ese ecosistema sin descanso, explotando los recursos sin medida y sin consciencia.

No obstante, es en este mismo mundo y a pesar de todo lo que hemos venido diciendo, que ocurren señales para creer que no todo está perdido; sobre todo si reparamos en la cantidad de personas que parecen haber despertado de su letargo para empezar a asomarse por los márgenes de esa misma concentración de poder. Me refiero a la nueva cultura de movilización global que se expresa por todo el planeta reivindicando la justicia social, el derecho a la verdad, al respeto, al amor, a la sostenibilidad y a una calidad de vida digna para toda la humanidad.

De esta forma, mientras transcurre la vida frenética de quienes continúan inmersos en una sociedad de consumo en crisis, marcada por la soledad y el aislamiento; transcurre también la vida de quienes necesitan recuperar el sentido y la sanación; de quienes han tomado consciencia de cuánto daño le hemos hecho a la tierra; de quienes luchan por reivindicar valores alineados con el compromiso de la vida, con la naturaleza y con la espiritualidad.

Esta instancia clave de toma de consciencia y de respeto por la sabiduría de la naturaleza de la que también hablaban nuestros referentes al comienzo es la Ecopsicología.

Robert Greenway, uno de los precursores del término, señala: “La Ecopsicología es búsqueda del lenguaje que describe la relación entre el ser humano y la naturaleza. Es una herramienta para entender mejor esa relación, para diagnosticar lo que no está bien y para sugerir el camino para sanar”.

También por eso, el alcance y el impacto de la Ecopsicología es enorme. Esta toma de consciencia no tiene fronteras ni ámbitos de aplicación específicos, cerrados o acotados. Por el contrario, la mirada y la actuación ecopsicológica deberían ser transversales en nuestra vida, cualquiera sea el ámbito en el que nos movamos; incluso en el núcleo más pequeño como la familia. Al final, el objetivo primero de la Ecopsicología es reflejar un cambio paradigmático hacia un ser humano sintiéndose parte de la naturaleza y como tal es capaz de expresarse a sí mismo desde los patrones naturales y orgánicos que lo conforman.

Imaginemos por un momento que toda esta toma de consciencia ocurre hoy, crece, se expande y, finalmente (por fin), nos trasciende. ¿No sería maravilloso que las generaciones venideras estén en el lugar que estén y ejerzan el rol que ejerzan prioricen cuidar, amar y respetar la naturaleza? O como decíamos en un artículo anterior, ¿no sería maravilloso devolverle a la tierra más de lo que tomamos de ella?

Contribuyendo en esa transición hacia un paradigma ecosistémico y una cultura regenerativa, nuestros profesionales nos proponen la formación oficial en Ecopsicología de la *International Ecopsychology Society: IES Training.

El objetivo es que cualquier profesional -psicólogos, coaches, educadores, facilitadores o especialistas en cualquier otra materia-, puedan introducir la mirada de la Ecopsicología de una forma práctica en sus ambientes laborales, educativos, comunitarios y/o personales. 

Las metodologías de Facilitación en Ecopsicología consisten en conjunto de herramientas que facilitan la conciencia de ser naturaleza y generan conocimiento sobre la relación profunda entre la conciencia humana y la red de la vida. Por ello trabajan con el ser humano contemporáneo, pero rescatando las raíces profundas de la sabiduría ancestral y desarrollando intervenciones psicológicas desde un enfoque transpersonal integral y ecosistémico.

La certificación del IES Training apunta a la formación de Ecotuners. Es decir, de facilitadores de la sintonización de la naturaleza humana con la naturaleza exterior. Y para facilitar ese despertar de la consciencia, a lo largo de toda la experiencia formativa, se conocen y se viven -en su máximo sentido literal- una cantidad de técnicas y metodologías que pueden aplicarse en cualquier ámbito. No obstante, hablaremos de este rol en un próximo artículo.

*International Ecopsychology Society (IES) es una organización que nace en Neuchatel, Suiza en el año 2005 y actualmente la conforman doce países. Su objetivo es satisfacer las necesidades de conocimiento, formación y unión de un creciente grupo interdisciplinario de educadores, coaches y facilitadores interesados en el campo de la Ecopsicología. En Chile la IES esta representada por el Dr. Claudio Pereira Salazar, que junto al equipo de la Escuela de Koru Transformación imparten la formación oficial de la IES en Chile en alianza con las siguientes Instituciones: Universidad de Antofagasta; Ecoescuela El Manzano; Centro de Investigación y Educación Ambiental Parque Katalapi y  Gaia U Latina.

QUIERO MÁS INFORMACIÓN