QUIERO MÁS INFORMACIÓN

Certificación mundial
en coaching de plenitud.

En el imaginario colectivo, el término “plenitud” suele estar asociado a fragmentos de la vida. Quiero decir, solemos utilizarlo para señalar el auge en ciertos aspectos; por ejemplo, decimos que alguien está en la plenitud de su carrera profesional, de su vida sexual, etc. En algunos (muchos) casos, también definimos que alguien está en la plenitud de la vida, asociando el término a un mero y estricto aspecto cronológico.

No obstante, la plenitud es un término mucho más profundo. De hecho, que una persona esté viviendo su plenitud profesional, no lo convierte en una persona plena y/o feliz; puede que otros aspectos de su vida se hayan desmoronado por centrar su atención únicamente en su carrera, o puede que a pesar del éxito conseguido, esa profesión no está conectada con su verdadera vocación. ¿Acaso hay alguien que se sienta pleno haciendo algo que no disfruta?

La plenitud es algo más grande, mucho más grande. Ángel López, nuestro especialista en coaching de plenitud, la define como:

“La plenitud es elegir libremente un grado de bienestar, integración y armonía, que implica darnos cuenta de nuestra llamada interior, de nuestro propósito de vida; es descubrirnos en nuestro Ser-Hacer-Tener y en nuestro poder personal”.

Y se me ocurre, porque surge de las palabras de Ángel, que el Ser-Hacer-Tener y Poder, no está puesto en ese orden por una cuestión arbitraria, sino más bien por la coherencia que supone alcanzar una vida plena. 

En cierta forma, si observamos a nuestro alrededor, nos daremos cuenta que la mayoría de las personas viven al revés de esa secuencia. Quiero decir, “Hacen” para “Tener” porque entienden que eso define lo que “Son” y les da cierto “Poder”. Parece un bucle, pero tristemente, no lo es. La mayoría de nosotros busca la plenitud y la felicidad en cosas externas, fuera de uno mismo; sin embargo, el camino es inverso. Ambas se logran únicamente desde dentro hacia fuera, conectando nuestra esencia con nuestros propósitos. Si no hay conexión, será el ego el que siga “acumulando” cosas para lograr esa especie de plenitud o felicidad efímera que enseguida quiere algo más y mucho mejor.

De esta búsqueda y de esa necesidad de conexión y alineación, saben mucho los profesionales que trabajan en y por el desarrollo y crecimiento personal (psicoterapeutas, coaches, mentores, asesores, etc.). No obstante, muchos de ellos y en diversas ocasiones, suelen quedarse sin herramientas potentes para poder guiar a sus clientes en ese camino del autodescubrimiento y en esa búsqueda de la plenitud. Para todos ellos, y para todos los que quieran iniciar esta noble profesión de coaching, Ángel López y Mónico Carvajal, han diseñado esta certificación en coaching de plenitud a nivel mundial, que supone en sí misma, una doble certificación.

¿Qué significa esto? Veamos. Además de la certificación en coaching, también nos convertiremos en facilitadores de técnicas de alto impacto. Es decir, independientemente de los módulos en los que se estructura la formación y que abordan todas las dimensiones de las personas (biológica, emocional, social, psicológica, cognitiva y verbal), la idea de este programa es combinar, mezclar e integrar los conocimientos con la comprobación; con la vivencia intensa en primera persona y a través de actividades de alto impacto.

Por todo ello, se trata de un Programa Formativo Vivencial, Intensivo de Inmersión Profunda. Como decíamos anteriormente, cuando la vivencia se mezcla con la teoría, todo cobra especial sentido; todo deja de ser definición, creencia o supuesto para convertirse en algo tangible, en algo real.

La formación contempla un entorno único para que todo lo aprendido fluya, con la enorme consigna de “respirar” coaching, vivencia y aprendizaje día tras día y durante diez días.

Días en los que además de enseñarnos a prepararnos física, mental, consciente e inconscientemente para transitar las técnicas de alto impacto y para entender que lo imposible está en la mente de cada uno, también nos enseñan a enseñar. Como dice Ángel, uno de los creadores de esta experiencia, “nos permite vivir la magia y también aprender el truco”.

Ahora bien, ¿por qué esta combinación resulta tan poderosa? Si nos ponemos a pensar, la mayoría de nosotros solemos ser bastante escépticos frente a este tipo de actividades tan impactantes. Incluyéndome en esa mayoría sin dudarlo, mientras Ángel me las mencionaba: firewalking, glasswalking, arrowbreaking y otras, no podía dejar de imaginarme dónde estaba la “trampa” para hacer que sucedan sin el riesgo obvio que cada una de ellas supone.

De alguna manera, cuando accedemos a un conocimiento, a una teoría, a una definición podemos cuestionarla o aceptarla sin más. Ahora bien, cuando tenemos la posibilidad de comprobarla en la propia piel, es imposible no capitalizar ese aprendizaje. En cierta forma, porque estaremos “rompiendo” con los límites de nuestra mente; estaremos confiando en lo más profundo de nosotros, en nuestras capacidades y fortalezas. Estaremos venciendo el miedo; ese miedo que a saber frente a cuántas cosas nos ha paralizado.

Y todo ese autodescubrimiento, se vuelve un invaluable poder personal. Cuando nos animamos a mirarnos y a conectar con nuestra esencia, entonces nos animamos a diseñar metas que nos acerquen a nuestro verdadero propósito. Empezamos a transitar esa coherencia de la que hablábamos al comienzo del artículo: Ser-Hacer-Tener y empezamos a disfrutar de la plenitud; del poder personal.

Certificación de coaching de plenitud. Entrenando al maestro.

Como hemos venido diciendo, el objetivo de esta formación es generar espacios de confianza donde las personas se atrevan a romper con sus limitaciones, a descubrirse y a mostrar lo mejor de sí mismos. Además, en ese concepto de “entrenar al maestro”, también nos enseñan a generar esos espacios y esas experiencias con nuestros clientes o futuros clientes.

Ahora bien, aquí no hay instructivos universales, estáticos e inapelables. Toda la formación, contempla lo mejor de disciplinas como el Análisis Transaccional, Gestalt, Constelaciones Familiares y Organizativas y PNL, entre otras; pero en sí misma, en su esencia, es una experiencia diseñada para que cada persona aprenda a aprehender. Para que haga suyo el conocimiento y sea capaz de aplicarlo oportuna y efectivamente en su vida personal y profesional.

QUIERO MÁS INFORMACIÓN

Ángel López Certificación de coaching de plenitud. Entrenando al maestro. coaching
Síguenos 🙂
Ángel López Certificación de coaching de plenitud. Entrenando al maestro. coaching
Síguenos 🙂

Los últimos artículos de Ángel López (ver todo)