QUIERO MÁS INFORMACIÓN

Comunicación efectiva
con PNL.

Richard Bandler, uno de los cofundadores de la Programación Neurolingüística (PNL), afirma: “Tus creencias no están hechas de realidades, sino más bien, es tu realidad la que está hecha de tus creencias”.

Efectivamente, cada uno de nosotros ve la realidad de acuerdo a sus creencias. Esto significa que nadie puede asegurar que observa la realidad de forma objetiva. Todos -sin excepción-, aplicamos interpretaciones subjetivas de lo que ocurre y por ende, filtramos los hechos y las circunstancias de maneras distintas.

Por ejemplo, si en este instante hubiera un enfrentamiento entre dos personas frente a una decena de testigos, todos ellos tendrían diferentes versiones de lo ocurrido. No obstante, ninguno es dueño de la verdad y ninguno está equivocado. Veamos. En el ejemplo, el territorio (la realidad) es el enfrentamiento; el mapa mental son nuestras interpretaciones sobre el hecho. Interpretaciones que, por definición, son parciales, subjetivas e incompletas. Por ese mismo motivo, esa decena de testigos podrían concluir en algo muy distinto, e incluso, radicalmente opuesto.

Esa interpretación es producto de nuestros filtros perceptuales, experiencias y creencias.

Vale decir, entonces, que nunca podremos percibir la realidad tal como es, pues no tenemos un botón desde el que podamos “resetearnos” como si fuéramos máquinas y deshacernos de todo lo aprendido -que tampoco es la idea-. Sin embargo, es desde esa postura, que juzgamos y criticamos a los demás ya que “no entienden”, “no se dan cuenta”, “no les importa”, “no se preocupan”; sin ton tomar conciencia de que todas estas frases están basadas en juicios que elaboramos acerca de la conducta de los demás, en base a nuestro mapa y sin darnos cuenta de que el otro actúa en base a su mapa.

“Somos lo que pensamos”.

Son nuestros pensamientos: la percepción, la imaginación, los patrones de creencias, los que determinan nuestras emociones, nuestras actitudes y nuestra forma de comunicación. Nuestra experiencia del mundo está creada por la información que vamos almacenando consciente o inconscientemente, por nuestro bagaje de vivencias y a través de nuestros cinco sentidos. Se trata de “programas” que nos vamos auto-instalando a lo largo de la vida y a los que se refiere la PNL.

Después de todo lo expuesto, es posible entender por qué la comunicación entre dos o más personas puede ser tan compleja. Por qué a veces nos cuesta expresarnos con claridad; nos es tan difícil el entendimiento; nos quedamos en blanco ante determinadas situaciones, o nos cuesta lograr coherencia entre nuestro lenguaje verbal y no verbal. Y en ese último punto hago un paréntesis concreto porque se sabe que las palabras por sí solas representan el 7% de la comunicación, el 38% tiene que ver con el tono de voz y velocidad y el 55% con el lenguaje corporal.

Esto, sin más, significa que todo en nosotros debe estar en coherencia para conseguir una comunicación efectiva. ¿Acaso confiarías en el mensaje de un vendedor que mientras te dice que podrás contar con él para cualquier inconveniente no hace contacto visual contigo y en vez de ello espía su teléfono móvil?

Para lograr toda esa coherencia y mejorar nuestra calidad de comunicación, la PNL se convierte en una de las herramientas más efectivas.

Robert Dilts, otro de sus creadores define a la misma como: “Un modelo acerca de cómo trabaja nuestra mente, cómo en esto afecta el lenguaje y como usar este conocimiento para programarnos a nosotros mismos en el sentido de lograr que nuestra vida y las cosas que hacemos nos resulten fáciles y al mismo tiempo eficientes”

Siguiendo esta línea de pensamiento, los profesionales de Status Vital han creado este Workshop Comunicación Efectiva con PNL”. Ciertamente, nos ayuda a comprender nuestros procesos mentales, a hacer consciente lo inconsciente y a buscar formas y alternativas saludables para mejorar y/o cambiar todo aquello que ha dejado de ser funcional en nosotros y en todos nuestros entornos relacionales.

Todo ello con una metodología sencilla, práctica y vivencial que nos permitirá multiplicar nuestra perspectiva y nuestra óptica sobre la vida.

Este Workshop nos permitirá, entre otras cosas:
  • Mejorar las relaciones interpersonales. Entender nuestra percepción personal y la de los demás.
  • Lograr diálogos internos más asertivos. Favorecer los pensamientos positivos.
  • Desarrollar la empatía y la escucha activa.
  • Aprender la importancia del lenguaje no verbal en la comunicación.
  • Modificar la estructura del propio comportamiento y eliminar conductas disfuncionales.

Está dirigido a todos quienes quieran mejorar su capacidad de comunicación y todos sus recursos personales en el ámbito personal, relacional y profesional.

QUIERO MÁS INFORMACIÓN